Imágenes de páginas
PDF
EPUB

porcion de ácido carbónico, que está lejos de representar todo el oxígeno absorvido. Por ejemplo, el aceite de lino no absorvió en espacio de ocho meses sino tres veces su volumen de oxígeno; y durante los diez dias siguientes á este término absorvió sesenta veces su volumen. Esta absorcion, que duró aun dos meses, subió en los diez meses del esperimento á ciento cuarenta y cinco veces el volumen del aceite. Durante la absorcion se produjeron veinte y un volumenes de gas ácido carbónico, sin formarse visiblemente agua ninguna. En la suposicion de que el oxígeno en esceso respecto á la produccion del ácido carbónico, hubiera servido para formar agua, esta hubiera debido quedar en la especie de gelatina no susceptible de manchar el papel, y transparente, á que el aceite se redujo.

Los aceites fijos disuelven el azufre y el fósforo en mayor cantidad en caliente que en frio, lo que ofrece un medio de obtener estos dos cuerpos en estado de cristales por un enfriamento bien conservado.

Accion del alcohol. Los aceites fijos son muy poco solubles en el alcohol; pero segun observa Saussure, esta solubilidad crece en proporcion del oxígeno que han absorvido, ó del que naturalmente contienen. Consistirá en que el aceite de higuera infernal encierra mas oxígeno que los demas aceites, la circunstancia de ser enteramente soluble en este líquido rectificado? M. Planche ha hecho una serie de esperimentos interesantes sobre la solubilidad comparativa de los aceites fijos en el alcohol, cuyos resultados son los siguientes : mil gotas de alcohol á 40 granos del areómetro de Beaumé y á la temperatura de 12?,5 han disuelto , á saber:

Aceite de adormideras conservado un año.. 8 gotas.

. ,. de adormideras nuevo 4 ■>

de lino 6 »

—— de nuez 6 »

de fabuco ó hayuco i »

de oliva 3 •»

. de almendras dulces 3 ■

, de avellanas 3 •»

de higuera infernal, en todas proporciones.

ficcion del eter. M. Planche ha examinado tambien la accion del eter sobre los aceites fijos, y de sus esperimentos resulta: 1?que una disolucion de tres partes de aceite de oliva en dos partes de eter sulfúrico, quedaba liquido á 18? bajo cero; 2? que añadiendo á una mezcla de una parte de eter y una de alcohol, una parte de aceite fijo, se formaban por la agitacion, al cabo de algunos minutos, dos capas muy distintas, la inferior compuesta de eter y de aceite, y la superior casi unicamente compuesta de alcohol, de donde se sigue, que la tendencia del eter á unirse á los aceites fijos , es mas grande que la del alcohol.

Subdivision de los aceites fijos en tres géneros. Los aceites fijos con relacion á su consistencia pueden subdivirse en tres clases, á saber: aceites fluidos, aceites sicativos y aceites concretos. Los primeros permanecen constantemente fluidos á una temperatura de 15 grados , y no esperimentan ningun cambio al aire, sino es con el tiempo una ligera condensacion; los segundos espuestos al aire, sobre todo en capas delgadas, se desecan con prontitud y se solidifican en una especie de barniz; esta facultad sicativa aumenta en mucho por la accion de los óxidos de plomo que se hacen hervir con ellos. Los aceites fijos del tercer género constante

mente sólidos á la temperatura atmosférica, aunque sufra cualesquiera variacion, recibieron al principio el nombre de mantecas, de donde procede la espresion manteca de cacao, manteca de moscada, etc. Otros, á pesar de su habitual solidez, han conservado el nombre de aceites, como el aceite de laurel, el

aceite de palma, etc.

PRIMER GÉNERO.

ACEITES FIJos FLúIDos.

