Consideraciones Vasculares En El Glaucoma: Perspectiva Actual

Portada
Kugler Publications, 2012 - 128 páginas
Prefacio

El glaucoma de ángulo abierto (GAA) es una de las principales causas de daño visual a nivel mundial. La patogénesis de la neuropatía óptica glaucomatosa sigue sin comprenderse del todo bien, y se ha propuesto la coexistencia de varios mecanismos patogénicos. A medida que la población mundial envejece, el GAA tendrá una mayor prevalencia y los avances en el diagnóstico y el tratamiento de la neuropatía óptica glaucomatosa serán de suma importancia para proteger y mejorar la calidad de vida de nuestra población en proceso de envejecimiento.

El tratamiento del GAA ha estado enfocado a reducir la presión intraocular (PIO), la única estrategia terapéutica disponible actualmente para pacientes con glaucoma. Mientras que una amplia variedad de estudios han demostrado que reducir la PIO disminuye el riesgo de desarrollo y/o progresión del glaucoma, muchos estudios también han demostrado que algunos pacientes continúan perdiendo la vista a pesar de una reducción significativa de la PIO.

Han habido varios intentos de dilucidar la etiología del deterioro de la neuropatía óptica glaucomatosa a pesar de niveles bajos de PIO. En las últimas décadas, los déficits en la circulación ocular de pacientes con GAA han sido bien establecidos y podrían explicar la progresión continua de pacientes con GAA a pesar de tener una PIO reducida.

El propósito de la presente publicación es proporcionar una perspectiva actualizada del flujo ocular sanguíneo y la desregulación vascular en el GAA. La importancia del tema fue demostrada por el foco de la sexta Reunión de Consenso de la Asociación Mundial de Glaucoma en 2009, que se concentró completamente en los déficits de flujo sanguíneo de los pacientes con GAA. A pesar de que se ha establecido una gran cantidad de conocimiento acerca de los factores de riesgo del glaucoma, aún quedan preguntas por responder. ¿Preceden los déficits de flujo sanguíneo a la progresión del glaucoma? ¿De qué forma entra a tallar la presión de perfusión ocular en el paradigma de PIO y flujo sanguíneo? ¿Qué conclusiones pueden extraerse de la evidencia reciente que demuestra la fluctuación de los factores de riesgo para el GAA, incluyendo PIO, presión sanguínea y presión de perfusión ocular?

Esperamos que este prospecto actualizado sirva como cimiento para investigaciones futuras diseñadas para responder esta y otras consideraciones importantes en el manejo del glaucoma.

Alon Harris, MS, PhD, FARVO
Director de Investigación Clínica
Profesor de Oftalmología Lois Letzter
Profesor de Fisiología Celular e Integrativa

 

 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Contenido

ACERCA DE LOS AUTORES
9
1 ANTECEDENTES LA EMERGENCIA DE LATEORÍA DE LA DESREGULACIÓN VASCULAR
12
2 MEDICIÓN CLÍNICA DEL FLUJO SANGUÍNEOOCULAR
15
3 AUTORREGULACIÓN
32
4 FACTORES DE RIESGO VASCULAR
44
5 LAS VARIACIONES DIURNAS DE LA PRESIÓNINTRAOCULAR LA PRESIÓN SANGUÍNEA Y LAPRESIÓN DE PERFUSIÓN
88
6 LA RELACIÓN ENTRE EL FLUJO SANGUÍNEO YLA ESTRUCTURA
98
7 EL FLUJO SANGUÍNEO OCULAR Y LA FUNCIÓNVISUAL
108
8 LA PRESIÓN DEL LÍQUIDO CEFALORRAQUÍDEO YEL GLAUCOMA
115
9 LOS FÁRMACOS TÓPICOS Y EL FLUJO SANGUÍNEOOCULAR
119
Derechos de autor

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Información bibliográfica