Imágenes de páginas
PDF

que separa las fuentes del rio Atrato, de las del rio de San Juan; entre los mas abundantes citaremos los

estudios. Este viagero me ha informado, que el pequeño canal entre el rio de San Juan y la quebrada de la Raspadura, que se podia atravesar con lanchillas en tiempos de grandes lluvias, y cuya primera noticia tuve por un documento de oficio muy curioso (Relacion del estado del^JSuevo^ Reino de Granada que hace el Arzopispo de Córdova á su sucesor el Em0 Fray don Francisco Gil y Lemos, 1789.), se ha cegado mucho tiempo hace con los derrumbaderos de tierras; que del Arrastradero de San Pablo no queda mas que una pequeña zanja, por donde ha hecho pasar un eclesiástico atravesando el istmo de San Pablo, los pescados de la Quebrada de la Raspadura, y del rio Quibdo, que desagua en el Atrato, al rio de San Juan. Don Ignacio Cavero, que ha redactado como secretario general del vireinato, la Relacion estadística del Arzobispo-Virey, y á quien yo he conocido, en el año 1801, en Cartagena de Indias, siendo administrador general de aduanas, da una descripcion muy menuda en este informe, de los arroyuelos (Quiadocita, Platinitay Quiado) que el referido eclesiástico había hecho entrar en el canal: él los distingue de los arroyos (Aguas claras, Caño de las Animas, Caño del Caliche) con los que se podria aumentar la masa de agua, para hacer pasar de un mar al otro, á mas de las pequeñas canoas, grandes piraguas y lanchas. Me ha parecido conveniente anotar aqui lo que hace relacion con el estado de las cosas, en 1789. Un comerciante que se ocupa eficazmente en las mejoras de su pais, Don Jose Ignacio Pombo, en sus Noticias sobre las Quinas oficinales (p. 63), publicadas en 1814, insiste sobre la facilidad con que se podria trazar un canal navegable de 2000 toesas de largo en un corto espacio de tierra llana, entre el rio Quibdo y el rio San Juan, para abrir relaciones de comercio entre el Perú y Cartagena de Indias. La existencia de una zanja antigua por donde ha pasado el pescado de la Quebrada de la Raspadura al rio de San Juan, prueba suficientemente que este istmo del Choco no presenta otro obstáculo á la canalizacion sino el istmo de Javita, que yo mismo he atravesado cuando fui del Tuamini, que desagiA, en $\ lavaderos de Santa Lucía y del Tadó, que pertenecen á doña Petronila Castro y dan ^ de platina y j de oro; los lavaderos de Santa Rosa (de don José Antonio Zaa), de Viroviro, de Condoto, y deTajuato (que pertenecen á don José María Mosquera ), de Santa Bárbara, de Iró, etc. El precio de este metal en grano, en aquellos mismos paragesyies de cuatro á cinco pesos, al paso que en Paris es comunmente de 26 á 3o pesos; y en el dia de hoy (año 1826) de 48 pesos. Es absolutamente falso que se haya encontrado jamas platina cerca de Cartagena, ó de Santa Fe de Bogota, en la isla de Puertorico, en la de la Barbada y en el Perú *, por mas que se hayan indicado estos sitios,

Atabapo y en el Orenoco, al Pimichin de donde van sus aguas al Rio Negro y al de las Amazonas. Yo dudo, sin embargo, que el canalito del Choco, tal como existia en tiempo del Arzobispo-Virey, en 1789, haya sido nunca útil al comercio interior, y yo he padecido equivocacion sin duda alguna, cuando por las noticias que me habian dado en Cartagena de Indias y en Popayan dije que cantidades considerables de cacao han atravesado la Raspadura. (Relation historique, tom. ni.)

* Haüy,Mwéralogie, tom. m, p, 3yo. En una memoria inserta en los Anales de ciencias naturales, publicada par el abate Cavanilles, se lee que se encuentra platina en el Choco, en Barbados (Barbacoas) y en Cartagena, puerto de mar distante i3o leguas delos lavaderos de oro del Tadó. No obstante hace mas de 18 años que M. Berthollet dio noticia muy exacta de los parages que dan la platina. (Annales de Chimie, julio 1791.) Yo trage á Europa una pepita de platina de una magnitud extraordinaria : pesa 1088-Agranos, y su peso específico es, segun M. Tralles, 18,947. {Karsten, Miner. Tabellen, 1808, p. 96.) Se ha encontrado despues, en los lavadnos de Condoto , una pepita de platina de 2 pulgadas 4 -5- líneas en obras sumamente estimables y conocidas: acaso el análisis química nos acreditará con el tiempo que hay platina en algunos minerales de plata de Méjico como en el fahlerz, cobre gris, de Guadalcanal en España.

