Imágenes de páginas
PDF
EPUB

hay un agujero rectangular, de un grandor capaz para contener los paquetes de cartuchos. Se sabe que son de diez. En cada punta tiene 15 agujeros de calibre, en los cuales se meten otros tantos cartuchos, la bala hácia bajo. De este modo cada cartuchera puede contener 60 cartuchos. Esta caja está cubierta de un cuero negro que se cierra por una cobertera del mismo para garantirla tanto del agua como del fuego en su interior; se lleva sobre la cadera derecha colgada de un tahalí ó cinturon terciado de ante ó piel de búfalo, que se pone como una banda sobre el hombro izquierdo. Hay otras llamadas cananas que se llevan á la cintura para el uso de las tropas ligeras y de la caballería. E. M. CANASTA ( Tecnológia ). Es una especie de cesta redonda ovalada ó rectangular, de fondo llano bastante profundo, sin asas exteriores, pero guarnecida de una empuñadura en cada extremo, colocada encima en la direccion de las paredes de que es una continuacion. Es por esta empuñadura que se agarra para llevarla de un lado á otro. Los cesteros son los que fabrican las canastas. El tejido de las canastas es mas ó ménos espeso segun el uso á que se quieren emplear. Su forma depende tambien del género de servicio que deben hacer. El vELERo de sebo se sirve de ella ya sea para conducir el sebo de un lado á otro, ya sea para filtrarlo. En el primer caso el tejido es de un mimbre grueso, no muy cerrado. La forma es redonda ó rectangular, lo que nada importa. En el segundo caso el mimbre con el que la canasta se ha construido es mas fino quitada su corteza y el tejido es mas espeso; su forma es la de un cilindro, ó algunas veces de un cono troncado. El cenEuo se sirve de las canastas rectangulares para transportar las velas ó hachas de la fundería para el blanqueo. Las paredes están formadas de mimbres gruesos sin corteza, ampliamente espaciados, porque se forran interiormente de tela. . Las canastas sirven á menudo para transportar géneros. Estas están construidas de un mimbre grueso cuyo tejido es mas ó ménos cerrado, segun el grandor ó pequeñez de los objetos qne deben meterse. Tambien se sirven de ellas á menudo en las librerías en lugar de caja para ciertos embalages. Su forma es rectangular. El soMBRERERo emplea casi siempre canastas, que tambien las llaman asi, para el transporte de sus mercaderías. Son siempre rectangulares, y están formadas de una parte de bases partidas de castaño, de un largo arbitrario, y otra de mimbre para sostener y atar las pequeñas varas de castaño que están colocadas á una distancia de algunos centímetros la una de la otra. Las canastas de mimbre sirven tambien en muchos almacenes para transportar los géneros á la ciudad; los comisionados ó los mozos de cordel las llevan sobre sus espaldas, y van de esta suerte á entregar los géneros ó mercaderías. L. CANASTILLA ( Tecnológia ). Se dá generalmente el nombre de canastilla á un conjunto de lienzos ú otras vestiduras necesarias para una criatura recien nacida, ó para la madre durante el tiempo de párida, sea caja, maleta ó cofre que la contenga. Bajo esta última relacion, es la canastilla que está en el caso de hacer la caja ó cofre mas ó ménos grande, mas ó ménos elegante, segun el rango y riqueza de la madre. Bajo la primera relacion, la cauastilla se compone,

como ya lo hémos dicho, de lienzos ó vestiduras necesarias á la madre durante el tiempo de parida, y de la criatura desde su nacimiento hasta que principia i andar sola. Todos estos objetos son del ministerio de la lencera ó costurera que los hace , cuyo detalle seria demasiado minucioso y nos haria salir de nuestros limites. Los objetos varían desde luego segun el pais y segun la moda; porque esta diosa nos domina siempre desde la cuna hasta la sepultura. No podriamos hacer mas que repetir aquí cuanto tengamos que decir á la palabra Lencero, al cual nos remitimos.

El Guitarrero di el nombre de canastilla i una especie de cerrojos que él mismo se fabrica de madera ó de marfil, que están empleadas en el bordon de gaita para cerrar los agujeros y encajes que llevan el viento y que impiden á este bordon de resonar cuando están cerrados. (V. Gaita ). L.

