Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Conviene templar este acero á una temperatura méV nos elevada que el acero natural, pues de otro modo estaria sugeto á empañarse ó cubrirse. Por este medio, adquiere un grano mas fino , se colora mas facilmente en azul por la accion del aire cuando se calienta, se hace mas duro en el temple, y susceptible de adquirir un hermoso pulimento.

Aunque tenga el inconveniente de hallarse algunas veces con pelos ü otros defectos dependientes de la calidad del hierro de que está formado, se le emplea ventajosamente en la fabricacion de limas, y otros instrumentos y objetos de quincallería. Soldado con el hierro sirve para armar tijeras, martillos , ayunques, etc. y mezclado con otros aceros , y aun con el mismo hierro produce telas propias para todo trinchante, etc.

Se conocen dos clases de acero cimentado, el de primera cimentacion que tiene las propiedades que acabamos de describir, y el de segunda cimentacion, ó acero cimentado dos veces. Éste , batido cuidadosamente cada vez que ha sido cimentado , es mas homogéneo que el primero, toma mejor el pulimento, se soida perfectamente en sí mismo, y por esta razon puede muchas veces remplazar con ventaja al acero fundido. Es muy raro en el comercio, donde se conoce con el nombre de acero de espuela, cuya figura lleva por señal.

El acero cimentado se entrega algunas veces al consumidor sin otra echura ulterior, y lleva entonces el nombre de acero abotagado; y cuando se le forja antes de venderle, se le llama acero abotagado forjado.

Por efecto del martillo adquiere mayor densidad, se hace mas flexible, y mas fino c igual en el grano.

Otras veces se reúnen en haces muchas barras de acero cimentado, como lo hemos dicho respecto del acero natural, y se les hacen sufrir las mismas preparaciones, á fin de ohtener un acero mas homogéneo , mas dúctil, mas soldahle y á propósito para la& ohras que exigen tenacidad y flexibilidad, mejor quo una dureza escesiva. Tiene el nombre de acero batido

Los aceros de primera cimentacion admitidos en el comercio sin preparacion ulterior, ofrecen un defecto muy grave, son todos mas carbonados y por consiguiente mas duros y finos en la superficie que en el centro: en el medio de un trozo de acero, es donde importa que exista la mayor finura de grano, y la mas grande dureza , pues la porcion esterior siempre es arrebatada por el trabajo del martillo, la lima ó la muela. Para evitar este inconveniente, se prolonga la cimentacion hasta que el centro de las barras esté bastante penetrado ó saturado de carbono; entonces las partes esteriores estarán sobresaturadas, y asi se harán duras, intratables é insoldables; pero este defecto se corrige facilmente por un procedimiento que podria llamarse cimentacion retrógrada.

Para hacer perfectamente maleable y soldable el acero que un esceso de carbono hizo agrio ó intratable, basta cimentarle con el óxido de hierro, ó el óxido de manganeso.

El oxígeno del óxido no tarda en formar con el carbono, ácido carbónico que se desprende. Esta nueva combinacion se hace -con mas rapidez que la primera y es igualmente progresiva. Asi las capas esteriores del pedazo de acero , pasan al estado de hierro dulce ántes que el centro haya recibido la menor alteracion. Este procedimiento no solo es aplicable al acero cimentado, sino tambien á otros aceros que por un esceso de carbono no pueden trabajarse ó soldarse con facilidad.

Se conoce que un acero cimentado es de buena calidad , cuando es estremadamente puro y blanco y que no tiene bordes ni manchas negras despues del temple; su color es mas blanco y mas fino que el del acero natural , y no exige en el temple mas que una temperatura muy-débil.

El acero cimentado de Suecia, cuyas ferrerías proveen anualmente al comercio de 1.500.000 kilog., es de un uso muy general; se distingue el acero Brunck que se despacha en cajas de tres kilog., y el de Venecia que se fabrica en Osterby.

