Imágenes de páginas
PDF

ingeniero don Manuel Mascaró, desde Méjico hasta Chihuahua y, Arispe *. Estos viageros dignos de estimación aseguran que habian hecho varias observaciones de la altura meridianadel sol. Yo por mi parte no sé de que instrumentos se sirvieron v .y es de temer que los manuscritos que han llegado á mis manos no hayan sido copiados siempre con toda Exactitud; por que habiéndome tomado el trabajo de calcular las latitudes por los rumbos y las distancias indicadas, he encontrado unos resultados que las mas veces concuerdan muy mal con las latitudes observadas; y lo mismo han notado en Madrid los señores Bauza y Antillon. Siento mucho que ninguna de las observaciones de latitud que han hecho los oficiales de ingenieros , se refiera á un lugar, cuya posición haya sido determinada por el señor Ferrer ó por mí. Es verdad que el caballero Mascaró ha observado á Queret aro, y él y yo nos diferenciamos en i o' acerca de la latitud de esta ciudad ; pero como mi resultado se

- $ * a) Derrotero del brigadier don Pedro de Rivera en la visita que

hizo de los presidios de las fronteras" de Nueva-España, en 1924. A) Itinerario del mismo autor de Zacatecas a la Nueva-Vizcaya, c) Itinerario del mismo autor desde el presidio del Paso del Norte hasta el déjanos, d) Diario de don Nicolás Lafora en su viage á las provincias internas en.1766. e) Derrotero del mismo autor de la villa de Chihuahua al presidio del Paso del Norte./) Derrotero de Méjico á Chihuahua jior el ingeniero don Manuel Mascaró en 1778.^) Derrotero del mismo autor-desde Chihuahua á Arispe, misión de Sonora. A) Derrotero del mismo autor desde Arispe á Méjico en 1784. Los originales de estos ocho manuso&itos se conservan en los archivos del vireinato de Méjico.

funda en un método análogo al de Douwes, es por sí mismo dudoso en 2'. A pesar de éstas ineertidumbres, lós materiales que yo acabo de citar no son de despreciar enteramente; al contrario sirven de mucha para lo§ que quieren visitar estas regiones y levantar un mapa de una parte del mundo que ha sido tan poco visitada por viageros instruidos. Por lo que á mí toca, me limitaré á discutir algunos puntos de los mas importantes.

Jefferson en su obra clásica sobre la Virginia ha intentado fijar la posicion del presidio de Santa Fe del Nuevo Méjico; y le cree á los 38° 1 o'de latitud; pero tomando el medio entrelas observaciones directas hechas por Lafora, y las do los PP. Velez y Escalante, se encuentra 36" 12'. Los señores Bauzá y Antillon reuniendo varias combinaciones ingeniosas, y refiriendo Santa Fe al presidio del Altar y este á las costas de la Sonora , encuentran Santa Fe de Nuevo Méjico 4° 21' al occidente de la capital de Méjico*. El mapa misino de Antillon da 5 grados de diferencia. Sin que hubiesen llegado á mi noticia los trabajos de estos sabios geógrafos españoles, he llegado por otro camino á encontrar una diferencia de longitud todavía mas considerable. He fijado la longitud de Durango por un eclipse de luna que observó el doctor Oteiza; y esta posición resulta conforme con la que habia adoptado Antillon: ahora bien, suponiendo la latitud de Duráligo á 24o 3o' y la de Cliihuahua, ca

* Análisis de la Carta , j). 44

[graphic]

