Imágenes de páginas
PDF

en géneros nacionales y extrangeros; y con todo los almacenes de Méjico estaban llenos de muselinas de las Indias y de productos de las manufacturas inglesas.

De medio siglo á esta parte, el ministerio de Madrid pide como por rutina todos los años, ya á los vireyes, ya al supremo consejo de hacienda, ya á los intendentes de las provincias, informes sobre los medios de disminuir el contrabando. En 18o3 tanteó un medio mas directo, cual fue el de dirigirse al consulado de Veracruz, que se compone de los principales comerciantes de la ciudad. Fácilmente se concibe que todos estos informes no han proporcionadó ia* solucion de un problema que tanto interesa á las costumbres públicas como al fisco. A pesar de las rondas del resguardo y de una multitud de guardas, cuya manutencion es dispendiosísima; á pesar de la gran severidad del código penal, el contrabando subsistirá necesariamente mientras que no se disminuya el aliciente de la ganancia, haciendo una mudanza total en el sistema de las aduanas. Hoy dia los derechos son tan enormes que aumentan de 35 á 40 por ciento el precio de los géneros Ixtrangeros importados con barcos españoles.

Despues de haber dado á conocer, fundado en las noticias que he adquirido en el mismo pais, la importancia del comercio interior y exterior del reino de Méjico, el estado de los caminos y puentes, la posibi

qae ha tenido la guerra. (Memoria manuscrita muy interesante, de don José Donato de Austria.)

lidad de hacer canales, las dificultades que las corrientes y monzones oponen á la navegacion del mar del Sur, nos falta dar una ojeada general sobre el aumento anual de la riqueza nacional. No describiremos aqui la historia del comercio de América desde el tiempo en que estaba reducido á los galeones de Portobelo y á la flota de Veracruz, hasta la feliz época en que el rey Carlos ni lo desembarazó en gran parte de las trabas que lo entorpecieron por el largo espacio de tres siglos. M. Bourgoing ha tratado esta materia con la erudicion y claridad que caracterizan su obríf, yor% medio de la cual él ha sido el primero que ha dado á conocer la España moderna * á todas las naciones de Europa. Sin repetir aqui lo que han explicado suficientemente varios autores de economía política, seguiremos el mismo rumbo que hemos traido hasta aqui, citando hechos, con quya autoridad conduciremos el lector á resultados generales.

Reflexionando sobre el estado de las colonias antes del reinado de Carlos m, y el monopolio odioso que han ejercido Sevilla y Cádiz por varios siglos, en el comercio de América, no se puede extrañar que el famoso reglamento de 11 de octubre de 1778 se haya señalado con el nombre de la pragmática del comercio libre. Tanto en materia de comercio como en política , la palabra libertad no explica mas que una idea

* Bourgoing, Tablean de VEspagne moderne, 4a edic., tom. II, cap. Vii, vmyix, pág. 188, 296. — Laborde, Itinéraire descriptif del'Espagne, tom. iv, pág. 373-384- — Encyclopédie Mét/iod. Economíe politiqnet tom. 11, pág. 3ig-3^4.

[graphic]

relativa; y de la opresion en que gemian los colonos en tiempo de los galeones, registros y flotas, á este estado de cosas en que catorce puertos estan casi á un mismo tiempo abiertos á las producciones de la América, el paso es igual que el del despotismo mas arbitrario á una libertad sancionada por la ley. Es verdad, que sin adoptar enteramente la teoría de los economistas, casi se podría creer que tanto la metrópoli como las colonias hubieran ganado mucho si luego que se promulgó la ley del comercio libre se hubiera dado otra que anulase un arancel de aduanas diametralmente opuesto á los progresos., de la'agricultura é industria de los americanos; pero no era de esperar que la España diera el primer ejemplo de desprenderse de un sistema colonial que, á pesar de las mas crueles experiencias para la felicidad individual y la tranquilidad pública, han seguido durante largo tiempo las naciones mas ilustradas de Europa.

En la época en que todo el comercio de la NuevaEspaña se hacia por navios de registro reunidos en una flota que cada tres ó cuatro años iba de Cádiz á Veracruz, las compras y ventas se hallaban estancadas entre ocho ó diez casas de comercio de Méjico , que hacian un monopolio exclusivo. Entonces habia una feria en Jalapa, y el abastecimiento de un dilatado imperio se trataba como el de una plaza bloqueada. La última flota que llegó á Veracruz en 1787, la mandó el célebre viagero don Antonio Ulloa. El estado siguiente manifiesta el valor de los géneros que se exportaron con aquella flota v comparado con el de los exportados en los cuatro años de 1787, 1788, 1789 y 1790 comprendidos en el período designado bajo la denominacion de comercio libre.

Exportacion de la Nueva-España por Veracrnz, en tiempo de las flotas} y en la época del comercio libre.

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][table][ocr errors][ocr errors][table][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

Como la flota de don Antonio Ulloa iba cargada del producto de la agricultura mejicana desde 1774 hasta T778, se ve por el estado precedente la influencia poderosa que tuvo el 'comercio libre sobre los progresos de la industria. Antes de 1778, el valor de la exportacion registrada, año comun, fue de 617,000 pesos, y durante el período que empieza en 1787 y acaba en 1790, la exportacion registrada ha ascendido á 2,840,000 pesos. *, .

Aunque la flota del año 1778 ha sido la ultima que ha ido á Nueva-España, con todo, aquel pais no ha gozado plenamente del privilegio concedido en el reglamento de 11 de octubre de 1778, hasta el año de 1786, en que se establecieron en Veracruz muchas casas de comercio que han prosperado. Los comerciantes establecidos en las ciudades interiores, que an-' tiguamente iban á Méjico para surtirse de géneros europeos, se han acostumbrado á ir directamente á Veracruz á hacer sus compras (para emplear). Esta variacion en la marcha del comercio ha sido contraria á los intereses de los habitantes de la capital; pero el aumento que se nota desde el año 1778, en todos los ramos de la hacienda pública, prueba suficientemente que lo que era perjudicial á algunos particulares, ha sido útil á la prosperidad nacional. Los tres estados siguientes se han formado para manifestar hasta la evidencia esta verdad importante.

« AnteriorContinuar »