Imágenes de páginas
PDF

muy complicada. Bajando del Alto de los Cajones (altura 585 toesas), hacia el N., se ve primeramente aparecer de nuevo el granito primitivo del valle de Papagallo, déspues se descubre un fragmento de caliza alpina, parecido^al del Peregrino (fragmento de 2oo toesas de ancho, que se halla sobrepuesto inmediatamente al granito ); enseguida aparece aun el granito, y últimamente se llega al grupo porfirizo de Zumpango, en el cual se conserva la direccion de las capas con mucha regularidad, N. 3o° á*J5° E., con una inclinacion muy frecuente al NO.

Este pórfido, lleno de feldespato vidrioso, desprovisto de hornblenda, y cubriendo el granito primitivo, sirve primeramente de base (Acaguisotla) á una formacion de diorita parda rojiza, semividjiosa, casi sin, cavidad, que contiene almendras de calcedonia descompuesta, hojas de mica negra y de menalita. En breve desaparece el mandelstein, y el pórfido se manifiesta de nuevo en un espacio considerable de terreno, hasta que se oculta bajo la caliza de Masatlan y de Chilpansingo, es decir, bajo dos formaciones porosas muy diferentes, de las cuales la superior es blanquizca, arcillosa y desmenuzable, y la inferior azul pardusca, mezclada íntimamente con espato calizo granudo y en masa. Estas dos calizas parecen, á primerd vista, menos antiguas que la caliza alpina del Peregrino; pero ciertamente no pertenecen á rocas terciarias, que en Hungría estriban sobre trachitas. No he hallado* allí ningun vestigio de petrificaciones; su dirección esN. 35° E., y están generalmente inclinadas á los 4o°, no al NO., sino al SE., Esta uniformidad de dirección (no inclinación) observada entre rocas que aparecen ser de antigüedad tan diferente, es un fenómeno muy extraordinario. Quizá aumenta los motivos que hay para no considerar como trachitas los pórfidos, cuyos criaderos acabamos de manifestar. Las calizas de Chilpansingo tienen cavidades de cuatro líneas hasta ocho pulgadas de diámetro. La formación inferior, que es azul gris, cubre inmediatamente el pórfido, á veces penetra la formación blanquizca, y forma en la superficie del suelo pequeñas rocas cilindricas ó coraliformes de tres ó cuatro piés de altura, que presentan el aspecto mas extraño. Estas circunstancias de composición y de textura indican mucha analogía entre la caliza cavernosa hallada desde Masatlan y^ Petaquillas, hasta Chilpansingo , y los mantos inferiores de la caliza del Jura (hohlenkalk, schlackiger, blasiger kalkestein; que, siendo igualmente cavernosas en el Alto Palatinado (entre Laber y Ettershausen) y en Franconia (entre Pegnitz y Muggendorf) presentan, por su aspereza , en la superficie del terreno una vista particular. No lejos de Zumpango sale de nuevo el pórfido de debajo de las calizas cavernosas de Chilpansingo, ó mas bien un conglomerado calizo que, conteniendo en sí á un mismo tiempo gruesos fragmentos de la formación azul y de la formación blanca, cubre esta úlma en varios puntos. Como en los grupos de los Cajones y de Zumpango se elevan los pórfidos casi al mismo nivel (56o y 585 toesas), puede suponerse, con alguna probabilidad, que las calizas cavernosas, que aquellos tienen sobre sí en la meseta de Chilpansingo, tienen ochocientos pies de grueso. .

