Fiestas galantes

Portada
Editorial Renacimiento, 2007 - 247 páginas
2 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
Paul Verlaine (Metz, 1844-París, 1896), el "padre y maestro mágico, liróforo celeste" invocado por Rubén Darío con toda admiración y un algo de sorna, fue y sigue siendo el poeta más representativo del simbolismo francés. Hijo de un oficial de la Armada y de una joven de familia terrateniente, estudió en París y empezó a escribir versos, como casi todos los poetas, desde muy joven. Su primer libro, Poemas saturnianos, nos lo muestra bajo la influencia bifronte de Baudelaire, el primero de los modernos, y la de los ya un tanto ajados poetas de El Parnaso. A Verlaine se le recuerda hoy casi más por su tormentosa vida (su relación con Rimbaud, incluyendo un disparo en plena calle y dos años de cárcel, sus crisis religiosas y sus crisis alcohólicas, sus días de negra miseria y su dorado nombramiento casi final, dos años antes de su muerte, de "Príncipe de los poetas") que por los poemas que escribió, pero fue poeta, un magnífico poeta, de amplia influencia sobre los poetas que le siguieron y buena parte de su obra es aún mucho más que historia y arqueología y puede seguir leyéndose con gusto. En España fue el determinante de la gran aportación traída por Darío a la poesía castellana y en los años veinte llegaron a publicarse una docena de sus principales obras traducidas por buenos poetas del momento como Mauricio Bacarisse, Enrique Díez-Canedo, Emilio Carrere, Guillermo de Torre y Eliodoro Puche. Fiestas galantes (1869) es el segundo, y uno de los mejores, de sus libros, que rescatamos en la casi desconocida versión del gran Manuel Machado, otro de los grandes admiradores de Verlaine. Incluye una presentación de Miguel d'Ors especialista en la vida y la obra poética de Manuel Machado.
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

un libro verdaderamente hermoso, vale la pena perderse en sus paginas

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

p 38 Paul Verlaine. Pero esto no me obliga a enfadarme contra usted. Lo que es bello y bueno, lo es porque y a pesar de todo. Esta es una fórmula que no ... Vamos, poetas que somos; amémonos los unos a los otros. Esta máxima no es más

Páginas seleccionadas

Contenido

Presentación de Miguel dOrs ୨ Prólogo de Enrique Gómez Carrillo
25
Prefacio de Fraçois Coppée
47
Claro de luna
53
Pantomima
54
De paseo
55
Los ingenuos
56
Las conchas
57
Citeres
Belleza de las mujeres
Derechos de autor

Términos y frases comunes

Información bibliográfica