Imágenes de páginas
PDF
EPUB

arrebatados y crueles, siempre que obran unidos en
un motin popular. Convendrá dar una prueba de esta
asercion. El grande alboroto de 1781 estuvo á pique
de quitar al rey de España toda la parte de las mon-
tañas del Perú, en la misma época en que la Gran
Bretaña perdia casi todas sus colonias en el continente
de América. Josef Gabriel Condorcanqui, conocido
con el nombre del inca Tupac - Amaro, se presentó
capitaneando un ejército indio, delante de los muros
de Cuzco. Era hijo del cacique de Tongasuca, pueblo
de la provincia de Titzta, ó mas bien hijo de la mu-
ger del Cacique; porque parece cierto que el tal inca
es mestizo , y que su verdadero padre era un fraile. La
familia Condorcanqui se dice descendiente del inca
Sayri-Tupac, que desapareció en la espesura de los
bosques al E. de Vilcacampa, y del inca Tupac-Amaro
que contra las órdenes de Felipe II fue decapitado.
en 1578 por el virey don Francisco de Toledo. .

Josef Gabriel habia sido educado con algun esmero en Lima, y se volvió á las montañas despues de haber solicitado en vano de la corte de España el título de marques de Oropesa, que lleva la familia del inca Sayri-Tupac. Su espíritu de venganza le condujo á sublevar los indios montañeses que estaban irritados contra el corregidor Arriaga. El pueblo le reconoció como descendiente de sus verdaderos soberanos, y como hijo del sol. El jóven se aprovechó del entusiasmo popular, que habia excitado con los símbolos de la antigua grandeza del imperio del Cuzco; ciñó su frente

[graphic]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

con la diadema imperial de los incas , mezclando hábilmente las ideas cristianas con los recuerdos del culto * del sol.

.. En sus primeras campañas, protegió á los eclesiásticos y americanos de todos colores.; y no persiguiendo sino a los europeos, se formó un partido aun entre los mestizos y los criollos. Pero desconfiando los indios de la sineeridad de sus nuevos aliados, hicieron muy luego una guerra de exterminio a todo lo que no era de su raza. Josef Gabriel, del eual conservo cartas en que se titula inca del Perú, fue menos cruel que su hermano Diego y sobre todo menos que su sobrino Andres Condoreanqui, el cual, á la edad de 17 años desplegó grandes talentos, pero un carácter sanguinario. Esta ;' sublevacion , que me parece ser poco conocida en Eu-,

ropa, y de la cual daré noticias mas puntuales en la ... narracion histórica de mi viage, duró cerca de dos .. años. Tupac-Amaro habia conquistado ya las provin

cias de Quispicanchi, Tinta, Lampa , Azangara , Caravaja y Chumbivilcas, cuando los españoles le hicieron prisionero á à con toda su familia; y todos ellos fueron descuartizados vivos en la ciudad del a ir Cuzco. :

El tal inca habia inspirado tan gran respeto a los indigenas, que a pesar del miedo de estos a los espa, ñoles, y estar rodeados de soldados del ejéreito vic-. torioso , se prosternaron a la presencia del último . hijo del sol, cuando este atravesaba las calles para ir al suplicio. Al hermano del Josef Gabriel, Diego Cris

[graphic]

tobal Tupac-Amaro, no le quitaron la vida hasta mucho tiempo despues de concluida esta conmocion revolucionaria de los indios peruleros. Cuando el gefe cayó en manos de los españoles, el Diego se rindió voluntariamente para aprovecharse del indulto que se le prometió en nombre del rey, por medio de una convencion que se firmó entre él y el general español el dia 26 de enero de 1982, en el pueblo indio de Siguani, situado en la provincia de Tinta : y vivió tranquilamente con su familia hasta que por una política insidiosa y suspicaz, fue preso bajo pretexto de una nueva conspiracion.

Los horrores que los naturales del Perú.cometieron contra los blancos en 1781 y 1782 en la Cordillera de los Andes, se repitieron veinte años despues en los pequeños alborotos que hubo en el llano de Riobamba. Es del mayor interes, aun para la tranquilidad de las familias europeas establecidas siglos ha en el continente del nuevo mundo, mirar por los indios y sacarlos de sų presente estado de barbarie, de abatimiento y de miseria.

[graphic]

CUADRO CRONOLOGICO DE LA HISTORIA DE MÉJICO. • (EXTRACTO DE LA OBRA DEL SEÑOR DE HUMBOLDT SOBRE LOS MONU*MENTOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE LA AMÉRICA, TOM. IÌ, : :

P, 118, 136, Y 385.)

