Imágenes de páginas
PDF
EPUB

DEL

ARCHIVO GENERAL

DE

BUENOS AIRES

FUNDADA

BAJO LA PROTECCION DEL GOBIERNO DE LA PROVINCIA

POR

[ocr errors]

MANUEL RICARDO TRELLES.
up nostronno ukuta
abem to the newsletind so that
Ideern to.nze teen 0,75

, bajos ; pero para mi tengo que no he sido mas
Alayning to the town hou med mine y encuentra ya una piedrecita tosca, ya una

Vinuseht in zweiteste conchita mas agradablemente variada que las
incing a muuter Hebei mir se estendia inesplorado ante mi virta.
Prettig wihilt shoi monitory,

de enn meta nol
whilst the great green die

goede Yorut fins fans de
lay all mirinccsesore the disse me

trener
TOMO I

No sé lo que el mundo pensará de mis tra.
bajos; pero para mi tengo que no he sido mas
que un nino que se divierte a orillas de la mar
y encuentra ya una piedrecita tosca, ya una
conchita mas agradablemente variada que las
demas, mientras que el gran Océano de la verdad
se estendia inesplorado ante mi vista.

ISAAC NEWTON.

BUENOS AIRES
IMPRENTA DEL “PORVENIR,” DEFENSA 91

1869

[merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors]

FUNDACION DE ESTA REVISTA

Los documentos relativos á la fundacion de la Revista del Archivo General de Buenos Aires, tienen un derecho indisputable á encabezarla; y esta circunstancia nos proporciona la oportunidad de reproducir nuestra nota al Gobierno, depurada de las equivocaciones con que se ha publicado en los periódicos, haciendola incomprensible en algunos puntos.

Con este motivo nos parece tambien oportuno agregar algunas palabras á las que dirigimos al Gobierno respecto del plan de esta publicacion.

La mayor parte de los documentos que daremos a luz, contienen datos sobre hechos que no son el objeto principal de que se ocupan, pero que estan destinados á rendir servicios evidentes, segun el fin que se tenga en vista al consultarlos.

Quien crea que por los encabezamientos que ponemos á nuestras observaciones, y los que llevan los documentos, puede juzgarse del contenido de estos, indudablemente se equivoca.

Los documentos que publicamos, si se quiere sacar de ellos todo el fruto que deben producir, necesitan ser estudiados aun por aquellos que investigan sobre asuntos independientes del que aparece en primer término en cada documento, y que vendrá á quedar talvez en el último, segun el objeto que se proponga el investigador.

Quien no haga indagaciones sobre áreas de tierra, por ejemplo, sino sobre puntos históricos que nada tengan que ver con ellas, cometeria una grave omision dejando de imponerse del contenido de las mercedes de tierra que publicamos, pues no es raro encontrar en ellas, datos históricos, que sería en vano buscar en otros documentos.

Con motivo de la publicacion de mercedes semejantes, hecha en el Registro Estadistico, hemos tenido ocasion dle hacer observaciones iguales; y ahora repetimos que, todo el que se ocupe de la Historia del Rio de la Plata, tendrá que consultar aquellos documentos, que solo parecen ser útiles en cuanto se refieren á la propiedad territorial y á la topografia del pais.

No hay duda que este modo de investigar indirecto, es mas trabajoso, pero en recompensa ofrece resultados mas seguros, por lo mismo que se revelan los hechos sin que haya habido el propósito de dirigirlos a un fin preconcebido; y sobre todo, es el único camino que nos queda para alcanzar sucesos de que nadie se ocupó directamente.

Quién crecria, por ejemplo, que en una merced de tierra se habia de revelar la espedicion del gobernador de

Tucuman, Ramirez de Velazco, á la conquista del Valle de Londres, de que ninguna noticia nos dejaron los historiadores...

Todo el que conoce lo que es hacer investigaciones sobre asuntos determinados, sabe que es necesario por lo

tores!.....

general practicarlas por senderos tan variados como caprichosos, que solo el tino especial del investigador puede facilitar, sin que este le sirva en muchos casos, si no ha llegado á convencerse que para tratar de usos y costumbres de ciertas épocas, por ejemplo, no podria dar un solo paso, sin tomar el camino de la Aduana, para estudiar las tarifas de avaluos de aquellas épocas, y suplir con ellas la falta de noticias directas sobre esos particulares.

Caminos semejantes, y á primera vista estraños, necesitamos recorrer, si queremos alcanzar resultados satisfactorios en tantas materias que pueden ser objeto de investigaciones.

Se vé pues, no solo la imposibilidad, sino lo perjudicial que seria someter una publicacion como esta á un plan cualquiera, no solo por la dificultad de clasificar los documentos que se ocupan de asuntos diversos, sino tambien porque las clasificaciones generales contribuirian á apartar la vista de documentos, que conteniendo precisamente lo que buscasemos, aparecerian agenos al asunto, solo en virtud de la clasificacion que hubiesen recibido por el objeto principal que los motiva.

Nuestra Revista tendrá pues que ser estudiada por entero, so pena de no utilizar los datos que se necesiten, á pesar de hallarse consignados en ella. Por eso ao seguiremos otro órden que el de las fechas de los documentos que contenga cada tomo.

De todos modos, el trabajo no será irrealizable para los hombres estudiosos, y mucho menos cuando podrán praticarlo con la comodidad que proporciona la imprenta á los que no son hábiles, ó no se encuentran en circunstancias aparentes para consultar los originales en el maremagnum de los archivos públicos.

« AnteriorContinuar »