Imágenes de páginas
PDF
EPUB

especie que la industria emplea; la historia natural le desarrollará el brillante cuadro de las variadas riquezas que la naturaleza ofrece á las artes, para que estas la embellezcan mas todavia. No cuenta el hombre solamente con sus fuerzas físicas para ejecutar los trabajos de las artes industriales; su inteligencia ha hecho que cooperen con él otras fuerzas que ha sabido sacar de todo cuanto le rodeaba. Por esto, despues del estudio de las substancias primeras, nada es mas interesante que los medios de accion de que podemos disponer: tales son en general las fuerzas del hombre y de los animales, la pesadez de los cuerpos, la accion de los vientos, la de los fluidos espansibles, los efectos del calor, de las afinidades, etc. La Mecánica y la Física nos enseñan á medir las primeras de estas fuerzas y á reportar de su uso mas provecho; la Química nos espone la teoría de las últimas, y nos dirige en su aplicacion fructuosa y bien entendida. La segunda circunstancia del hombre que emprende el estudio de las artes consiste en familiarizarse con estas ciencias, si quiere penetrar á fondo los secretos de la industria y descubrir nuevos medios para el éxito. En fin, el diseño y la geometría descriptiva le son ne

cesarios para estudiar y conservar la figura y forma de los instrumentos, máquinas y aparatos que llamen su atencion; mientras que con el auxilio del cálculo podrá valuar y comparar los efectos de las máquinas y sus motores, juzgar de su mérito ó defectos, y corregir los unos ó perfeccionar los otros.

[ocr errors]

Tal es el círculo de las ciencias que debe recorrer el

que desea estudiar la Tecnológia en toda su estension. Pero aquel que solo intente conocer un arte en par— ticular, ó á lo mas los que le son análogos, puede muy bien dispensarse de una instruccion tan variada y profunda, limitándose á unas nociones elementales de Física ó de Química, de Historia natural ó de Cálculo, de Geometría ó de Diseño, segun se refiera el ramo de industria que abrace á una ú otra de estas ciencias. Pero como distinguir entre esta multitud de co— nocimientos los que son útiles al arte que se quiere estudiar, qué elementos son necesarios á este estudio, cuales las artes que mas se acercan á él, etc. etc.? Estas dificultades no pueden allanarse sino en una obra completa y metódica como la que publicamos. En ella se deciden todas estas dudas, y los lectores hallarán la esposicion de los conocimientos que les son necesarios; cada artículo contendrá las nociones precisas al arte de que trate; y esto bastará para la inteligencia de los procedimientos. Por este medio el estudio de la Tecnológia se hará sencillo y fácil; los hechos y observaciones de que se compone serán presentados y esplicados; se clasificarán facilmente en la memoria, y formarán por la union de sus partes una masa de instruccion tan variada como clara y sólida. Persuadidos de que el mas seguro medio de conducir las artes á su perfeccion es propagar por do quiera su conocimiento, hemos procurado llegar á este precioso resultado, publicando sobre las artes y manufacturas descripciones nuevas, claras, completas y acordes con el estado de las luces; hemos aspirado, no áreanimar sino á mantener el fuego sagrado que hace treinta años vivifica á la industria. Una nacion que quiere prosperar, debe prestar á las artes un no interrumpido impulso; la marcha de la industria es como el movimiento de una gran máquina: mientras que continua su accion basta el mas débil impulso para sostenerla; si se detiene , son necesarios entónces esfuerzos estraordinarios para sacarla de su estado de inercia.

S 3? Plan de esta obra.

Consistiendo la industria en general en la aplicacion de nuestras fuerzas y las de la naturaleza al trabajo y á la produccion de las cosas útiles, dividirémos las artes industriales en tantas partes, como fuerzas distintas conducen á dar existencia á las diversas artes, ó que tengan un modo de accion particular. La naturaleza nos presenta desde luego los productos mas importantes como engendrados por las fuerzas vegetativas del suelo y del abono en los vegetales, ó por la asi

milacion de los alimentos en los animales. Así, la agri

cultura que nos da sus productos, no consiste en general sino en los medios mas propios para favorecer y dirigir esta fuerza productiva de la naturaleza segun el clima, la especie de las plantas, la temperatura, la situacion y naturaleza del terreno, etc.; ó cuando se

aplica á la produccion de los animales para su multiplicacion , alimento, cuydado y conservacion, conformándose tambien á las condiciones del suelo, á los alimentos , á las especies y á las costumbres. Tal será pues Ja primera clase de los procedimientos que constituyen la industria agricola, distintos de todos los demas por su naturaleza y por sus efectos.

Despues observarémos que todas las operaciones ó transformaciones hechas para obtener otros productos, se ejecutan por el intermedio de fuerzas puramente mecánicas ó químicas : y esto da orígen 1? á las Artes quimicas y físicas, en las cuales se emplean como agentes el calor, la luz, las afinidades, la electricidad, etc. 2? á las artes puramente mecánicas y de cálculo, cuyo principio está en la accion ó la habilidad de la mano, de las máquinas y de los instrumentos. Su reunion constituye lo que se llama industria fabril.

Así, pues, ArIes mecánicas y de cálculo, Artes sicas y químicas, y Artes agrícolas, tales son ios ramos principales que forman el conjunto y sirven de base á los estudios tecnológicos.

Esta es tambien la division que hemos seguido en nuestra obra, en la cual comprendemos bajo el título de Artes mecánicas todos los conocimientos que tienen por objeto la ciencia del movimiento y el uso de las grandes máquinas i y como los resultados que se esperan ístán siempre predichos por el cálculo, que ademas sirve tambien de base á diversas profesiones, hemos tambien comprendido en este orden las Artes de cálculo. La Física y la Química dan orígen á una multitud de empresas, por lo cual hemos referido á esta division todos los ramos de industria que dependen de estas ciencias; la Agricultura está definida por la misma palaLra que la designa; en fin, la Tecnológia, propiamente dicha, encierra todas las demas artes que se auxilian con procedimientos manuales ó con instrumentos mas ó menos complicados. Los autores se han repartido este trabajo de tal manera, que la redaccion de cada parte estuviese confiada á aquellos que por sus estudios especiales, por su destino ó su posicion estuviesen mejor dispuestos á describirla bien.

Hemos adoptado el orden alfabético en la clasificacion de las artes, porque esta forma parece la mas conveniente para abrazarlas todas y al mismo tiempo la mas cómoda en cuanto proporciona el medio de hallar al instante y sin trabajo la parte que se quiere estudiar. Una recopilacion de todas las artes no seria de un uso demasiado fácil, porque siendo este el libro de todos los momentos y de todos los artistas, debe prestarse á las investigaciones sin hacer perder un tiempo precioso que está destinado á utilizarlas. Estas consideraciones nos han promovido la idea de adoptar la forma de diccionario, separándonos de un orden mas metodico, pero mas ó menos disputable, que hubiera ecsijido un estudio particular y un cierto recogimicn- to de espíritu de parte del lector. Sin embargo, para no perder las ventajas que se hacen sensibles cuando se trata del estudio de las artes en su conjunto, de

« AnteriorContinuar »