Imágenes de páginas
PDF
EPUB

compararlas y hallar ó preveer las mejoras posibles,

terminarémos la obra con una clasificacion general y metódica de todas las artes, con referencia á los diversos artículos del diccionario en que esten tratadas. Así llenarémos completamente nuestro objeto, que consiste mo solo en describir las artes tales cuales son en sí, sino tambien en concurrir á su perfeccion, con lo cual el público disfrutará á la vez de un diccionario completo de artes y oficios y de un tratado general de Tecnológia. Pero el órden alfábetico permitirá ademas en muchos casos comparar las artes que tengan entre cierta relacion: así en el artículo de la impresion se podrán reunir y comparar las artes que tienen por objeto la impresion en papel comun, en papel de tapices, en lámina fina, en lienzos, en telas de lana, en loza, etc. Al artículo tintura se referirán las artes de teñir la seda, la lana, el algodon, el lino, las maderas, las plumas, las pieles, la crin, etc. Cuando algun arte contenga muchos ramos, cada uno de ellos será tratado aparte, y clasificado segun el órden alfabético de la palabra que le sea conveniente la relojeria, por egemplo, no tratará de otros objetos que de aquellos en que el relojero se ocupa especialmente pero como emplea resortes, cuadrantes, agujas, es rales, cademillas, etc. que él no construye; c ne necesidad de artífices que le bruñan el cobre, le hiendan las ruedas, le perfecr tadas y le monten las cajas; de dorad

[graphic]
[graphic]

ciales particulares, cada una de estas artes se descri

birá separadamente, porque cada una de ellas forma un oficio distinto en que de ninguna manera se ocupa el relojero, que no hace mas que reunir los productos - para construir con ellos sus obras. Hablando de cada arte se darán á conocer las materias que emplea, la serie de operaciones que egecuta, y la naturaleza de las obras que produce; se describirán las máquinas y los instrumentos de que hace uso, y á esta descripcion acompañarán los diseños correspondientes, siempre que convenga hacerlo para la claridad é inteligencia del texto. Este es el único medio de hacer interesante el estudio de las artes, porque con su auxilio se recorren las descripciones con el mismo zelo que se pone en seguir con la vista los desarrollos succesivos de una planta ó de una hermosa flor. Para aficionarnos al estudio de los procedimientos y productos industriales, como al de los productos de la naturaleza, basta manifestárnoslos en dibujos que representen con fidelidad los objetos; solo la vista puede trazarnos rápida y exactamente lo que apénas nos podrian pintar largo idos discursos. Ofreciéndosenos de este

dustrial, nos debe atraer y com-
agnífico y grande cuadro de la
el mas hermoso complemenio
las primeras, ó de agos
peraciones ulteriores =
rémos de su ese con
de sus d er ser a

[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]

dades y variedades, de sus usos y disposicion. Cuando estos dos últimos puntos de vista deban ser el objeto de artes particulares, se indicará sucintamente, remitiendo para los detalles al artículo que trate de estas mismas artes. En el curso de la descripcion, no se omitirá la teoría de las operaciones que se propongan ejecutar; el desarrollo de los principios en que se funden, será como un fanal destinado á iluminar á los viageros en un pais desconocido; y sin darles demasiada estension, se conciliará el modo de que estas nociones basten para hacer comprender á los inteligentes el motivo de operar de aquella suerte, y el de porque cualquier otro procedimiento no convendria al mismo objeto. Algunas veces esta teoría, especialmente en las artes que dependen de la mecánica, descansará en principios ó fórmulas cuya demostracion exigiria el uso de una complicada análisis; estos conocimientos, aunque muy familiares á los sabios, no son bastante generales en el mayor número de los lectores, por lo cual nos contentarémos con dar el resultado del cálculo; pero cuando éste sea fácil, se darán las demostraciones propias á ilustrar el objeto; y á aquellos que quieran profundizarlas, los medios de satisfacer su curiosidad, indicándoles los principios. En efecto, si es cierto que las ciencias estan destinadas á ilustrar, faltaríamos á nuestro objeto hablando á la mayor parte de los lectores un lenguage que no entendiesen. En cuanto á los demas que tengan voluntad y medios de adquirir una instruccion mas estensa, tendrán en una obra elemental sobre la ciencia, todas las nociones que pueden desear con mas método y menos gastos que en esta, que no tanto es una esposicion de las teorías científicas, como la aplicacion de las ciencias á todos los géneros de industria. Con todo nos atrevemos á pensar que este diccionario contribuirá poderosamente á popularizar los conocimientos científicos: manifestándolos siempre y unicamente bajo el aspecto de su utilidad, atraerá á su estudio á todos los prácticos juiciosos con tanta mas facilidad cuanto no se trata en él de inventar sino de propagar: en ninguna parte se ha adelantado tanto el estudio de las ciencias como en Francia; pero concentradas en un número muy corto de personas, su utilidad ha permanecido restringida, y la nacion ha sacado de ellas mas gloria que provecho. Al contrario, en otros paises menos adelantados en esta parte la ciencia se ha hecho popular, y en sus manufacturas todo el mundo, hasta el simple operario, ha poseido las mociones de química y mecánica necesarias á su profesion. Las empresas industriales se han comenzado y seguido con feliz éxito, los capitalistas han consagrado á ellas sus fondos con confianza, y las mas útiles innovaciones no han tropezado en la ignorancia, la pereza ó la incuria de los artífices con obstáculos in

superables. L.

S 4? Sobre la aplicacion de las máquinas en las artes.

Las máquinas tienen un uso tan universal que sería menester ser insensato para negar sus ventajas. En efecto, cómo concebir que todos se apresuren á emplear estos agentes mecánicos, si la esperiencia no hubiese demostrado que sus productos son á la vez mas perfectos, menos costosos y ejecutados con mayor rapidez que aquellos que se obtienen sin su socorro? Por esto, asi que una buena máquina se ha introducido en algun arte, es indispensable que lo sea tambien en todas las empresas del mismo género, sopena de verse arruinados los establecimientos que reusen su uso. Ciertamente, si los resultados de una máquina tienen todas las ventajas que acabamos de enumerar, cómo el fábricante que se resista á adoptarla podrá sostener la concurrencia? Sus productos despreciados del consumidor y envilecidos en el comercio, no podrian tener salida sino á costa de enormes pérdidas.

Cuando un artista ha imaginado un procedimiento mecánico propio para conseguir el objeto que se propone en una fabricacion, el privilegio de su despacho le asegura por cierto número de años beneficiosos resultados en sus especulaciones, y si fuera posible que él solo bastase á todas las necesidades del consumo, es indudable que llegaria á arruinar todos los establecimientos del mismo género, porque ofreceria al comercio productos de ejecucion mas primorosa y mas baratos.

« AnteriorContinuar »