Imágenes de páginas
PDF
EPUB

pañoles que visitaron la América; y hacer la conveniente distincion entre el producto de la exportacion y el quinto pagado a la corona; entre los pesos, como moneda imaginaria usada al principio de la conquista, y los pesos peruleros de ocho reales. Si hubiésemos omitido estas investigaciones que no se habian hecho hasta aqui, hubiéramos corrido el riesgo de aumentar la masa de plata que se ha introducido en Europa desde el año de 1492, en mas de 57 millones de marcos, que equivalen á mas de quinientos millones de pesos fuertes.

IV. El reino de la Nueva-Granada produce, un año con otro, 18,300 marcos de oro. Los estados siguientes muestran lo que se ha acuñado, desde 1° de enero de 1789 hasta 31 diciembre de 1795, en la casa de moneda de Santa Fe, y desde 1788 á 1794, en la de Popayan.

1.'Oro acuñado en Santa Fe de Bogotá.

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

Año comun 8,593 (marcos de oro), ó 1,165,980 pesos. *

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small]

Año comun, 6,830 (marcos de oro), ó 928,934 pesos.

* «La Casa de Moneda de Bogotá dió en el bienio de 1806 y 1807 : « mas de 3,999,000 pesos fueries ». Semanario del Nuevo Reino de Gra

nada, tom. 11, pág. 216.

[ocr errors]

Desde 1782 hasta 1789, la cantidad de oro que se · acuñaba en Santa Fe, un año con otro, era menos de

7000 marcos. El mas abundante de esos años fue el de 1787; cuyo producto llegó á g81,655 pesos ó 7218 marcos * : en 1778, se acuñaron por valor de 693,438 pesos. En Popayán la cantidad de oro acuñado no habia pasado ordinariamente, en los años de 1770 á 1983, por cima de 5800 marcos; en 1778, la fabricacion de oro no era sino de 792,838 pesos; pero en 1787, ya habia subido á g81,655. El valor de las barras de oro exportadas anualmente por el puerto de Cartagena se valua en tres ó cuatrocientos mil pesos. Cuando yo estuve en Santa Fe de Bogotá el año de 1801, se estimaba el producto total de las minas de oro del reino de la Nueva-Granada en 2,500,000 pesos, á saber : 2,100,000 pesos el producto de las dos casas de moneda de Santa Fe y Popayán , y 400,000 pesos la exportacion en barras y en objetos de platería.

Todo el oro que da la Nueva-Granada es el producto de los lavaderos establecidos en terrenos de trasporte. Se conocen algunas vetas de oro en las montañas de Guamoco y de Antioquía * ; pero está casi abandonado su laborío. Las mayores riquezas en oro de lavadero se encuentran al O. de la Cordillera central **, en las provincias de Antioquia y del Choco, en el valle del rio Cauca , y en las costas del mar del sur, en el partido de Barbacoas. Dividiendo los terrenos auriferos en tres regiones, se debe contar sacados del Choco mas de 10,oo marcos de oro , ó mas. de la mitad del producto total del vireinato de Santa Fe; 460o de la provincia de Barbacoas y la parte meridional del valle de Cauca (entre Cali y Popayán); y 3400 de la provincia de Antioquía y las montañas de Guamoco y de Simiti ***. , Por esta valuacion se ve que los terrenos de trasporte que encierran mas oro en pepitas y granos diseminados entre fragmentos de diorita, se extienden desde la Cordillera occidental hasta cerca de las ori- . llas del grande océano. · Es tambien muy notable que no se halla absolutamente platina en el valle de Cauca ****, ó al E. del ra

* Relacion del gobierno del Excelentisimo Señor don José de Ezpeleta, virey del nuevo reino de Granada, para entregar el mando al Señor don Pedro de Mendinueta , electo virey. Esta relacion manuscrita que tengo en mi poder, contiene noticias estadísticas, las mas detalladas y exactas : está escrita por un hombre de un talento muy distinguido, don Ignacio Tejada, natural de Santa Fe, y secretario del vireina to.

[ocr errors]

* Minerales de Buritica, de Valle de Osos, del Cerro de Morrogacho, de Musingo , de Quiuna, etc.

** Véanse mis Vues des Cordillères, lam. v; Relation Historique, tom. III,

*** Haciendo entrar en cuenta la extracción por contrabando, el producto de los lavaderos de oro de Antioquía, es indudable- » mente mucho mas considerable. El señor Restrepo, le valuaba en' 180g, hasta unos 550,000 castellanos ( valor de 1,200,000 pesos ). . Semanario, tom. II, pág. 67.

**** En este momento que se imprimen estas páginas (mes de

mal occidental de los Andes, y si solo en el Cocho y en Barbacoas, al O. de las montañas de arenisca que se elevan en la orilla occidental del Cauca. Estas montañas cuya altura es poco considerable, separan los lavaderos de oro de Novita, en el Cocho, de los de Quilichao y de Jelima , situados á 15 leguas N. de la ciudad de Popayán; y sin embargo jamas se ha encontrado un grano de platina en estos últimos lavaderos, que yo he examinado con atencion en mi viage á Quito. En el Choco, se encuentran algunas veces, con el oro y la platina, algunos jacintos y titanio. Esta composicion recuerda la formacion de las arenas de Expailly, en Velay. Cerca del Pueblo de Lloró, se ha abierto, hace algunos años, un tiro en terreno aurífero para

julio del año 1826) M. Boussingault , cuyos viajes han enriquecido ya la física, la química y la geografía “astronómica con tantas observaciones importantes dirige á la Academia de Ciencias de Paris una memoria sobre el criadero primitivo de la platina de Colombia. Este sabio ha descubierto granos redondos de platina en los pacos auríferos de las vetas de Santa Rosa, y de los Osos, 10 leguas al norueste de Medellin, á los 6°37' de latitud, y á 2775 metros de altura. Estas vetas atraviesan un terreno de sienita y de grunstein (diorita ). El criadero de la platina está al este del Rio Cauca, en el nudo de las montañas de Antioquía, y los terrenos de trasporte (auríferos y platiníferos) del Choco y de Barbacoas, no se deben probablemente sino á la destrucción de una formacion de sienita y de grunstein. Véase la carta de M. Boussingault á M. de Humboldt en los Annales de Chimnie et de Physique, tom. xxxii, p. 204. En la misma hoya del Rio Cauca, y en los lavaderos de Quilichao he visto yo mismo las arenas auríferas cubiertas de fragmentos angulosos de diorita. Véase mi Essai géographique sur le Gisement des Roches ; y Relation historique, t. IH.

« AnteriorContinuar »