Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ECLESIÁSTICOS Y SECULARES

DE LA MUY NOBLE

Y MUY LEAL CIUDAD DE SEVILLA,

METROPOLI DE LA ANDALUCIA,

QUE CONTIENEN SUS MAS PRINCIPALES MEMORIAS
desde el año de 1246 , en que emprendió conquistarla
del poder de los Moros el gloriosísimo Rey S. Fernando
III de Castilla y Leon , hasta el de 1671 en que la
Católica Iglesia le concedió el culto y título
de Bienaventurado.

FORMADOS

POR DON DIEGO ORTIZ DE ZÚÑIGA,
Caballero de la Orden de Santiago , natural y originario
de la misma Ciudad:

ILUSTRADOS Y CORREGIDOS
POR D. ANTONIO MARIA ESPINOSA T CARZEL.

Tomo ra.

CON LICENCIA.
MADRID, EN LA IMPRENTA REAL,

AÑO DE

Nibil eatum rerutn scire , quce antequam nas

cereris , factce sunt, hoc est semper esse puerum. Cognoscere vero res gestas, memorice veteris, ordinem tenere antiquitatis, exemplorumque, omnium babcre notitiam , decorum, laudabile, ac prope divinúm est. Cicero ex Platone in Timaeo.

ECLESIÁSTICOS Y SECULARES

DE LA CIUDAD DE SEVILLA.

LIBRO XL

En el año 1454 reyna Don Henrique W,y & las varias conmociones públicas de su tiempo suceden las de Sevilla, fatigada de bandos y discordias civiles, que la hacen teatro de tragedias é infortunios , y mas quando el Infante Don Alonso, hermano del Rey , le pretende en el nombre y en el efecto usurpar la Corona ; dura infausto este reynado hasta el año de 1474, término de este libro, y en él son Arzobispos de Sevilla D. Alonso de Fonseca el viejo,y el mozo del mismo nombre (con rara permuta) el Cardenal D. Pedro Riaño, que no llegó á la posesión,y el gran Cardenal D. Pedro González de Mendoza.

4 V^oncluida la primera pompa funeral del Rey Don Juan , fue' aclamado el Rey Don Henrique su hijo con grandes esperanzas de mejorar en el gobierno á 29 del mismo mes en Valladolid 1: en Sevilla á primero del si

I A 29 del mismo mes , que tes , y pasados quatro días tom6 las

quiere decir siete dias despues de la insignias Reales , y levantáron por él

muerte de su padre ; en esto hay di- los estandartes de Castilla." El editor

ferencia en los Autores. El P. Ma- de este Padre refiere en una nota, que

riana dice: ..despues de haberle pres- le frutaron obediencia y le besaran

tado obediencia los Grandes, para lo la mano día de la muerte de iu pa

qual acudieron los que estaban ausea- dre, habiendo antes depositad» ti TOMO III. A

guíente , segun leo en antiguos papeles, y parece que duraba aún la antigua ceremonia de romper los escudos , segun de sus noticias infiero : acudieron los Señores, y muy de los primeros nuestro nuevo Arzobispo Don Alonso de Fonseca, que aspiraba á restablecerse en la gracia que antes tuvo, y algo tibia necesitaba para cobrarse de los artes de su cortesana experiencia, aunque presto la grangeó unido con el Marques de Villena: Prelado ( dice Esteban de Garibay) de agudo ingenio, aunque careciente de la debida gravedad y necesaria discrecion , los quales ( añade ) gobernaron algunos años muy bien, dando al Rey gran descanso, sin las perturbaciones pasadas; y el acierto de gobierno en que le da tanta parte, desdice la falta de prudencia con que ántes lo nota. Desde luego comenzó el Rey á mostrar ardientes deseos de emplearse en la guerra de los Moros, sobre cuyas prevenciones celebró Cortes en la villa de Cuellar 1; y á los fines de este año, desde la ciudad de Segovia escribió á la de Sevilla , y al Duque de Medina-Sidonia y Conde de Arcos, que se apercibiesen para la primavera del año siguiente , señalándoles plaza de armas la ciudad de Córdoba.

5: Desde la conquista de esta ciudad, en que tan altamente sirvie'ron y fue'ron heredados los Girones , cuyo linage dio tantos y tan esclarecidos heroes á estos Reynos, con todo en las cosas de Sevilla no se halla haber tenido dependencia , aunque tanta tuvieron con su sangre los Guzmanes de ella: entróles nueva varonía por el casamiento con Martin Vazquez de Acuña , ilustrísimo Portugues, que siendo de los que quisie'ron Rey de Portugal á nuestro Rey Don Juan el Primero, quedó en Castilla, donde su hijo Don Alonso Tellez resucitó el siempre famoso nombre de los Girones ; y de su muger Doña Maria Pa

eadáver rn el Monasterio de S. Ta- tom. 7,pág. Joí. Ferreras ,part. 10,

hlo de Valladolid. Ferreras no le se- pdg. 1.

fíala, y solo dice que levantáron pen- 1 Así lo dice Castillo ; pero el dones en Valladolid , y que asistié- Coronista Alonso de Palencia afirma

ron los Grandes y Prelados, y entre fueron estas Cortes en Avila , co

ellos el Arzobispo d¿ Sevilla Fense- mo lo manifiesta Ferreras ,part. ra,

«a. Mariana, impresion de Valencia, pdg. 5. . .

checo, Señora de Velmonte , tuvo á Don Juan Pacheco, Marques de Villena , que ahora vemos privar tanto con el nuevo Rey, favorecido suyo ya T y e'mulo de la privanza de Don Alvaro de Luna en el reynado anterior , y á Don Pedro Giron , Maestre de Calatrava, que veremos progenitor de la gran casa de los Marqueses de Peñafiel, Duques de Osuna , ya desde este tiempo ambos muy interesados en las cosas de Sevilla. Y era casado el Marques , como dexo escrito en los años pasados, con Doña Maria Portocarrero, Señora propietaria del Estado de Moguer, que fue' la causa de hacer Sevillano y Alcalde mayor de Sevilla al Marques.

6 En el mismo tiempo que el Rey Don Juan, y en la misma ciudad de Valladolid falleció el Conde de Plasencia Don Pedro de Zúñiga , segun colixo de Mossen Diego de Valera, heroe magnánimo y digno de su gran fortuna , y que hasta sus últimos años usó por su misma persona la Alcaldía mayor de esta ciudad. De la Condesa Doña Isabel de Guzman , Señora del Estado de Gibraleon, dexó dos hijos y dos hijas, Don Alvaro , sucesor en la casa, Don Diego , progenitor de la de Miranda, Doña Juana, que no se casó , y Doña Elvira , Condesa primera de Mayorga , y despues de Trastamara , Don Alvaro de Zúñiga , que despues fue' Duque de Are'valo y de Plasencia , y ahora sucedió á su padre en el título de Conde: habia sido dos veces casado , primera con Doña Leonor Manrique de Castilla , segunda con Doña Leonor Pimentel r de ambas con muchos hijos é hijas j de la primera Don Pedro de Zúñiga , que casó en Sevilla este mismo año con Doña Teresa de Guzman , hija del Duque de Medina-Sidonia , Don Juan y Doña Elvira de Guzman , que llevó en dote el Estado de Ayamonte , Lepe y la Redondela,con quanto fue' de Don Alonso Perez de Guzman en calidad de mayorazgo , con nueva facultad Real, de que vino á ser medianero, como-e'l mismo lo escribe, el docto, eloqüente y bizarro Mossen Diego de Valera.

« AnteriorContinuar »