Imágenes de páginas
PDF
EPUB

DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA

DE COSTA RICA

- NO 2

Fundación de Alajuela. - 1982.

De los Archivos de Sevilla

(E 101.-C 1.-L 7).

Relación de todos los vecinos de Casa abierta, y poblada que viven en los cinco Barrios que se hallan en el Valle de Heredia hasta la boca de la montaña del Aguacate, que se ha formado por el padrón nuevo para las confirmaciones y con asistencia de los principales vecinos hacendados de dichos barrios, y son en la forma siguiente.

-Barrio de la Alajuela-Don Dionisio Oconetrillo-D. Joseph Oconetrillo, Juan Thomas Ruiz-Thomas SoleraAntonio Molina, Vicente Calbo—Calixto Arrutia-Luis Calbo—Fernando Rodríguez-- Francisco Moya-Antonio Emándes—Miguel Ernándes-José de la Cruz-Felipe Sánchez-- Victor Carballo--Ramon Ximénes—Josef Aniceto Abila-José Francisco Sosa-Lorenzo Martínez-Santiago Rojas-Antonio Loría-Ramon Abila-Narciso Rodríguez -Antonio Rudesindo Calbo—Juan Manuel Álvares—Bartolomé Araya-Joseph Toribio Moya-Tosé Patricio LoríaManuel Antonio Espinosa-Manuel QuesadaFélix Quesada-Juan Chabez— Pedro Delgado-Pedro Cortés-Manuel Gonzáles-Joséf Mateo Loría—Siprian Roxas-Antonio Sánchez-Eugenio Calbo, Manuel de la Pasión Ramíres—Bernardino Solano-Domingo Solano— Rudesindo Solano-Luiz Solano— Thomas Molina—Ramón Porras

-Silvestre Albarado—Matías Calbo—Luis Bartolomé Hernández-Bernardo Martínez, Juan Rodríguez - Andrés Martínez, Miguel Martínez-Jacinto Delgado-Juan Cruz -Antonio Porras-Miguel Cruz-Basilio Solórzano-Bernardo Porras— Trinidad Calbo——Ramón Calbo—Marzelino Cruz-Manuel Loría—Lorenzo Loría—Fernando RojasFrancisco Ximénez-Bentura Jaime- Manuel Alejos de Moya-Antonio Martínez-Francisco Albarado, Manuel Victorio Molina-Francisco Castro-Francisco LópezFrancisco Cortéz.--Mugeres vecinas y viudas de dicha Alajuela—Francisca Calbo-Isidora Calbo-Francisca Gertru. dis Calbo --Rosa Carbonero--Petronila Santa María-Rosa Albarado-Benita Solórzano-- María Oconetrillo-Luisa Oco. netrillo— Manuela Oconetrillo-- Teresa Santa Maria-Celestina Porras--Angela Cortés-Josefa CortésManuela Solís

-Catarina Solís— Juana Hernándes--Micaela Vega—María Martínez-Petronila Rodríguez-Cecilia Rojas-Juana Felipa Acosta—y Petronila Araya.— Barrio de las Siruelas:

-Blas Albarado— Miguel Arrieta—Rafael Morillo-Antonio Reyes—Fernando Albarado-Pedro Albarado-Santiago Albarado-Martín Albarado–Marzelo Morera-Juan Saborio–Joseph Antonio Méndez-Reyes Guillén-Julian Guillén- Pedro Solórzano-Lorenzo Solórzano-Antonio Aguilar-Francisco Sánchez, Joseph Cordero —Agustín Morera–Antonio Campos-Sebastián Campos-Miguel Ximénez—Francisco Morera—Joaquín Sibaja—Juan Antonio Núñez--Juan Manuel Núñez— Trinidad Núñez, Juan Rojas—Matheo Molina-Simón Carbonero-Marzelo Herrera–Bentura Núñez, Francisco Solera-Francisco Lugo

-Manuel Ábila—Bartolomé Reyes—Antonio Rondon.Mugeres viudas y vecinas de dicho Barrio de las Siruelas