Pero las fábricas de acero de Newcastle en Inglaterra son especialmente las que han surtido de buen acero fabricado esclusivamente con hierro de Suecia, y cimentado sencillamente con carbon de leña pulverizado. Cuando se entrega al comercio al salir del hornillo, se vende con el nombre de acero abotagado; pero los ingleses han creido preferible hacerle sufrir ántes otras operaciones que le mejoran considerablemente, y consisten en forjar las barras en haces, estirarlas y batirlas , dejándolas al fin que se enfrien al aire. Casi siempre en este estado es como lo venden, dándole el nombre de acero comun ó acero de Alemania.

El acero de bola es tambien un acero de Newcastle que se forja en barras de 4 centímetros de largo y 14 milímetros de grueso.

Puede aplicarse á los aceros cimentados de Francia lo que se ha dicho de los aceros naturales de este pais. Las fábricas de acero de esta especie, mas celebradas, son los de Amboise, cuyo acero proporciona instrumentos y limas tan perfectas como las de Inglaterra y Alemania; la fábrica de Tolosa donde se hace escelen

te acero, limas y de 60 á 80,000 hoces cada año; la de Givet, departamento de los Ardennes, que surte de buenos utensilios, etc. Del aeero fundido. El acero fundido es el que se obtiene licuando el hierro ó la fundicion, ó el acero matural ó el de cimentacion, ya solos, ya con otras materias colando esta fundicion en los moldes y forjándola en seguida. El acero fundido es el mas hermoso é igual, mas compacto y homogéneo de las tres especies conocidas. Se conocen de él muchas variedades: 1o acero fundido que adquiere su dureza por el temple al agua; 2? acero fundido que toma su dureza al aire; 3o acero fundido soldable; 4o acero fundido de segunda fusion; 5o acero de la India, ó apooéz. La primera variedad se entrega al comercio bajo dos formas: 49 tal como sale de la fundicion; 2o despues de haberse templado: el primero puede llamarse acero fundido en bruto, y el segundo acero fundido forjado. El acero fundido en bruto conserva todavia las señales de los moldes cilíndricos en que se ha fundido; en su testura se parece á una hermosa fundicion gris bien depurada; su fractura es compacta y plana; su grano fino y homogéneo; su color de un gris blanquizco: es difícil de forjar, exije mucho cuidado, y para conseguirlo es necesario llevarle á un calor suave que le permita soportar el martillo: solo despues de haber sido trabajado puede forjarse y soldarse con facilidad, sin que por eso pueda sufrir un calor demasiado vivo. Se conoce ordinariamente con el nombre de acero marsehall, porque entregado primero por los ingleses con esta denominacion se ha imitado en seguida por otros fabricantes que se la han conservado.

El acero fundido y forjado se saca en barras cuadradas perfectamente lisas y de diversas dimensiones, pero generalmente de poco grueso. Este se deja forjar, trabajar y soldar mejor que el primero, y es superior á él, bajo todos aspectos. Por lo mismo que el acero fundido en bruto ha tomado el nombre de acero mar— schall, este es conocido frecuentemente por el de acero huntzmann. Los aceros fundidos y forjados se templan á una temperatura inferior á la de los otros, adquieren tambien un grano igual, uniforme y fino, y su fractura es muy llena. Antes de templarse estos aceros se trabajan con la lima, sin el menor rastro de desigualdad ó dureza en el . grano, como generalmente se halla en los demas aceros. El fundido despues del temple, toma un hermoso pulimento, y puede darsele un filo de gran finura y que ofrezca bastante dureza sin ser áspero. Pulimentado con cuidado no se advierten puntos ni líneas, ni tintas diferentes de las del fondo, como se ob— servan en la superficie pulimentada de otros aceros, particularmente en la de los naturales ó de telas. El acero fundido adquiere en el temple al agua, una grande dureza unida á una gran tenacidad, y es susceptible de recibir un hermoso pulimento negro, especialmente el acero huntzmann. 2o El acero fundido que toma su dureza al aire no es muy comun; parece que MM. Poncelet de Liége son los primeros fabricantes que le hayan introducido en el comercio y dádole á conocer en Paris. Este acero se forja con facilidad, y cuando está muy caliente tiene la singular propiedad, despues de haberse calentado ó solo forjado violentamente, de templarse con mucha dure

« AnteriorContinuar »