Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ACABADOR (Tecnológia). Los movimientos de relojería, ya sean de relojes ó de péndolas, son siempre construidos en la fábrica, por dos de los principales operarios, llamado el uno bosquejador, y el otro acabador. Es de la mayor importancia el distinguir las funciones de cada uno de ellos. El bosquejador hace el movimiento en blanco, llamado tambien el bosquejo, y para que se conciba el trabajo de este operario, tomaremos por egemplo un bosquejo de reloj, y se podrá hacer facilmente su aplicacion á un bosquejo de péndola. - El operario construye las planchuelas segun el calibre que se le ha dado; monta el espacio donde deben colocarse las ruedas y resortes, hace el tambor, lo ahueca y ajusta su cobertora; hace tambien el eje que ajusta en el citado espacio; hace la rueda catalina y el sólido de acero, lo coloca en la planchuela y hace de modo que encaje bien en los dientes de la rueda catalina. Prepara tambien la rueda de huso en que se rolla la cuerda, la empuja con fuerza, ó la solda con estaño sobre su eje, despues de haberle templado, hace dar vueltas á la rueda de huso sobre el eje, y le da á poca diferencia la forma que debe tener, pero no la corta; ajusta la rueda grande: hace el encaje de la de huso, que hace mover, y la une con la rueda grande por medio de una gota de acero, ó de otro modo, segun el sistema que se haya adoptado. Construye luego el fiador y guardacadena. Hace el piñon del centro, el de la pequeña rueda media, el de la rueda de corona, ó de la que la reemplaza, y el de la rueda de escape; estos piñones se hallan acabados, templados y pulidos. Coloca cada una de estas ruedas, cuando están hendidas en el piñon

que le corresponde; pero no hace acabar los dentados; se limita á redondear con la mano dos ó tres dientes de cada rueda, á fin de poder colocar los piñones en su lugar, para entregar su bosquejo. Hace el puntal, la pieza con la llave de puntal, el contra puntal y la

plancha, si es un movimiento de ruedas de reencuen

tro, las ruedas minuteras compuestas de la calzada, la rueda de retorno y la de cuadrante. En fin, hace la corredora, el registro y la rueda de alambre montada sobre su eje; lima y ajusta el gallo con su gallito de acero, lima el cuadrado de la rueda de huso y el del eje del tambor, y los pule; finalmente, ajusta el volante desbastado, vuelve á montar la pieza despues de haber ablandado todas las piezas de ella que son de laton, y la entrega para que sea acabada. El acabador toma el bosquejo, verifica todas las piezas, acaba de dar vueltas al tambor, pone en él el garabatillo, lo mismo que en el eje, en el agujero que habia hecho el bosquejador antes de templarlo, y en este estado, envia el tambor á fin de que se le haga el resorte. Dá la forma conveniente á la rueda del huso y la envia para que se corte, despues de cuya operacion se pasa esta á la que fabrica las cadenas, que le pone la que mejor le conviene. En seguida, despues de haber hecho, los quicios á los piñones de todas las ruedas ordinarias: y de haberlas colocado en su lugar, las envia á la que hace los dentados. Durante este tiempo hace el escape, lo hace andar, y perfecciona las demas piezas. Cuando han vuelto á su poder todos aquellos objetos, hace el encaje de una rueda con otra, las hace andar sin el volante, y luego con este y el espiral, si es un escape de reposo, y sin espiral si es escape con rueda de reen

[ocr errors]

