Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Estas propiedades dignas de atencion se han aplicado, con utilidad en una infinidad de circunstancias, y en particular á la DEPURAcioN de las aguas, para quitar el gusto desagradable que contraen ciertas substancias, por ejemplo, la MIEL, el MELoTE, los JARABes, el aguardiente de granos, ó fécula, etc., á la conservacion de substancias alimenticias, y á la desinfeccion de varias, substancias putrificadas en parte (*). La propiedad descolorante descubierta por Lowitz, se ha aplicado á la purificacion de la miel, y á la refinacion del azúcar. (V, mas arriba, GARBoN ANIMAL, y mas abajo cARBoN vEGETAL.) . s - J La propiedad que presenta el carbon de apropiarse el oxígeno á una temperatura elevada, lo há hecho aplicar á descomponer varias substancias, que tienen el oxígeno por uno de sus principios constituyentes. De este modo en muchas ferrerias reducen los óxidos á metal, por ejemplo, los guijos de hierro oxidado á hierro FUNDIDo ó maleable. Para estos usos, en general para la fabricacion de metales, se debe escoger el carbon de madera mas compacto, como se hace en Francia. En Inglaterra se ha encontrado el medio de sustituir á él el coke ó carbon de tierra purificado. En muchas fraguas de Francia se empieza ya á ensayar este procedimiento que ofrece mucha economía, facilita la ejecucion de las piezas mas complicadas de hierro fundido, y evita el que se agoten los bosques. En las artes se descomponen tambien algunas sales con el carbon; por este medio se prepara la sosa artificial, y se convierten algunos sulfaros en súLFUnos ú óridos sulfurados. Se emplea el carbon de leña en polvo, y algunos otros carbones para cimentar el hierro (V. AcERo), y como cisquero en la AMoldADURA de los metales, etc. Sirve el carbon para dar á las PIEDRAs de color, un tinte amarillo ú obscuro. Por medio de la combustion del carbon, se logra algunas veces el ácido carbónico para formar los cARBoNA ros. Este ácido que se desenvuelve cada vez que se quema carbon, ha causado muchas veces terribles accidentes, por la imprudencia de los que guardan car— bon encendido en lo interior de sus habitaciones, sin que sea posible que este gas pueda encontrar salida, y ser reemplazado por un aire nuevo. Hay infinitos ejemplos de personas que han muerto asfigiadas por el ácido carbónico desenvuelto de esta manera. Existe todavia entre el pueblo una preocupacion funesta, que hace creer á esta numerosa clase, que las brasas á medio consumir no pueden presentar inconveniente alguno, cuando se queman en un cuarto cerrado; nada debe omitirse para destruir esta seguridad fatal dando publicidad á esta verdad incontestable por todos los medios posibles: que la cantidad de oxígeno combinado ó de ácido carbónico producido, y por consiguiente los peligros que acarrean en ciertas circunstancias, están en

(*) Si por ejemplo, se cubre con carbon hecho polvos un pedazo de carne, ó una pieza de caza, que por un principio de putrefaccion exhalen mal olor, estas substancias perderán casi enteramente su mal gusto, y podrán volverse á poner en estado de ser comidas. Es preciso emplear para ello carbon acabado de preparar, ó recalcinado en el momento de servirse de él; sin cuyas circunstancias, podria despues de su preparacion haber ab-. sorvido una cantidad considerable de los gaces ó del aire húmedo, con los que se hubiese hallado en contacto, y entónces tendría tanta ménos ca

- pacidad para absorver los gases ó vapores que se quisieran ha cer desapa

tcer

[graphic]

la proporcion de la cantidad de carbon quemado, sea cual fuere su forma.

