Imágenes de páginas
PDF

la he encontrado por a de la Grulla á los 19a 16'2 4"; por Fomalhaut, á los 19o 16' i3". He procurado en cuanto me ha sido posible observar constantemente unas mismas estrellas del hemisferio austral para disminuir el error que resultaría de la incertidumbre de su declinación.

La posición del Nevado de Toluca, la latitud de Patzcuaro, ciudad situada á la orilla del lago de este

. nombre, las de Salamanca, de San Juan del Rio, y de Tisayuca, se fundan en observaciones menos exactas. Hay circunstancias en que el método de Douvres solo da resultados aproximativos; pero en un pais que presenta tan pocas posiciones fijas, muchas teces es preciso contentarse con resultados menos ciertos. Me parece que puedo asegurar que las longitudes de Que

• retaro, de Salamanca, y de San Juan del Rio merecen bastante confianza; y yo las encuentro, por el trasporte del tiempo, á 102o 3o'3o"; io3° i6'o"; 102o 12' 15": las latitudes de estas tres ciudades parece que estan á los 2o°36'39"; 2°°4°'> y 20o 27'.

En el valle de Méjico existen muchos puntos muy importantes cuya posición ha determinado Velazquez, geómetra mejicano muy distinguido. Este hombre infatigable ejecutó en 1 yj3 una nivelación á la que unió un trabajo trigonométrico, con el objeto de probar qué las aguas del lago de Tezcuco podian conducirse al canal de Huehuetoca. El señor de Oteiza, cuyos manuscritos poseo, ha calculado en "los mismos sitios los triángulos de Velazquez. Oltmanns acaba de repetir estos cálculos; y sujeta las posiciones de las señales á la latitud y á la longitud que yo adopto para el convento de San Agustin en la capital de Méjico. Estos últimos resultados que ha obtenido el señor Oltmanns son los que contiene mi resumen de posiciones geográficas. No queda ninguna duda acerca de las distancias oblicuas; pero la falta de observaciones de azimuts hace un poco incierta la reduccion á las perpendiculares ó las diferencias en latitud y en longitud. Volveremos á hablar sobre este punto en la análisis del mapa de las cercanías de Méjico.

Diez y siete posiciones establecidas por Ferrer en las cercanías de Veracruz dependen de la longitud de este puerto. Habiendo yo supuesto esta longitud io°45'mas occidental que lo que indica el astrónomo español, me ha parecido que debia reducir al meridiano de Paris las longitudes que Ferrer ha publicado , añadiendo 8o 47' 15"; porque este observador habia calculado sus distancias lunares con arreglo al Conocimiento de los tiempos, en una época en que se creia que Cadiz estaba 8' 36'3o" al occidente de Paris. Por este mismo principio he cambiado tambien las longitudes absolutas de Jalapa, del Cofre de Perote y del pico de Orizaba, de las cuales hemos hablado mas arriba. Ferrer coloca, por ejemplo, este último pico á los 9o°48'23" de longitud al ueste de Cadiz, siendo asi que segun este mismo meridiano, fija Veracruz á los 89o 41' 45".

pintigua y Nueva California, Provincias internas.

La parte norueste de Nueva-España, las costas de la California y las que los Ingleses llaman de la NuevaAlbion, ofrecen muchos puntos determinados con exactitud por las operaciones geodésicas y astronómicas de Cuadra, de Galiano y deVancouver. Pocos mapas de Europa estan tan bien levantados como los de la América occidental desde el cabo Mendocino hasta el estrecho de la reina Carlota.

Cortés, despues de haber hecho hacer dos viages de descubierta en i532 y 1533, por Diego Hurtado de Mendoza, Diego Becerra y Hernando de Grijalva,reconoció él mismo, en 1533, las costas de la California y el golfo que desde esta época ha conservado el nombre de Mar de Cortés *. En 1542, el intrépido Juan Rodriguez Cabrillo se extendió al norte hasta los 44° de latitud; Juan Gaetan descubrió las islas de Sandwick, y en i582, Francisco Gali descubrió la costa norueste de la América á los 57 o 3o' de latitud. De estos datos resulta que mucho tiempo antes que Cook hiciese conocer la parte del grande Océano, en la que pereció víctima de su zelo, los navegantes españoles habian visitado estas mismas regiones. Su nombre no ha adquirido la celebridad que debiera, porque una política mezquina se ha opuesto á .ello, y la

* Gomara , Historia, cap. nt.

nación española no ha podido gozar de toda la gloria que le habian preparado sus valientes navegantes del siglo xvi. Las causas de estos misterios que oscurecen los primeros descubrimientos de los Castellanos, han sido ya discutidas en la introducción histórica del F~iage de Marchand, y en la que acompaña el compendio de las expediciones españolas emprendidas para el descubrimiento del estrecho de Fuca.

El pasage de Venus en 1769 motivó el viage. de los señores Chappe, Doz y Velazquez; tres astrónomos de los cuales el primero era Francés,el segundo Español, y el tercero Mejicano, y lo que es mas, enseñado por un Indio muy inteligente del lugar de Jaltocan. Este viage se ha hecho importante respecto á las longitudes, porque antes de la llegada de los astrónomos á la California, las latitudes del c^o de San Lucas y de la misión de Santa Rosa habian ya sido terminadas con bastante exactitud por don Miguel Costanzo, que es hoy dia brigadier y gefe del cuerpo de ingenieros. Este oficial respetable, que se ha dedicado con el mayor zelo á la geografía de su pais, encontró, por medio de gnómones y de ociantes ingleses perfectamente construidos, San José á los a3° 1'o", y el cabo de San Lucas, á los 2.1° 48' 10". Hasta entonces se había creído, como lo demuestra el mapa de Alzate, San José á los 21" o de latitud.

El pormenor de las observaciones del abate Chappe, publicadas por Cassini,no inspira una entera confianza. Provisto de un cuadrante de tres pies de radio, Chappe encontró la latitud de San José, por Arcturus, á los a3° [\ t"; y por Antares, á los 23° 3'12". El término medio de todas las observaciones de estrellas difiere del resultado sacado de los pasages del sol por el meridiano, en 3l". Entre las observaciones solares , hay algunas cuyos extremos distan entre sí i' 19". Sin embargo Cassini las llama, muy exactas y muy conformes entre si*. Yo cito estos ejemplos no para desacreditar unos astrónomos que por otros muchos títulos merecen nuestra estimación, sino para probar qute hubiera sido mas útil al abate Chappe un sextante de cinco pulgadas de radio, que no su cuadrante de tres pies de radio, difícil de establecer y de verificar. Don Vicente Doz coloca San José á los 23° 5' 15" de latitud. J^a longitud de este lugar, célebre en los anales dqtfki astronomía ha sido deducida de pasage de Venus y de algunos eclipses de satélites de Júpiter, observados por Chappe, y comparados con las tablas de Wargentin. Cassini la consideró término medio, 7^28'Io'Í ó ii2°2'3o"; el padre Hell, f ^' Bj". La longitud que resulta de las observaciones de Chappe es 3° 12'mas oriental que la que Alzate adoptó en su mapa el año 1768**. Velazquez, el astrónomo mejicano, se habia hecho construir un pequeño observatorio en el lugar de Santa Ana, en donde él ob

* Viage á la California, pág. 106.

** Nuevo mapa de la América setentrional, dedicado á la Academia real de ciencias de Paris, pordon José Antonio de Alzate y Bamirez, 1768.

« AnteriorContinuar »