[ Desde que se publicó por primera vez el Ensayo político, se ha dtescubierto la platina en el Brasil y en el Oural, en la Siberia. En el primero de estos paises, la destruccion de capas de cuarzo cloritoso, y de brechas ferruginosas, es la que parece haber dado lugar á formarse un terreno de lavaderos, en donde se encuentra á un mismo tiempo el oro, la platina, el paladio, y los diamantes en Correjo das Lagens; la platina y los diamantes solos en Rio Abaete; el oro *, y los diamantes solos en Tejuco. El Oural presenta en sus terrenos platiníferos, granos de iridium y de osmium; y se encuentran, lo mismo que en .el Brasil, granos de paladium mezclados con granos de platina.]

La plata que dan las vetas de Méjico, se saca de muy varios minerales, que en la calidad de su composicion son análogos á los que presentan los criaderos del Harz, y de la Hungríá. El viagero no debe esperar que va á encontrar en la escuela de minas de Méjico una coleccion completa de estos minerales.

de diámetro, y del peso de' 1 libra 9 onzas, peso ingles. Esta pepita, la mas grande que se conoce, se conserva en el museo de Madrid.

* Véase mi Essai géognoslique sur le Gisement des Roches, 1823;

1n. 4

Como todos los laboríos estan en manos de los particulares, y el gobierno mejicano no tiene sino un débil influjo en la administracion delas minas, no ha estado al arbitrio de los profesores el reunir todo cuanto dice relacion con la estructura de las vetas, de los mantos y de los cúmulos de minerales. Asi en Méjico como en Madrid, se ve^n ei» las colecciones públicas los minerales mas raros de la Siberia y de la Escocia, al mismo tiempo que se busca en vano lo que podría ilustrar la geografía mineralogica del pais. Debe esperarse que el gabinete de la escuela de minas se irá enriqueciendo al paso que se vayan enviando los discípulos de tan bello establecimiento á las provincias mas lejanas de la capital, y que estos hagan conocer á los propietarios de las minas cuanto les interesa el facilitar los medios de instruccion. Sin el conocimiento individual dejos sitios, y sin un estudio profundo de los minerales que componen la masa de las vetas ó el contenido de los cúmulos y mantos , cuantas mudanzas se propongan para perfeccionar la amalgamacion, se quedarán en proyectos quiméricos.

En el Perú la mayor parte de la plata que se extrae del seno de la tierra, se halla en los pacos, minerales de una vista terreosa, que á peticion mia ha analizado M. Rlaproth *, y consisten en una composicion íntima de partículas casi imperceptibles de plata "nativa

* Klaproth, Beitrage zur chemischen Kenntniss der Miiieral-Korper,

tí. A, s. 4.

[ocr errors]

con el óxido pardo de hierro. Por el contrario en Méjico, la mayor cantidad de plata que se pone anualmente en circulacion, viene de aquellos mismos minerales que el minero sajon designa con el nombre de dürre-erze ó minerales secos *, especialmente de la plata sulfúrea ó vidriosa (glaserz), del cobre gris arsenicado (faíler^) y antimoniado (grau ó schwarzgiltigerz,) de la plata córnea {hornerz) de la plata agria prismática (sprodglaserz) y del rosicler (rothgiltigerz.) Entre estos minerales no nombramos la plata nativa, porque no se halla con bastante abundancia para poderla contar como parte muy digna de atencion en el producto total de las minas de Nueva-España.

La plata sulfúrea y la plata agria prismática son muy comunes en las vetas de Guanajuato y de Zacatecas , asi como en la veta vizcaina de Real del Monte. La plata extraida de los minerales de Zacatecas presenta la singularidad de no contener oro. El fahlerz ó cobre gris mas rico es el de Sierra de Pinos y de las minas de Ramos. En estas últimas está acompañado del glaserz ó plata sulfúrea, de pirita hepática (hunt kupfererz) de blenda parda (zinc sulfúreo) y de cobre vidrioso ó kupferglas, que no se beneficia sino para extraer la plata sin hacer caso del cobre. El grau

* Véase la obra muy instructiva de M. Daubuisson, que tiene por título : Descripcion de las Minas de Freiberg. En el curso de este capítulo he seguido para los objetos relativos al arte del laborío y al modo de presentarse los minerales, la mineralogía de MM. Brochant, Daubuisson y Brongniart.

[graphic]
« AnteriorContinuar »