PRmIERA EspECIE. Aceite de olivas, estraido del fruto del olea europea, que le contiene en su simiente y sobre todo en la capa carnosa que lo cubre. Este árbol tan alabado de los antiguos, que le miraban como un don precioso de Minerva, crece con abundancia en las partes meridionales de la Europa, y su cultivo no exije grandes cuidados en proporcion de las utilidades que produce. Regularmente cada dos años puede esperarse de él una cosecha abundante, porque no produce con igualdad todos los años. La cosecha no se hace regularmente hasta los meses de noviembre ó diciembre (segun los paises), época en que las olivas, que han tomado un color rojo negruzco, están en un estado perfecto de madurez. El método de varear los olivos debe desecharse como perjudicial á los árboles, siendo preferible coger el fruto con la mano. Para obtener el mejor aceite posible deben apartarse las olivas marchitas, picadas ó caidas, con el objeto de tratarlas á parte, mo amontonarlas ni apretarlas, ni tampoco abandonarlas á un grado de fermentacion, que altera siempre el aceite en proporcion de su fuerza y dura

cion, sino llevarlas al molino algunos dias despues de haberlas cogido.

Entre los aceites, el de oliva ocupa el primer lugar, ya como alimento, ya tambien porque es el mas propio para la saponificacion. Por otra parte, el modo y los instrumentos que se emplean para obtenerle, son con algunas ligeras modificaciones, los mismos que aquellos con que se tratan todas las simientes que contienen aceites. Esta doble consideracion nos determina á insistir de una manera particular en los medios de obtener el aceite de olivas.

Estraccion de los aceites. Todo taller destinado á la estraccion de los aceites debe estar provisto de dos aparatos indispensables: de un molino ó triturador, para deshacer el fruto y reducirle á pasta, y de una prensa ó lagar para esprimir esta pasta y sacar de ella el aceite contenido. Dos especies de molinos están en uso: los unos son movidos por el agua, y los otros por animales. Los primeros son raros, porque exigen la proximidad de un rio, de un manantial ó de un arroyo , pero los otros tienen la ventaja de podérseles establecer en cualquier parte; ademas, estos últimos no ceden en nada á los primeros con relacion á la utilidad. En verdad no trituran con tanta velocidad, pero trituran mejor. La rapidez del movimiento de las muelas , en los molinos de agua, perjudica á la trituracion, separando la materia sometida á su accion, y sucede con frecuencia , que un molino movido por un caballo ó un mulo hace igual trabajo en una hora que otro de agua en hora y media (V. en cuanto á la descripcion de las máquinas para deshacer las simientes y esprimir el aceite, los artículos Molino Y Lagar ).

M. Sieuve ha sido el que demostró el inconvenicnTomo 1. 10

te que habia en quebrantar á un mismo tiempo la oliva y el hueso, por mezclarse el aceite de la almendra con el de la pulpa. En efecto, nadie puede dudar por sus esperimentos, que el aceite de la pulpa recogido puro, seria de una calidad muy superior, y que se conservaria mas facilmente y por mas tiempo sin esperimentar ninguna alteracion. Sin embargo, es cierto que esta separacion tan deseada no se ejecuta en ninguna parte, y no busquemos la causa sino en la dificultad , cuando no en la imposibilidad, de obrar esta separacion en grande, por falta de un instrumento bueno y espedito para el caso. El triturador propuesto por M. Sieuve, segun el dictamen de las personas que le han ensayado, dista mucho de alcanzar el objeto que se ha propuesto el inventor: obra de una manera tan imperfecta y al mismo tiempo tan larga, que ni aun es susceptible de aplicarse en pequeño, y un propietario que quisiera usar esta máquina, correria el riesgo de perder la mitad de su cosecha antes de que la otra mitad se hubiese despojado de sus huesos. Si algun dia, lo que no es imposible , se llegase á conseguir la separacion exacta y pronta de la pulpa de la oliva, de su hueso, es evidente que la mayor parte de los propietarios se apresurarian á aprovecharse de la ventaja de poder obtener un aceite muy agradable, de fácil conservacion, y cuyo precio, mas subido, les indemnizar ia con usura de la pérdida del aceite que podrian producir las almendras ó núcleos de los huesos.

Cogidas ya las olivas y despues de haber separado las que no están sanas, bastan algunos dias para hacerles perder el agua de vegetacion superabundante; lo que se consigue con facilidad estcndiéndolas en suelos secos, hasta la altura de algunas pulgadas solamente,

« AnteriorContinuar »