De todos los rasgos de analogía que se observan en los monumentos, en las costumbres y en las tradiciones de los pueblos del Asia y de la América, el mas admirable es sin duda alguna el que presenta la mitología mejicana en la ficcion cosmogonica de las destruccio

nes y regeneraciones periódicas del Universo. Esta ficcion que ata la vuelta de los grandes cyclos con la idea de una renovacion de la materia que se supone indestructible, y que atribuye al espacio lo que no parece pertenecer sino al tiempo *, trae su origen de la mas lejana antigüedad. Los libros sagrados de los habitantes del Indostan, particularmente el Bhagavara Pourana , hablan ya de las cuatro edades y de las pralayas, ó cataclysmos, que en diversas épocas, han hecho perecer la especie humana **. Una tradicion de cinco edades, análoga á la de los Mejicanos, se encuentra en el llano del Thibet ***. Si es verdad que esta ficcion' astrológica que ha venido á ser" la basa de un sistema particular de cosmogonia nació en el Indostan, tam"bien es probable que de allí ha pasado á los pueblos occidentales por el Iran y la Caldea, No se puede desconocer una especie de semejanza entre la tradicion india de los Yougas, s de los Kalpas , 'los cyclos de los antiguos habitantes de la Etruria, y esta serie de generaciones destruidas, caracterizadas por Hesiodo bajo el emblema de cuatro metales. - «Los pueblos de Colhua ó de Méjico, dice Gomara **** que escribia á mediado del siglo xvi, creen con arreglo á sus pinturas geroglíficas, que antes que existiera el sol que los alumbra ahora, hubo ya cuatro que se han apagado unos despues de otros. Estos so- * les diversos son otras tantas edades en las cuales nuestra especie ha sido aniquilada por medio de inundaciones, de tremblores de tierra, por un incendio general, y por el efecto de los uracanes. Despues de la destruccion del cuarto sol," el mundo estuvo sumergido en tinieblas durante 25 años; y en medio de esta noche profunda fue regenerado el género humano diez años antes que apareciese el, quinto sol. En esta época han criado los dioses por la quinta vez un hombre y una muger. El dia en que apareció el quinto sol tomó el signo de tochtli (conejo), y los mejicanos cuentan 850 años desde esta époča hasta el 1552. Sus anales llegan hasta el quinto sol. Aun en. las cuatro edades precedentes se servian de la escritura pintada; pero

[ocr errors]

* Hedmann, Mithologie der Griechen. Th. ur. C. 332.

" Hamilton y Lanclés, Catálogo de los manuscritos sansckrits de la Biblioteca Imperial, p. 13, Indagaciones asiáticas, tom. Ir, p. 171. Moor Hindu Pantheon, p. 27 et 10.

*** Georgi, Alphabetum Thibetanum, pag. 220. **** Gomara; Conquista , fol. cxix.

[ocr errors]
[ocr errors]

**5206 años F 13 X 400

estas pinturas, segun ellos mismos afirman, han sido destruidas, por

que á cada edad todo debe renovarse. Şegun Torquemada *, esta · fábula, sobre la revolucion de los tiempos y la regenebacion de la

naturaleza, es de origen Tolteca; una tradicion nacional que perte-
nece á aquel grupo de pueblos que conocemos bajo el nombre de
Toltecas", Chichimecas, Acohluas , Nahualtecas , Tlascaltecas y Azte-
cas, y que, hablando una misma lengua han refluido desde el norte
al sur desde mediados del siglo vi de nuestra era.

Examinando en Roma el Codex Vaticanus, n° 3738, copiado en
1566 por un religioso dominicano, Pedro de los Rios, he descubierto
que indica con cifras geroglíficas aztecas la duracion de cada sol y
-los periodos de los cataclysmos. Los cuatro periodos han durado:
5206 años = 13 X 400 + 6

d.
4804 años = 12 X 400 + 4
: 4010 años'= 10 X.400 + 10

4008 años = 10 X 400 + 8.

18028 años. Segun el sistema de los mejicanos, las cuatro grandes revoluciones de la naturaleza han sido causadas por los cuatro elementos; la primera catástrofe es el aniquilamiento de la fuerza productiva de la.

tierra ; las otras tres han sido producidas por la accion del fuego, : del aire y del agua. Despues de cada destruccion la especie humana

[ocr errors]
[ocr errors]
[graphic]

se ha regenerado , y todo lo que no ha perecido de la raza anterior se ha trasformado en pájaros, en monos y en pescados. Estas trasformaciones recuerdan todavía las tradiciones del oriente : pero en el sistema de los Indostaneses, las edades ó rougas se terminan todas por medio de inundaciones; y en el de los egipcios ** los cataclysmos alternan con las conflagraciones, y los hombres se refugian unas veces á las montañas y otras á los valles. Seria alejarnos de nuestro propósito exponer aqui las pequeñas revoluciones locales sucedidas diferentes veces en la parte montuosa de la Grecia ***, y discutir el

* TORQUEMADA, vol. 1. pag. 40. vol. ir. p. 83.

"Tineus cap. 5 (Platon. op. 1578, ed. Serran. tom, u, pág. 29.) De Legibus. Lib. m. (Op. omn., tom. ir, pag. 676–679.) Onigenes contra Celsum, Lib. 1, c. 20; Lib. ir, c. 20. ( ed. Delarue , pág. 338 y 514;. '

*** Arist. Meteor., Lib. 1, c. 14 (Op. omn., ed. Duval, 1639, pág. 770).

« AnteriorContinuar »