Memorias de la Real Academia de la Historia

Portada
Contains monographs varying in length, preceded, in v. 1,4- by "Noticia histórica de la academia."
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

Contiene la obra "Memoria sobre la moneda arábiga y en especial la acuñada en España por los principes musulmanes" leída en la Real Academia de la Historia en junta de 21 de julio de 1804, por Don Joséf Antonio Conde, pp. 225-314.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página lxvii - Sevilla, caballero de la insigne orden del Toisón de Oro, gran 'cruz de la real y distinguida orden...
Página 379 - Las justas y los torneos, paramentos, bordaduras y cimeras, ¿Fueron sino devaneos, qué fueron sino verduras de las eras?
Página 216 - Tonantzin de muy lejos, tan lejos como de antes, la cual devoción también es sospechosa, porque en todas partes hay muchas iglesias de Nuestra Señora, y no van a ellas, y vienen de lejas tierras a esta Tonantzin, como antiguamente.
Página 401 - Sin embargo, esta relación es bien clara y bien digna de la atención de una administración justa y suave. Un pueblo libre y alegre será precisamente activo y laborioso, y siéndolo, será bien morigerado y obediente a la justicia.
Página 414 - ... silbados y puestos en ridículo los demás vicios y extravagancias que turban y afligen la sociedad: el orgullo y la bajeza, la prodigalidad y la avaricia, la lisonja y la hipocresía...
Página 399 - Si algunas personas salen de sus casas, no parece sino que el tedio y la ociosidad las echan de ellas, y las arrastran al ejido...
Página 401 - Se dirá que todo se sufre, y es verdad : todo se sufre, pero se sufre de mala gana; todo se sufre, pero ¿quién no temerá las consecuencias de tan largo y forzado sufrimiento? El estado de libertad es una situación de paz, de comodidad y de alegría ; el de sujeción lo es de agitación, de violencia y disgusto; por consiguiente, el primero es durable, el segundo expuesto a mudanzas. No basta, pues, que los pueblos estén quietos; es preciso que estén contentos...
Página 399 - Y si a esto se añade la aridez e inmundicia de los lugares, la pobreza y desaliño de sus vecinos, el aire triste y silencioso, la pereza y falta de unión y movimiento que" se nota en todas partes, ¿quién será el que no se sorprenda y entristezca a vista de tan raro fenómeno?
Página 192 - Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, del...
Página 399 - Un día de fiesta claro y sereno, en que pueda libremente pasear, correr, tirar a la barra, jugar a la pelota, al tejuelo, a los bolos, merendar, beber, bailar y triscar por el campo, llenará todos sus deseos, y le ofrecerá la diversión y el placer más cumplidos.

Información bibliográfica