cuentro. En este último caso examina cual es la mar— cha de su conjunto de ruedas, si este corre ménos de 28 minutos por hora, el volante es demasiado pesado, y es memester aligerarlo; lo adelgaza y angosta interiormente hasta que corra de 28 á29 minutos por hora. Si al contrario corre en este espacio de tiempo mas de 29 minutos, es indispensable mudar el volante y poner otro mas pesado. Cuando ha conseguido poder encontrar el peso conveniente del volante, puede arreglar el reloj colocando en él el resorte espiral; entónces azula todas las piezas de acero que ha sido preciso templar, pule las cabezas de los tornillos, y las azula tambien; ablanda todas las piezas de laton, vuelve á montar su movimiento, y lo entrega, ya andando, el fabricante que lo pasa al que lo acaba. El acabador de péndulas hace iguales operaciones, pero tiene regularmente dos conjuntos de ruedas, el del movimiento y el de la campana. Acaba estas dos obras de un mismo modo; las hace trabajar por separado, y luego juntas; cuando todo está acabado, ablanda todas las piezas, vuelve á montar la péndola, la arregla y la entrega en seguida al fabricante que se vale de otro operario, cuyas funciones son las mismas que las del que acaba los relojes, hace pulir el cobre y el acero, y ajusta los movimientos en las cajas. L. ACABADOR (Tecnológía). Esta palabra, que se emplea en muchas artes, se toma siempre en la misma acepcion. Es el nombre que se da en las artes mecánicas, al oficial que reune las partes de una máquima, ejecutadas por otros artífices, y las hace obrar acomodándolas á sus objetos, y acabando su obra. En casi todas las artes, especialmente en las que emplean metales, hay uno ó muchos acabadores, los cuales están encargados de la parte mas delicada de la obra, la que exige mas precision y exactitud. Seria menester recorrer todas las artes detalladamente, para concebir bien cual es el destino de este artífice en cada una de ellas; mas en la descripcion de las artes que contiene esta obra, es fácil de distinguir las operaciones del acabador que perfecciona, y por decirlo así, da la última mano á las obras que se le presentan. L. ACACIA, grande y hermoso árbol cuyas primeras simientes se llevaron de la América á Paris por M. Robin hácia el año de 1600, habiéndose despues multiplicado en Francia: crece muy rapidamente y se levanta á la altura de 20 metros. Su madera es una de las mejores para el hogar, y se usa en las artes de ebanistería y carpintería, y en las del carretero, del viñador, del tonelero, y en la marina. Es dura, pesada, compacta y susceptible de un pulimento hermoso, amarilla con vetas ó listas de un verde oscuro, y da una tintura tambien amarilla, que tal vez un dia tendrá una aplicacion feliz. De la flor de acacia se ha hecho un jarabe agradable. L. ACADEMIA. La importancia de las academias para escitar la actividad de los fabricantes manufactureros y fomentar la industria se espondrá en la palabra FoMENTo. F. ACARREO ( Tecnológía ). Esta palabra significa propiamente hablando la facilidad de acarrear. No considerándola nosotros en este solo sentido, la esplicarémos en toda la estension del término. * - ¿ Esta voz, deriva de la palabra carretero, que ha sido aplicada al que ejecuta el transporte de las mercaderias, ó bien esta ha derivado de aquella? Semejante cuestion es poco importante para que merezca que subamos al orígen de las palabras: ambas parece que provienen de la voz carro, que hace parte con las ruedas, de los cuerpos destinados al transporte de génerOS,

En las palabras MENSAGERIAs y posTAs se habla de los diferentes medios de transporte, limitándonos aqui á manifestar los que se efectuan por los carreteros, y las mejoras que ha tenido este ramo de industria.

El acarreo se ejerció por mucho tiempo por los acarreadores solos, que se encargaban de transportar las mercancias sin intermediarios, á precios convenidos. Cuando el mismo particular podia suministrar el peso necesario para cargar enteramente el carro, el acarreo se verificaba facilmente, mas sino estaba cargado sino parcialmente por una misma persona, era preciso esperar que el carromatero hubiese reunido el total de su carga, ó bien que se le pagase mayor precio. -

Esta dificultad determinó el establecimiento de co—

misionados de acarreo ú ordinarios en las principales ciudades y en todos los caminos. Estos ordinarios estan en relacion con los carreteros que merecen su confianza, quienes al salir de la ciudad anuncian al comisionado los quintales que llevan y su direccion en los diferentes puntos del tránsito, con la noticia de los dias que á ellos llegarán; y con este aviso el comisionado trabaja para procurarles uno ó mas carguíos enteros en tal ó tal punto de la carrera que debe seguir la mercancia, cuyo destino es el mas distante, transmitiendo á su corresponsal las notas recibidas del carretero. Así de unos en otros llega la mercadería

« AnteriorContinuar »