Imágenes de páginas
PDF

des calores, y no permitii* la entrada á los buques sino en invierno, que es cuando los europeos no corren ningun riesgo de enfermar de la fiebre amarilla.. Esta medida parece muy prudente, no atendiendo sino á los peligros que eorre la gente de mar una vez entrados en el puerto; pero no debemos olvidar que los mismos vientos nortes que refrescan la atmósfera y que sofocan el germen de la infeccion, tambien hacen muy peligrosa la navegacion en el golfo de Méjico. Si los barcos que anualmente estan en el puerto de Veracruz^ llegasen todos en el invierno, los naufragios serian muy frecuentes v tanto en las costas de América como en las de Europa. De todas estas consideraciones resulta que, antes de acudir á medidas tan extraordinarias, es menester ensayar todos los medios capaces de disminuir la insalubridad de una ciudad, en cuya conservacion no solo está intéresada la felicidad individual de sus habitantes, sino la prosperidad pública de la Nueva-España,

LIBRO SEXTO.

RENTAS DEL ESTADO. DEFENSA MILITAR.

CAPÍTULO XIII. •

RENTAS ANUALES DEL REINO DE NUEVA-ESPAÑA. SU AUMENTO PROGRESIVO DESPE EL PRINCIPIO DEL SIGLO DÉCIMO OCTAVO. — MANANTIALES DE LA RENTA PUBLICA.

1

El objeto de nuestras investigaciones no ha sido otro, hasta aqui sino el de conocer las principales fuentes de la prosperidad pública: nos falta, antes de concluir esta obra, examinar las rentas del estado, que estan destinadas para atender á los gastos del gobierno, la manutencion de los magistrados y la defensa militar del territorio. Segun las antiguas leyes españolas, cada vireinato se gobierna, no como un patrimonio de la corona, sino como una provincia particular y lejana de la metrópoli. En las colonias españolas se encuentran todas las instituciones cuyo conjunto constituye un gobierno europeo: y podrían compararse aquellas á un sistema de estados confederados, si los colonos no estuviesen privados de muchos derechos importantes en sus Velaciones con el antiguo mundo. De ahí resulta que se puede formar un estado de las rentas públicas de la Nueva-España, asi como se forma de las de Irlanda ó Noruega, que se gobiernan en nombre de los reyes de Inglaterra y de Dinamarca. La mayor parte de aquellas provincias (á las cuales no seda por los españoles el nombre de colonias sino de reinos ) no envian caudal ninguno neto* át la tesorería general. En todas ellas, á excepcion del Perú y Méjico, los derechos y contribuciones que se perciben se consumen en gastos de administracion interior. No me detendré en manifestar aqui los vicios de que adolece esta administracion; porque son los mismos que se observan en la España europea, y contra los cuales, los autores de economía política, tanto nacionales como extrangeros , han levantado la voz desde principios del siglo Xviii".

El producto de la Nueva-España * puedé valuarse en veinte millones de pesos, de los cuales seis millones se envian á Europa á la tesorería general. El aumento extraordinario que se observa en esta renta pública desde principios del siglo Xviii0 prueba, asi como el de los diezmos ** de que ya hemos hablado, los progresos de la poblacion, la mayor actividad del

* Producto de las rentas reales del reino. ** Véase cap. x , toin. II, pág. 444.

comercio y el acrecentamiento de la riqueza nacional. Las rentas del estado, segun los registros que se conservan en los archivos del vireinato y en el tribunal mayor de cuentas, eran

En 1712 3,068,400 pesos.*

1763. . 5,705,876

1764' 5,901,706

1765 6,141,981

1766. ........... 6,538,941

1767 • - • 0,561,316

Total de 1763 á 1767. . 30,8.49,820
I

. Término medio de cinco años. . . 6,169,964

De 1776 á 1769, año medio, 8,000,000
De 1773 á 1776, año medio , 12,000,000 *
De 1777 á 1779, año medio, 14,500,000

[ocr errors][merged small][merged small]

* El estado de las rentas de 1763 á 1784 es sacado de una memoria manuscrita, formada en el Tribunal de minería de Méjico, en 1785, para probar al virey la influencia de los progresos de las minas en la renta detestado. El producto de los años de 1785, 1789 y 1792, ya se publicó en el Viagero universal xxvn, pág. 217. Véase tambien Nouvelle Géographie de Pinkerton (ed. inglesa) , t. nr, p. 167.

En 1785. 18,770,000

1789 19,044,000

t792 19,521,698

1802. ....... . ... . 20,200,000

El término medio del quinquenio trascurrido desde 1780 hasta 1784, difiere del correspondiente al período de 1763 á 1767, en i2,oo6,5i5 pesos, que es. mas de dos tercios. La diminucion del precio del azogue de 82 á 62 pesos el quintal, la pragmática del comercio libre, el establecimiento de las intendencias, la organizacion de la renta del tabaco, y otras varias medidas gubernativas que mas arriba hemos explicado, pueden considerarse como las causas de este aumento de las rentas públicas.

He aqui los* principales ramos en que estas consisten en Nueva-España.

io Renta del producto y beneficio metálico, cinco millones y medio de pesos, á saber.

Derecho¡ * de oro y plata que pagaron los propietarios de minas por el medio quinto, derecho de i por ciento, y derecho de monedage,

yseñoreageen 1795 3,516,000 pesos.

Beneficio neto en la venta del azogue en 1790**. 536,000
Beneficio neto del monedage *** 1,500,000

En 1793 la casa de moneda de Méjico, y la del apartado produjeron juntas 1,754,993 pesos, los gastos ascendieron á 385,568 pesos, y el beneficio

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »