Imágenes de páginas
PDF

al norte de Acapulco y en el puerto de Santa Rosa cerca de Guanajuato) con la dirección de las rocas primitivas é intermediarias sobre las que están colocadas. En la Nueva-España, como en Hungría, el terreno trachítico está colocado inmediatamente sobre los pórfidos metalíferos; pero en el primero de aquellos países, los pórfidos están cubiertos, en algunos puntos (Zimapan, Jaschi y Jacala) de caliza gris-negruzca de transición; en otras partes (Villalpando), de arenisca roja; aun en otros parages (entre Masatlan y Chilpansingo, entre Amajaque y la Magdalena; entre San Francisco Ocotlan y la Puebla de los Angeles; entre Cholula y Totomechoacan), de caliza alpina. ■

Los pórfidos de* transición de Hungría", de Sajonia y de Noruega tienen una textura muy complicada; porque alternan con sienitas , granitos y dioritas; y cuando no hay alternativa, estas tres últimas rocas,y aun la micapizarra ó calizas steátitosas, se encuentran encerradas, á manera de mantos subordinados, en los pórfidos. La frecuencia de estos bancos intercalados aleja de un modo muy determinado los pórfidos de la Hungría ó de la Noruega de las rocas trachíticas, también las aleja délos pórfidos de la Nueva-España, que se parecen á ellos por su composición mineralógica (por la naturaleza de su hoja y de los cristales puestos unos sobre otros). La textura de los pórfidos mejicanos es de una gran sencillez; forman un inmenso terreno no interrumpido por bancos intercalados. Yo he visto sienitas en la pizarra primitiva de transicion de Guanajualo; las he visto, por cima de esta pizarra primitiva, alternar con dioritas; pero no he visto ni sienita, ni mica, ni diorita, ni caliza en los pórfidos- de la Mojonera, de Pachuca, de Moran y de Guanajuato. Solamente en Bolaños es donde se halla mandelstein en el pórfido. Este desarrollo uniforme y no interrumpido de los pórfidos metalíferos y no metalíferos de Ja Nueva-España es un fenómeno que llama mucho la atencion: y hace más difícil la separacion sistemática de los terrenos á rocas de pórfido y de trachka, en donde quiera que aquellos se sostienen inmediatamente. Cuando se gradua el grueso de dos terrenos reunidos, es decir, cuando se elevan algunos mantos los mas bajos de un pórfido que puede creerse de transicion, porque está cubierto con grandes formaciones calizas, análogas al zechstein (Guasintlan, en la falda occidental, y Venta del Encero, en la falda oriental de la cordillera), hasta la cima trachítica del gran volcan de la Puebla (Popocatepetl), se halla, segun mis medidas barométricas y trigonométricas, un grueso^no interrumpido por rocas intercaladas, de mas de i3,ooo pies (2 233 toesas). El grueso de solos los mantos de pórfido metalífero, contando desde Guasintlan y Puente de Istla (donde los pórfidos se ocultan bajo los mandelstein porosos de Guchilaque y del valle de Méjico) hasta la superficie de las vetas de plata de Cabrera,(Real de Moran) es de 5ooo pies (817 toesas). Estas dimensio análogas á la caliza alpina que á la caliza de transicion. Una masa de pórfido circunda el valle por el norte (Alto de la Mojonera y de los Cajones) que tiene 355 toesas de grueso. Este pórfido está estratificado con bastante regularidad (direccion N. 35° E., inclinacion 4o" al NO.); algunas veces está dividido en bolas con mantos concentricos. Su basa es verdosa y arcillosa y envuelve feldespato vidrioso y piróxidos descompuestos, que casi tienen el color de la olivina; no bay absolutamente ni cuarzo, ni mica, ni feldespato hojoso. Grandes masas de arcilla blanca rojiza se hallan intercaladas en este pórfido; asienta inmediatamente como la caliza del Peregrino (cuyas capas tienen la direccion N. 45°E.; inclinacion 6o° al NO.) sobre el granito primitivo. Este último, de. que ya hemos hablado en otra parte, contiene, al pie de la colina porfirítiea de los Cajones, en el valle de Papagallo, vetas de hornblenda negra y bolas de granito con mantos concéntricos, semejantes á las que he observado en-Fichtelgebirge, cerca de Seissen. La mayor masa de este granito compuesto de gruesos granos está estratificado con bastante regularidad (direccion N. 4o° E.) é inclinada por grupos de una vasta extension, las mas de las veces al 1NO., algunas al SE. Las cimas ( porfíricas?) inmediatas (Cerros de las Cajas y del Toro) tienen formas extravagantes, y si á causa de la composicion mineralogica del pórfido de los Mojones y del Alto de los Cajones, igualmente que con motivo de su aislamiento, se tuviese hitencion de reputarle por trachita, el paralelismo de direccion de sus capas con los de la caliza y de el granito, y el hallarse cubierto con un pórfido muy semejante y muy vecina (Masatlan) con formaciones poderosas de caliza secundaria, se opondrian á esta hipótesis. Bajando de la montaña poríírica de los Cajones, hacia el sur, es decir, hacia las costas del océano pacífico, he visto descubrirse alternativamente el granito primitivo del valle de Papagallo, la caliza alpina del ARo del Peregrino, el granito primitivo del valle del Camaron, la sienita del Alto del Camaron, en fin del granito primitivo del Exido y de las costas de Acapulco. La sienita del Camaron, que contiene en sí vidrios de hornblénda de ocho líneas de largo T no me paSece unido á los pórfidos mejicanos; porque es únicamente un cambio de composicion en la masa del granito, que, en esta region, se mezcla con la hornblenda, y se hace- porfiróida en todas las crestas de las colinas.

[graphic][subsumed]
[graphic]

El segundo grupo de pórfido intermediario , cuya superposicion he podido examinar cuidadosamente, es el de Zumpango, el cual principia algunas leguas al norte del Alto de los Cajones, y tiene, extendiéndose hácia Mescala, una vasta meseta compuesta de caliza, de arenisca y de yeso (entre Masatlan y Chilpansingo). En esta meseta, cuya altura absoluta sobre el nivel del mar es de 7oo toesas es donde un pórfido parecido por su composicion al de la Mojonera , tiene sobre sí unas rocas secundarias de una textura

« AnteriorContinuar »