-Sebastiana Morera - Josefa Morera-María Manuela Morillo—Leonor Súñiga—María Conejo-Lorenza Guillén - Martina Rojaş-Petronila Sibaja-Petronila CortésJuana Chavarría—María de Jesús Chavarría-Gertrudis Albarado-Francisca Morera-y Rosa Rodrígues.—Vecinos del barrio de los Targuases-Marcelo Errera-Esteban Conejo—Joseph Manuel Molina-Francisco Carbonero -Gregorio Ramírez-Francisco Xavier Torres— Juan Manuel Ramírez—Julián Araya-Antonio Carbonero-Juan Joseph Molina—Manuel Nicolás Albarez, Juan Joseph Álbares, Francisco Campos-Ramón ConejoJorge Conejo-Joseph Antonio Conejo— Pedro Conejo—Francisco Morera-Bentura Pérez-Joseph Antonio Samora-Santiago Flores—Pedro Joseph Arias, Manuel Antonio Portugés—Ramón Arias, Juan Agustín de Lara-Francisco Sandobal-Eugenio Barquero-Francisco Ximénez-Cristóbal Vmaña— Juan Manuel Vmaña-Matías XiménezJuan de Dios Arias-Luis Ximénez-Andrés Ximénez

Antonio Jesús Fonseca-Antonio Quesada—Manuel Antonio Ximénez-Bernabé Alfaro, Manuel Paniagua-Francisco Oses—Ambrosio Araya-Felipe Albarado— Matías Morera, Andrés Joseph Albarez, Joseph Miguel Albarado

- Pedro Joseph Albarez-Ignacio Albares.—Mugeres viudas y vecinas de dicho Barrio de Targuases:Lucía Barrientos-Rosalía Molina, María de Jesús Vmaña-Ana Teresa Vmaña-Juana Conejo- María Francisca Sumbado-Doña Antonia Flores, María Antonia Alfaro-Jacoba Ximénez-Lorenza Súñiga-Francisca Morera-Rosa Rodríguez, Juana Carbonero--Doña Manuela SandobalDamasia Arroyo-Elena Camacho-Nicolás Arias-Santos Alfaro–Joseph Antonio Flores—José Antonio Villalobos -Manuel Morera-Agustín Chabes--Antonio Madrigal - Mariano Súñiga-Lorenzo Ximénez, Joseph Antonio Quesada - Pedro Méndez—Martín Méndez-Joseph Antonio Ocampo-Don Fermín Alfaro-Don Miguel AlfaroDn. Agustín Pérez-Pablo Bargas-Rafael Alfaro-Juan Manuel Flores—Pedro González, Juan Samora-Antonio Bega-Juan Morera-Eusebio Argueras–Juan Pablo Arroyo-Balentín Castillo, Mariano Delgado-José Antonio Arroyo-y Marcos Ximénez--:Todos los susodichos son vecinos del mismo Barrio de Targuases.-Vecinos del Barrio de Puás-Bentura Lizondre-Joseph Antonio Carrillo - Juan Carranza-Don Joseph Miguel Chacón-Don Alexandro Alfaro - Manuel Antonio Ximénez-Don Nicolás Reyes-El Teniente Coronel de Milicias Dn. Juan Agustín Porras-El Teniente de Gobernador Dn. Joseph. Miguel Porras-Xavier GodinezDn. Joseph Antonio GarcíaManuela Avendaño, Vicente Carabajal- Joseph Manuel Carbajal-Paulino Porras–José Antonio Sáenz-Ramón Porras–Rafael Pacheco-y la Cofradía de Santa Getrudis, -Vecinos Hacendados en el Río Grande-Dn. Francisco Carazo_Don Andrés Bonilla— Don Cayetano Gutiérrez-El Coronel de Milicias don Rumualdo OriamunoGerónimo Flores-Pedro Espinosa-Ysidro Arias-Don Lorenzo Bonilla-y Ysidro Ximénez-:Los cuales dichos vecinos hacendados con Casa abierta en los referidos cinco Barrios suman doscientos sesenta y ocho; y para que conste yo Don Juan Manuel López del Corral, Cura de Villa Vieja, y de dicho valle de Heredia, doy la presente que firmo en ella, á veinte y un días del mes de Septiembre de mil setecientos ochenta y dos años—Juan Manuel López del Corral.