Adelantandose al norte hacia Sopilote , Mescala y Tasco, se pierde nuevamente de vista el pórfido» El granito primitivo vuelve á aparecer; pero muy pronto se le ve cubierto por un pórfido, cuya composición mineralogica presenta caracteres muy notables; es gris azulado, un poco arcilloso por descomposicion, y contiene grandes, cristales de feldespato amarillo blanquizco (mas bien hojoso que vidriado ), piróxido casi verde claro y un poco de cuarzo no cristalizado. •Este pórfido estratificado está cubierto, háeia el sur, con el mismo conglomerado calizo que abunda en la meseta de Chüpansingo; hacia el norte (Sopilote, Estola, Mescala), de un calizo compacto, agrisado y que atraviesa vetas de carbonato de cal. La caliza de Estola no es esponjosa en su masa entera, como la formacion de Masatlan; pero contiene grandes cavernas aisladas como la caliza del Peregrino, cuya descripcion hemos hecho anteriormente. Viajando por aquellas montañas , no me ha quedado duda alguna, que las rocas de la Cañada, de Sopilote y.del Alto del Peregrino son idénticas á nuestra caliza alpina (zechsstein) de Europa, á la que sucede, segun la antigüedad de su formacion , á la arenisca roja, ó á falta de esta á las rocas de transicion. Cerca de Mescala, un poco al norte de Sopilote, vetas ricas de plata, análogas á las de Tasco y de Teíiuilotepec, atraviesan la caliza alpina. La roca que cubre el pórfido del grupo de Zumpango, en el valle de Sopilote, presenta estos mismos mantos tortuosos y ladeados que se ven en Achsenberg á la orilla del lago de Lucerna , y en otras montañas de caliza alpina en Suiza. He observado que los mañtos superiores de' la formación de Sopilote y de Mescala pasan progresivamente' al gris blanquizco, y que, careciendo de vetas de espato calizo, presentan una quebrada mate, compacta ó concoidea; dividiéndose, casi como la caliza de Pappenheim, en hojas muy delgadas. Podria decirse de un paso de caliza alpina ó caliza del Jura, dos formaciones que se cubren inmediatamente en Suiza, en los Apeninos y en muchas partes de la América equinoccial, pero que, en el sur de la Alemania, están Separadas una de otra por muchas formaciones intercaladas (por lá arenisca de Nebra ó bunte sandstein, por el muschelkalk y la arenisca blanca ó quadersandstein.)

Cerca del pueblecillo de Sochipala, la caliza alpina está cubierta de yeso, y entre Estola y Tepecuacuilco se ve salir de debajo de la caliza alpina (dirijida unas veces N. 10° E. con inclinación 4o° al este, otras N. 48" E: con inclinación al sudeste) On pórfido verde espárrago con basa de feldespato compacto, dividido en capas muy delgadas, como el de Acbichintla, y casi sin cristales diseminados. Esta roca se parece al pórfido Monolítico (porphyrschiefer) del terreno de trachita. Adelantándose hacia las minas de Tehuilotepec y de Tascoo, se halla' esta misma roca cubierta de una arenisca cuarzosa con base argilo-caliza, y análoga al weis liegende (manto inferior arenáceo del zechstein) de la Thuringia. Esta arenisca cuarzosa anuncia nuevamente la proximidad de la caliza alpina; asi es que tambien, sobre esta arenisca , y quizá inmediatamente sobre el pórfido (cuyo caso sucede en Zumpango y en el Alto de Cajones), se ve posar, cerca del lago salado deTüspa, una masa inmensa de caliza alpina, frecuentemente cavernosa, que contiene algunas petrificaciones de/fochus y otras conchas univalvas. Esta caliza de Tuspa, indudablemente posterior á todos los pórfidos que acabo de describir, contiene mantos de yeso fibroso y capas de arcilla apizarrada y carburada que es preciso no confundir con el grauwackeschiefer: generalmente es gris azulada, compacta y atravesada por vetas de carbonato de cal; lejos de ser cavernosa, da paso, en muchos* puntos á una formacion blanca muy compacta, análoga á la caliza de Pappenhein. Mucho me han llamado la atencion estas variaciones de textura, que hemos observado igualmente, M. de Puch y yo, en los Apeninos (entre Fosombrono, Furli y Fuligno), y parece que "prueban qiie , donde quiera que los miembros intermediarios de la serie no han podido desarrollarse, las formaciones de caliza alpina y de caliza del Jura estan mas íntimamente unidas i que

« AnteriorContinuar »