Representacion que los eclesiásticos de Guadalajara dirigen al Soberano Congreso Constituyente: sobre que en la carta fundamental que se discute, no quede consignada la tolerancia de cultos en la República

Portada
Tip. de Rodriguez, 1856 - 18 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 4 - No se expedirá en la República ninguna ley, ni orden de autoridad que prohiba o impida el ejercicio de ningún culto religioso; pero habiendo sido la religión exclusiva del pueblo mexicano la católica, apostólica, romana, el Congreso de la Unión cuidará, por medio de leyes justas y prudentes, de protegerla en cuanto no se perjudiquen los intereses del pueblo, ni los derechos...
Página 14 - República ninguna ley, ni orden de autoridad, que prohiba o impida el ejercicio de ningún culto religioso; pero, habiendo sido la religión exclusiva del pueblo mexicano la católica, apostólica, romana, el Congreso de la Unión cuidará, por medio de leyes justas y prudentes, de protegerla en cuanto no se perjudiquen los intereses del pueblo, ni los derechos de la soberanía nacional.
Página 6 - Iglesia ha encontrado el secreto de preservar al entendimiento; y est; ha sido no presentarle la verdad sino como sagrada é inviolable, colocándola en, una esfera á que no alcancen las disputas ni las pretensiones de las pasiones, exigiendo la sumisión como el primero de los deberes, no...
Página 14 - ... ésta contenía, además de la citada, media docena de leyes que disgustaban sobremanera a la Iglesia ya los conservadores. Los sacerdotes de Guadalajara afirmaron que el objetivo de la nueva Carta Fundamental era proscribir la religión católica. Decían haber llegado a tal conclusión después de meditar "en el verdadero sentido de ciertas frases capciosas de algunos artículos que encubren ataques directos á lo más esencial del...
Página 9 - ... ó cree que en realidad no hay religión y de consiguiente ni Dios, y por esto deja á los ciudadanos que se...
Página 10 - ... que todo el furor de las pasiones, mientras se conserve el catolicismo, no alcanza á alterarlas. Pues sobre esta base solidísima de...

Información bibliográfica