Consulta Ilustrísimo Señor Don Juan Manuel del Corral, Cura propio de la Iglesia Parroquial del Valle de Villa Vieja de Heredia, ante V. Señoría Ilustrísima con la mayor beneración y en la mejor forma que haya lugar en derecho, parezco y digo: Que por la Santa Visita y confirmaciones que V. Señoría Ilustrísima ha celebrado en este valle habrá tocado con la misma experiencia el crecido número de almas que están derramadas avecindadas en sus haciendas, y Chácaras que ocupan el dilatado Campo de todo este Valle, no tiene duda que pasan de diez y ocho mil almas las que que están sujetas á la jurisdición de la Campana de esta Iglesia Parroquial, como lo aseguran cuantos practicos del Pais V. Señoría Ilustrísima guste examinar sobre este punto-Igualmente es cierto y notorio que en esta Iglesia de Villa Vieja lo más que pueden caber, estrechándose cuanto puedan, son de mil y quinientas á dos mil personas. Puedo asegurar, bajo la religión del juramento, que, á escepción de la festividad de Concepción y de la Semana Santa, muy pocos Domingos y días de fiesta he visto la Iglesia llena, de modo que sin escrúpulo alguno puedo afirmar á V. Señoría Ilustrísima que vivo con el desconsuelo que más de doce mil almas de mi feligresía se quedan sin oir la Santa Misa y la esplicacion de la Doctrina en el discurzo del año; y que solamente la obligación del cumplimiento de Iglesia los trae con mucha morosidad y tardanza para la confesión y comunión Pascual-Este daño y perjuicio de tantas almas nace de dos principios inaccesibles á las cortas y reducidas facultades de un Cura, y son la grande distancia en que viven y la suma pobreza y desnudez dę esta provincia. Permítame V. Señoría Ilustrísima que le esponga con estensión estos dos puntos.-La distancia de este Valle y feligresía desde el sitio de Alvirilla hasta la Quebrada-Honda del monte del Aguacate ocupa el espacio de más de diez y seis leguas por largo; y mirando de Oriente á Poniente; y por ancho, mirando de Norte á Sur y hasta la Montaña de Pacaca, se extiende por ocho leguas. Desde la falda de la Montaña de quebrada-honda se ha ido poco a poco poblando el espacioso Valle, de modo que están derramadas por todo el todas las almas ocupando cada familia el terreno que necesita para sus Ganados, milpas, trapiches de caña dulce y otros frutos de que abunda este Valle, que todos son el nervio para la subsistencia y manutención, así de esta Villa como de toda la Provincia. La precisión de cuidar estas Haciendas, que mantienen tantas familas, les obliga á vivir desterradas del Comercio humano, y poco menos que imposibilitadas para frecuentar entre año el pasto espiritual y alimento Divino; pues la distancia en que se hallan no les dá tiempo para que lleguen á hora de la Misa—No les queda el recurso que á otros feligreses de poder acudir, para lograr de este beneficio, á otras Iglesias ó Ermitas pertenecientes á los Curatos circunvecinos: por que los contiguos son el de la Ciudad de Esparza; el del pueblo de Nicoya y el de la villa de Nicaragua. El de Esparza está distante desde la boca y falda de la Montaña más de diez leguas de asperísimo paso en el monte del Aguacate, que es intransitable en el Ibierno. El de Nicoya es notorio que está distante sesenta leguas de este Valle y el de Nicaragua ciento y veinte y dos leguas—Aumenta el desconsuelo el abandono espiritual en que ha estado por tantos años toda esta Costa, Valles, Pueblos, y haciendas que se hallan por todo el camino ́R!; pues V. Señoría Ilustrísima ha tocado y visto que en el espacio que hay desde la Villa de Nicaragua hasta esta Villa-Vieja, que son ciento veinte y dos leguas (que por tales las paga el Rey), no se conserbaba en Iglesia alguna el Divinísimo Sacramento del Altar para pasto de los fieles y Viático de los moribundos; de modo que en todo este terreno hasta las inmediaciones de esta Villa Vieja, es indubitable que habitan más de treinta mil almas, cuyos antepasados han muerto todos sin el consuelo del Viático y solamente con la Santa Vnción que se conserbaba en las Iglesias de la Ciudad de Erparza, de las Villas de las Cañas, Bagases y Guanacaste; porque la pobreza y desamparo de aquellas Iglesias, no daba facultad para conservar perpetuamente el Divinísimo. Este abandono lo ha causado con el discurso de los años el no haber podido los Ilustrísimos Prelados de León venir personalmente á visitar estas Iglesias; Vino V. Señoría Ilustrísima, y el primer paso que dió en su Santa Visita fué remediar este desamparo y dar pronta providencia para que se conservase permanente, el Divinísimo en las Iglesias de las Villas del Guanacaste, Bagaces, Cañas, y Ciudad de Esparza y que por este medio tuvieren aquellas almas este consuelo para vida y muerte.—He manifestado á V. Señoría Ilustrísima los daños y perjuicios que padecen las almas de esta feligresía por razón de la distancia de esta Campana; pero las hace mucho mayores la suma pobreza de toda la provincia. No se encuentra en este Valle casa ni familia que tenga mantillas para las mugeres, capas para los hombres, ni ropa decente con que cubrir su desnudez y presentarse con alguna decencia en esta Villa y en su Igle

« AnteriorContinuar »