Se vé pues que el carbon de leña es una de las substancias que mas se usan en las artes, las ciencias y la economía doméstica; asi como el CARBoNo es uno de los principios mas diseminados en la naturaleza. P. CARBON DE TIERRA. V. ULLA y AUTRACITA. P. CARBON DE TIERRA PURIFICADO. V. coke. P. CARBON DE TURBA. V. Tuana. CARBON MINERAL. Se dá este nombre á los carbones que se sacan de la tierra, y en particular á la ULLA (V. esta palabra). Tambien se designa con este nombre un carbon últimamente descubierto, que se obtiene calcinando en vasijas tapadas un guijo de esquita betuminoso, que se encuentra con abundancia en el departamento de Puy-de-Dome, en Menat, cerca de Clermont. Esta esquita, cuya situacion he ido á reconocer, se halla á una profundidad de 1 á 4 ó 5 metros, y en algunos parages se presenta á descubierto en los costados de los barrancos, y de los caminos hondos; se compone de una multitud de capas paralelas hojosas, bajo diversas inclinaciones y en masas duras y compactas; pero que no tardan en deshojarse cuando se hallan expuestas al aire. En algunas partes de esta esquita se encuentran algunas venas de piritas (súlfuro de hierro) mas ó ménos gruesas. No se ha resuelto aun la potencia de esta esquita. Segun el análisis que he hecho de él con M. Julia Fontenelle, contiene sílice, agua, un aceite bituminoso parecido al petróleo, alumbre, carbon, súlfuro de hierro, sulfato de hierro, sulfato aluminoso, de amoníaco y vestigios de materia azoada soluble al agua hirviendo. Se trata del mismo modo que los huesos de los que se quiere obtener el CARBoN ANIMAL, ya sea encerrándo

la en ollas de hierro, ó cargándola en cilindros de hierro fundido provistos de un obturador y de un tubo por el que se desprenden los productos del gas, que pueden recogerse. Por el primer modo de operar, solo se obtiene el residuo carbonoso, cuyos usos explicaremos; los gases procedentes del agua y de la materia bituminosa , se escapan al través de las hendiduras de los barros y alimentan la combustion en lo interior del horno. Siguiendo el segundo procedimiento, se recoge un aceite de mas ó menos color, segun la época de la destilacion (al concluirse es casi negro), y mas ó ménosabundante, segun el tiempo que dura la operacion ; á proporcion de la lentitud con que se gradúa la temperatura se recoge mas ó ménos cantidad de aquel aceite. En fin, el gas hidrógeno carbonado que se desprende, puede aplicarse al Alumbrado; pero la cantidad de este producido es demasiado insignificante para indemnizar de la diferencia que seria preciso suportar en los precios del transporte del combustible y del trabajo material, si se hacia conducir la materia en bruto basta Paris, y esta capital, es el único punto de Francia en donde es de una grande importancia el uso del gas para el alumbrado.

La materia carbonosa que resulta de cualquiera de estas dos operaciones, es de un color negro muy intenso, ligera, desmenuzable y fácil de reducir á polvos muy finos , segun el análisis que he hecho de ella con i\L Julia; se compone:

De sílice. . . . - '. - . 56 á GO

Carbon . . 20 á 25

Alumbre 10 á 15

Óxido de hierro y azufre 2 á 3

Sulfato de cal, y subsulfato de alumbre., vestigio»

Las diferencias observadas en la composicion, dependen delos diferentes parages de que se extrae la primera materia. <

Se ha propuesto el carbon mineral para reemplazar el carbon animal en la fabricacion y refinacion del azúcar de cañas y de remolachas; en efecto, tiene una propiedad descolorante bastante marcada, á pesar de ser inferior á la del carbon de huesos (*); ademas de esto, deja en los jarabes del azúcar que se refina, un tinte obscuro, y hémos reconocido muy positivamente, que en el agua de los jarabes no puede llevarse la cal libre en solucion. Esta observacion es de mucha importancia relativamente á su uso en la fabricacion del azúcar de remolachas y del de las colonias; porque la propiedad que tiene el carbon animal de llevarsela cal, es de mayor utilidad que su potencia descolorante. Esto tiene ménos importancia en la refinacion del azúcar porque solo se emplea en ella la cal en algunas circunstancias; pero como es forzoso algunas veces recurrir á este agente, que es necesario entonces poder detener á tiempo oportuno su accion, en cuyo caso es preciso emplear el carbon animal , creemos deber indicar un medio fácil de distinguir este carbon del carbon de esquita; basta para ello el echar sobre 100 gramos del carbon que se quiere probar, 200 gramos, poco mas á menos de ácido Muiuático, (ácido Hidboclórico ) del comercio, meneándolo de cuando en cuando dentro de una

( * ) Despues de las investigaciones que habíamos hecho sobre este objeto , M. Pelletier ha descubierto , que la potencia descolorante del carbon de esquita era aun menor ruando se aplicaba á las soluciones vegetales acidas ; y M. Lassaigne , comparando este carbon al de huesos , ha obtenido bajo la proporcion del descoloramiento del caramelo, multado* iguales á los nuestros.

« AnteriorContinuar »