pital de la Nueva Vizcaya, en donde Mascaré ha observado mucho tiempo á 28o 45', he calculado el valor de las leguas indicadas en el derrotero del brigadier Rivera. Las distancias y los rumbos me han dado por medio de una construcción gráfica, 53' de diferencia entre los meridianos de Durango y Chihuahua , de donde resulta una diferencia de longitud entre Méjico y Santa Fe de 5o 48'. Es natural que esta diferencia sea aparentemente mayor que la que consideran Bauza y Antillon; porque estos geógrafos colocan la capital de Méjico 37' de arco de exceso hacia el levante. Sin embargo, la posición que asignan á Santa Fe depende mas bien de las longitudes de San Blas y de Acapulco que de la de Méjico. Yo encuentro Santa Fe á los 107o i3' de longitud absoluta; los señores Bauza y Antillon la encuentran á los ft>7° 1!% resultado muy probable, y 5° 28' mas oriental que la longitud que indica el mapa de la Luisiana occidental publicado en Filadelfia el año 18o3. Este mismo mapa es igualmente falso de 4° en la posición del cabo Men*docino, determinada por las observaciones de Vancouver y por las de los navegantes españoles. Costa nzo habia deducido de un gran número de-combinaciones, que Santa Fe y Chihuahua estaban 4o 57', al ueste de Méjico y Arispe 90 5'. En todos los mapas anti• guos manuscritos que yo he consultado, especialmente en los que se han hecho antes que Vekzquez volviese de la California, Durango está coloeado 3o al oriente del Parral y de Chihuahua. Velazquez redujo e%ta diferencia de meridianos á 3' de arco; pero un método nuevo, fundado en los derroteros que acabo de citar, me ha dado 5o'.

Me ha servido de satisfaccion el ver que en otro punto de la geografía de Nueva España , mis combinaciones me han conducido tambien á sacar el mismo resultado que los sabios astrónomos de Madrid. Mi mapa hecho en Méjico el mismo año en que Antillon publicó su memoria analítica *, indica , como lo prueban las copias que han quedado en Méjico , 8o o' por diferencia de meridianos entre Tampico y Mazatlan (es decir lo ancho del reiuo, desde el océano atlántico hasta el mar del Sur ). Los señores Bauza y Antillon la encuentran de 8o id, mientras que la carta-de Lafora presentaba 17o45', y la de las Indias «ccidentales por Arrowsmith , 90 %'. En mi mapa refiero Tampico á la Barra de Santander, cuya longitud fue observada por Ferrer, suponiendo , conforme á los mapas del depósito hidrográfico de Madrid, Tampico 1o'al E. de la Barra. Mas adelante hablaremos de la posicion de este puerto.

La latitud de la ciudad de Zacatecas, célebre por la riqueza grande de sus minas, ha.sido determinada por el conde Santiago de la Laguna, na por un anillo astronómico ó por gnomones, sino por medio de muchos cuadrantes de tres ó cuatro pies de radio construidos en el mismo pais; y la encontró de 13o o'.

* Análisis de los fundamentos de la carta de la América setenIrioua!. '*.i \ il

Don Francisco Javier de Zarria habia deducido de muchas observaciones gnomónicas i-¿° 5' 6". Hállanse estas1 observaciones en una obra desconocida en Europa, que es la Crónica publicada por los PP. de Sari Francisco de Queretaro en Méjico. En otro tiempo se ereia Zacatecas que estaba medio grado mas al setentrion, como lo prueba un pequeño escrito sobre la latitud, publicado en Méjico por don Diego Guadalajara para el uso de los que quieren construir gnómones. El conde de la Laguna asegura haber encontrado la longitud de Zacatecas 4° 3o' al ueste de Méjico; pero este resultado probablemente es muy dudoso. Habiendo fijado la posición de Guanajuato, valiéndome del cronómetro y de observaciones lunares, he hallado por los rumbos'y las distancias indicadas en los itinerarios, a° 3i' de diferencia entre los meridianos de Zacatecas y de Méjico; el derrotero del señor Mascaré da 3" 45'. En cüanto á la longitud absoluta, el conde de la Laguna la fija de una manera no menos errónea; pues de una observación correspondiente de eclipse de lunarhecha en Bolonia, deduce que Zacatecas está á if15o' al este de aquella ciudad de Italia, lo que daria 7hi3' .59" de longitud para Zacatecas, y por consiguiente 711 3' 3t)"( en' lugar de 6h45'42") para Méjico.Quizá ha habido algún error en la copia de los guarismos, y se ha escrito 7b3o' en ver de 7h5o' por diferencia entre los meridianos.

Yo doy por supuesto que la longitud de Durango es muy cerca de los 15o° 55'. Don Juan José de Oteiza, joven geómetra de Méjico, cuyas luces me han ayuda

« AnteriorContinuar »