CANDADO. Especie de cerradura pequeña que no está fija en el mueble ó puerta que ha de cerrar. Su forma es muy variada, habiéndolos cuadrados, triangulares, cilindricos, en forma de corazon, de escudo, etc.; pero cualquiera que sea su figura, las piezas esenciales de un candado son una cerradura encerrada en una pequeña caja de metal, cuyo pestillo se empuja con una llave: un medio anillo, cuyo extremo está montado en una charnela que le permite moverse y aproximar el otro extremo á un ojo que entra y encaja con el pestillo de la cerradura. Para cerrar una puerta ó un mueble con este instrumento, se ponen en cada uno de los dos postigos que separa la abertura, una Armella , cuyos agujeros se colocan uno encima de otro, y se sujetan en esta posicion pasando por ellos el anillo del candado , de modo que ya no se puede separar, y queda

[ocr errors]

cerrada la puerta. Bastan estos detalles para explicar la forma y los usos de un instrumento tan conocido, Se ha variado mucho el mecanismo de los candados con secreto, y no entrarémos en hablar sobre este punto inagotable; pero si nos detendrémos en los candados con combinacion, que son de un uso cómodo, porque no hay necesidad de llave para abrirlos y cerrarlos. Figurémonos muchos anillos gruesos, ó birolas de cobre, de hierro ó de otro metal cualquiera, como AB (fig. 11, lám.52) abiertas por un canal concéntrico O, el cual tiene una fuerte muesca D abierta longitudinalmente sobre el espesor en forma de canal. Si se colocan estos cilindros ó birolas una encima de otra (aqui suponémos que son cuatro) de modo que sus vacios interiores se correspondan y formen un canal que las atraviese en toda su largaria, y ademas si las canales se corresponden tambien de un extremo á otro de modo que solo formen una, es claro que se podrá introducir en ellas una broca de hierro ab ( fig. 14) de igual calibre, la cual tiene en uno de sus extremos un diente k, que enfilará la canal interna. En el otro extremo tiene una cabeza b mayor que el agujero. En esta disposicion, si se hacen-dar vueltas á las birolas al rededor de su eje, no subsistirá la canal longitudinal, porque las empulgaduras no se corresponderán, y no se podrá sacar la broca, en atencion á que el diente k no hallará el paso por donde habia entrado; de consiguiente para extraerla, seria preciso volver á establecer aquel paso, volviendo á colocar las birolas en su primitiva posicion, Para conocerla se hace uso de un ardid muy sencillo. La superficie curva exterior de los cilindros 1, 2, 3, 4, está dividida en casillas iguales; se graba en cada una de ellas una cifra ó una letra, y se deben colocar en la direccion en que se hallaban los caractéres cuando entró la broca en los agujeros de las birolas. Esta leyenda es conocida, se conserva en la memoria, y solo el que la sabe puede sacar la broca. si no quiere resignarse á agotar la multitud de posiciones combinadas que pueden presentar las birolas. Bajo estos principios están construidos los candados

de combinacion, cuya construccion es fácil concebir con lo que hémos dicho. Sea un cabo de acero ABCDE (fig. 11) encorvado en semicírculo hácia el centro, y cuyos brazos paralelos AB, ED están separados de una distancia igual á la altura de los cuatro cilindros 1, 2, 3, 4. El uno de estos brazos AB tiene un agujero precisamente igual al vacío de los cilindros / fig. 11); el otro contiene un hueco ak en donde va á colocarse el extremo de la broca y su diente terminal k. Es claro que de este modo se halla cerrado el candado, y que para abrirlo es preciso sacar la broca ab, para que salgan los cilindros. Las cosas están dispuestas de modo, que no se puedan extraer las birolas sino juntas las cuatro, lo que se consigue de dos maneras. Se deja en la base de un cilindro un diente, que entra en una garganta hecha en la base del cilindro siguiente; ó bien, este medio es preferible porque presenta mas solidez y hace inútiles todas las tentativas; se ponen en la broca ab 4 dientes laterales, K', K".... (fig. 15), una para cada birola; estos dientes están colocados de modo que no impiden á la birola el que dé vueltas; porque se hace en esta una garganta circular, como se demuestra con puntos en la fig. 11, y la profundidad de esta garganta es por lo ménos de la mitad de la altura del cilindro. Por lo demas en este caso, lo mismo que en el precedente, no puede desprenderse la broca, sino en cuanto se correspon

« AnteriorContinuar »