Imágenes de páginas
PDF

Los consumos relativos de la isla de Cuba, de la Gran-Bretaña , de la*Francia y de los Estados-Unidos, están en el dia en la proporción siguiente:

i3,6. 5,4- 1. Suponiendo el consumo de los Reinos-Unidos (la GranBretaña con la Irlanda) de i52 f millones de kilogramos, lo cual es menos cierto, hallaremos, para una población de 2i,3oo,ooo de habitantes que gozan de un bien estar muy desigual, 7 j kilogramos por individuo.

El consumo de azúcar en los estados prusianos, cuya población era, en 1825, de i2,255,8oo, ha sido en el mismo año, según los registros de las aduanas, de 32,8ir,roo libras prusianas ó 15,4a 1,200 kilogramos de azúcar y io,562,3oo libras prusianas ó 6,964,300 kilogramos de melote, lo que aun no da en un pais en que el pueblo goza de mas comodidades que en la Europa esclavona, sino 1 7 kilogramo de azúcar y 4 kilogramo de melote por individuo.

Comparación del cultivo de la caña de azúcar, de remolacha y de trigo en las tintillas y en Europa.

Concluiré estás investigaciones comparando las producciones del azúcar de caña, del de remolacha y de trigo bajo los trópicos y en la región media de la Eu- , ropa. En la Isla de Cuba, la hectárea * de i33o kilogramos de azúcar refinado, cuyo valor es, en el mismo

* Dos fanegas y media de tierja, ó yugada y inedia de Castilla.

[graphic]

parage de su producción ■, de 870 pesetas, contando la caja de azúcar (ó sea 184 kilogramos) á ií\ pesos fuertes. Entre la Habana y Matanzas, se considera muy subido el precio de las tierras, cuando una caballería que tiene 13 hectáreas, cuesta de 2 5oo á 3ooo pesos, aunque solo sale á 200 pesos poco mas ó menos cada hectárea. Nadie ignora, que en las cercanías de Paris, el precio de las tierras es de a5oo á 3ooo pesetas. Cada hectárea de terreno medianamente fértil, da 5oo kilogramos de azúcar terciado de remolacha, y su valor es 45o pesetas; pero se asegura que en terrenos muy fértiles, como por ejemplo en la Beoda y en la Bria la hectárea produce mas de 1200 kilogramos. Suponiendo en Francia una cosecha óctupla, una hectárea de terreno produce 1600 kilogramos de trigo, y su valor es 288 pesetas, contandode 16 á 20 pesetas cada 100 kilogramos. Lavoisier graduaba el kilogramo de trigo á 4 sueldos, ó poco mas de veinte y seis maravedís, lo que también hace veinte pesetas los cien kilogramos;por consiguiente una hectárea da, con diferencia de-j, el mismo peso en las Antillas, en azúcar de caña, que en trigo bajóla zona templada. Los granos amyláceos de una cereal, producidos por una hectárea, no pesan sino 270 kilogramos mas qüe el azúcar cristalizado sacado de los nudos de caña bajo los trópicos. Un individuo adulto consume, en la totalidad de la Francia, 1 7 á i 7 libras de pan diarias, ó 200 kilogramos de trigo por año. Para una población de 24,676,000 contaba La

[graphic]

voisier 11,667 millones de libras de trigo, centeno y cebada [Peuchet, Statistifjue de la France, p. 286), lo cual hace anualmente casi 23o kilogramos por individuo: el consumo de pan, en Paris, por persona solo es de 168 kilogramos al año.{Chabrulde J^olvic, Recherches statistiques, i8a3, p. 73). En Francia se consume 110 veces mas trigo que azúcar por individuo, y en Inglaterra apenas 23 veces. En Paris se gradúa el gasto de pan, en mas de 38 millones de pesetas; al paso que el gasto anual de azúcar, no obstante que una gran parte se reexporta para los departamentos, sube solamente ¿27 millones de pesetas I^Budget et Comptés de la ville de Parts jiour 1S2B, p. i vi).

Ya dejo explicados anteriormente los productos del cultivo de la remolacha, como se han graduado en las cercanías dé Paris, y según las manipulaciones que se practicaban hace cuatro ó cinco años. Como este cultivo sigue excitando en las Antillas la mayor curiosidad, reproduciré en este lugar los datos mas recientes expuestos por M. de Bcaujeu, en una memoria muy interesante presentada á la Academia de las ciencias, eti el mes de agosto de 1826. Este gran agricultor ha tenido á bien extender para mí el extracto de su memoria; y como los resultados que obtiene son infinitamente superiores á los de los métodos mas antiguos., los trasladaré aqui textualmente.

« Considerando por mayor el cultivo de la remolacha de azúcar , particularmente de la variedad amarilla en las partes de Francia que le serian mas convenientes, como por ejemplo, la Beocia, la Bria, parte de la Normandía, y los llanos de norte del reino, graduaré, diceM. de Beaujeu, en 3o kilogramos el producto ordinario de una hectárea, según los resultados conseguidos por mi propia experiencia. La graduación de 20 kilogramos en los paises menos fértiles, aun es demasiado excesiva. Esta misma variedad amarilla de remolacha debe dar á lo mas cinco, y á lo menos cuatro por ciento del azúcar terciado comprendido el que resulla del recocimiento del melote. Luego, contando en los terrenos fértiles de la Francia^ 3o,ooo kilogramos de raices por hectárea, se sacará de'ellas estando bien raspadas , y bien trabajadas en estación oportuna, 1200 á i5oo kilogramos de azúcar mascabado, y por refinamiento, 750 kilogramos de azúcar en pan ó de pilón; 4oo kilogramos de redoma y 3oo kilogramos de melote bueno para hacer aguardiente; lo que hace 5o por ciento de azúcar en pan ó de pilón, 3o por ciento de redoma y 20 por ciento de melote. Pueden calcularse, por un término medio, de iooo- á 1200* kilogramos de azúcar mascabado por hectárea, en el estado de perfección en que se halla actualmente el arte de la fabricación de los azúcares indígenas.

[graphic]

Las remolachas, cuyo producto por hectárea en un terreno fértil es de 3o,ooo kilogramos, deben dar, en la raspadura, 75 por ciento de jugo exprimido , y entonces se tiene de 5 j á 6 ~ por ciento de azúcar mascabado del jugo de remolacha, comprendiendo en él el que resulta de la cochura del melote, que según la perfección de la fabricación del jarabe, es muy bueno.

[graphic]

No existian en Francia, á menos que yo sepa, en 1826, mas de 5o fábricas de azúcar de remolacha, que pueden fabricar arriba de 5oo,ooo kilogramos de azúcar mascabado de diversas calidades: pero la mayor parte de estas fábricas están aun muy lejos de dar 5o por ciento en pan ó de pilón. Siempre se ha dicho que, en 1812, existian 200 fábricas que debian suministrar un millón de kilogramos de azúcfr mascabado , pero la mayor parte de ellas solo han conseguido hacer algunos jarabes y adúcar de muy malísima calidad , de la que no ha podido hacerse ningún uso. En terrenos fértiles es muy fácil conseguir una buena cosecha de remolachas cada tres años, y yo la he logrado un año sí y otro no, en tierras propias para. este cultivo. Si el consumo actual de la Francia fuera I de 56 millones de kilogramos de azúcar en bruto, solo se necesitarían 168,000 hectáreas de buenas tierras, de las cuales un tercio, ó sea 56,ooo hectáreas sembradas todos los años de remolachas, para suministrar á todo el reino el azúcar necesario. »

« AnteriorContinuar »