Imágenes de páginas
PDF
EPUB

los reglamentos fabriles, la existencia de las corporaciones y privilegios de las artes y oficios, la dilapidacion de la fortuna pública bajo el regente; tales fueron las causas harto multiplicadas que detuvieron en Francia la carrera de la industria.

El siglo diez y siete se ilustró por una invencion, consecuencia y desarrollo del descubrimiento de la imprenta. La primera gaceta publicada en Italia, fué el orígen de esa multitud de diarios y periódicos que circulan hoy dia en el globo, y forman un cambio continuo de las ideas y opiniones de los hombres, sobre las ciencias , las arte* y la política.

El reinado de Luis XIV, célebre por el brillo que esparcieron la literatura y bellas artes, fué sin embargo agitado por guerras frecuentes, que apresuraron la perfeccion de la artillería y de la táctica. El genio militar se transformó en una nueva ciencia en las manos de Vauban : este ilustre ingeniero creó el arte de la fortificacion moderna, y erizó las fronteras de la Francia con una multitud de plazas fuertes que formaron una triple línea de defensa. Despues de él, Belidor, Dulac, Darcy, Monialembert y Carnot han perfeccionado y desenvuelto en sos escritos el grande arte de emplear la artillería en los sitios, ya para el ataque, ya para la defensa de las plazas.

Los trabajos hidráulicos y públicos del siglo décimo séptimo son notables por su imponente grandeza, y por su utilidad : la construccion de muchos canales, especialmente el del Languedoc que junto los dos mares; el establecimiento de un gran número de puertos, arsenales y caminos; la creacion de una marina respetable y de un comercio floreciente; la construccion de Versalles y del cuartel de los inválidos; los acueductos de Maintenon , de Arcueil, de Marli, de Rocquencourt, y la fuente de Nimes, son los mas notables monumentos que las artes han levantado en este siglo.

En el siguiente se vieron desarrollar nuevos géneros de gloria. En este período las ciencias seguian su marcha brillante; pero las artes y el comercio volvieron á hallar en los privilegios de las corporaciones, en el aislamiento de las provincias y en la versatilidad de la administracion, obstáculos por mucho tiempo insuperables.

No obstante se construian en Inglaterra las primeras máquinas de vapor, que multiplicadas despues en aquel pais, han contribuido no poco á la estension de su poder y sus riquezas. Las máquinas para hilar el algodon fueron inventadas por Arkwright, y se esparcieron por la gran Bretaña lo mismo que las máquinas para cardar. En Francia las manufacturas se enriquecen con las hermosas máquinas debidas al genio de Vaucanson, y destinadas á preparar y á retorcer la seda; estas invenciones, no menos que el ingenioso mecanismo de sus automatas, atestiguan los talentos de este hombre célebre. Los trabajos del sabio é infatigable Reaumur dan á la Francia el arte de templar el hierro fundido y fabricar la porcelana. Las fábricas de papel afelpado, el descubrimiento de la platina, metal cuyos usos ha generalizado la química, la invencion de ios reberveros, el nuevo arte de grabar al pincel por M. Stapart, la invencion del forte-piano por M Silberman , son otros tantos hechos que señalan los progresos de las artes industriales.

La física estudiada con el auxilio del cálculo y de la esperiencia, ha cambiado de aspecto y ha producido los mas hermosos resultados; Muschembroek inventa el pirómetro y determina la medicion de los altos grados de temperatura. Hállase la máquina eléctrica, y se desenvuelve la teoría de la electricidad. Francklin levanta el primer para-rayos; Montgolfier inventa los globos aerostáticos; Charles introduce en ellos el gas hidrógeno y con el auxilio de estas ingeniosas máquinas, el hombre toma posesion del imperio de los aires; Galbani hace esperiencias sobre la electricidad animal; Volta imaginando la pila que lleva su nombre, da un nuevo y poderoso instrumento á la física y á la química; y Amontons y Coulomb introducen en el estudio de los fenómenos naturales la precision del cálculo, mientras que Monge creando la geometría descriptiva, hace á las artes un servicio inapreciable.

La química se cultiva con éxito en el siglo diez y ocho por Lemery, Sthai, Macquer , Baume , Schéele y Priestley; pero estaba reservado á Guyton Morveau, á Darcet, Pelletier, Foucroy, Laplace, Berthollet, Bergman, y sobre todos el inmortal Lavoisier, el sacarla del caos que la hacia inaccesible y constituirla en una ciencia enteramente nueva. Desde aquella época una infinidad de sabios la han hecho hacer los mas rápidos

progresos, y han multiplicado sus aplicaciones: basta citar los trabajos de Vanquelin, de Klaproth, de Rumford, de Chaptal, de Thenard, de Gay-Lussac, de Davy, de Berzelius, etc. Animada la Francia con los progresos de todas las ciencias, libre de todas trabas industriales y electrizada por la pasion de la gloria é independencia nacional, se lanzó en la carrera industrial con inaudito éxito. Libre la industria, ha desarrollado todo su poder y difundido todos sus beneficios: en pocos años la Francia ha hecho tanto como en dos siglos; ha establecido en su territorio todo género de manufacturas, y ha competido, sino sobrepujado, con las naciones mas industriosas. Qué de invenciones, qué de descubrimientos no se han sucedido, y cuantos nombres no se han ilustrado desde aquella época para siempre célebre en la historia de las artes Como aplicaciones de la química citarémos el blanqueo del lino, cáñamo y algodon por el cloro, debido á M. Berthollet; los procedimientos del blanqueo del papel, de los libros y de las estampas concebidos por M. Chaptal, que ha creado tambien el arte del blanqueo por medio del vapor; el hermoso azúl que M. Thenard ha compuesto con el cobalto, perfeccionado despues por M. Dumont; la preparacion del color verde de cromo por M. Vauquelin, las fábricas de albayalde que MM. Buchoz y Leseur, asi como M. Roard han establecido en Francia; la fabricacion del minio, del sublimado corrosivo, de la sal de saturno; las manufacturas francesas que han subministrado al

[graphic]

comercio el alumbre y la caparrosa fabricadas de todas dimensiones, inmensas cantidades de sosa artificial preparada por el procedimiento de Leblanc; el amoniaco y sal amoniaco segun los de Beaume, y de MM. Pluvinet, Payen y Bourlier. La refinacion del salitre y los procedimientos económicos de M. Champy para la fabricacion de la pólvora, han dado el medio de preparar cantidades inmensas de estas materias de que la Francia tenia la mas urgente necesidad para resistirá toda la Europa armada contra ella. Las fábricas de ácidos han adquirido una grande estension, se han establecido otras y preparado en grande el ácido sulfúrico, el ácido muriático, el cloro, el ácido nítrico, y el oxáHico. Klaproth ha hecho la aplicacion del ácido fluóríco en el grabado del vidrio. Se ha estraido el vinagre de leña carbonizada en vasos cerrados recogiendo todos sus productos; el ingeniero Lebon ha destilado el primero la leña y el carbon para producir el gas hidrógeno con aplicacional alumbrado; antes que él, Argand y Lange habian hecho un servicio interesante á la industria con la invencion de las lámparas de doble corriente de aire, perfeccionadas por Quinquet con su chimenea de vidrio encorbado; descubrimiento que ha completado el nuevo arte de purificar y desengrasar los aceites. Tambien se han hallado los medios de purificar y quitar el calor de las substancias por el carbon, de clarificar y filtrar en grande las aguas de los ríos, y se ha hecho uso de la destilacion para hacer

potables las aguas del mar.

« AnteriorContinuar »