Imágenes de páginas
PDF
EPUB

estas dos plazas, y que la primera dá 183 fr. para recibir 100 marcos de la segunda; pero trasladándonos á las otras plazas de Europa, no se conservan ya las mismas unidades ni el mismo término fijo.

AMsTERDAM, en los cambios que hace esta ciudad con Hamburgo D 35 sueldos mas ó ménos por 2 mar. de b.

Lisboa D 53 din. de gros. . . . . 1 cruzado. Lóndres D 37 escalines. . . . . . 1 lib. ester. Francia D 56 din. de gros. . . . . 3 francos.

JViena D 12 sueldos. . . . . . . 1 rixdaler.

BásiLEA en sus cambios con Amsterdam D 142 lib. mas ó ménos por 100 flor. cor.

Génova D 64 sueldos. . . . . 1 peso f. b. Hamburgo D 126 lib. . . . . . . 100 mar. f. b. Lóndres D 16 lib. . . . . . . 1 lib. ester.

Paris. 40 fr. valen 27 lib. fijas, y el cambio se valua á tanto por ciento; 100 francos valen 1003 mas ó ménos moneda de Suiza.

FRANCFoRT soBRE EL MEIN en sus cambios con Amsterdam D 136rix. de cam. mas ó ménos por 250 flor.

Hamburgo D 145 id. . . . . . . 300 mar. de b. Lóndres D 138 id. . . . . . . 22.3 lib. ester, París D 77 id. . . . . . . 300 francos.

HAMBURGo en sus cambios con Amsterdam R 106 flor. cor. mas ó ménos por 120 mar. de b. Francfórt R. 145 rix. de camb. . . . 300 id. Londres D 33 escalines. . . . . 1 lib. est. Paris D 25 chelines de ban. . . 3 francos.

LóNDREs en sus cambios con

Amsterdam R 11 flor. cor. mas ó ménos por 1 lib. est. Génova D 48 din. ester. . . . . 1 peso. Lisboa D 70 id. . . . . . . . 1000 reyes. Liorna D 52 id. . . . . . . . 1 peso. Nápoles D 44 id. . . . . . . . . 1 ducado. Paris R 24 fr. . . . . . . . 4 lib. est.

No nos entretendrémos mas sobre estas enumeraciones convencionales; las que acabános de hacer serán mas que suficientes para la inteligencia de las operaciones comunes, y servirán de base á los cálculos de arbitrages: para los casos que no se han previsto en lo que acabámos de exponer, se podrán consultar los tratados especiales de cambios, en particular las tablas completas de los arbitrages, etc. por H. Schinz en Paris, libreria de Dufour, (quai) de Voltaire núm. 13. Este tratado es el mas moderno y el mas completo que se haya publicado sobre este punto. FR. CAMIELOTE ( Tecnológia ). Tejido de paño delgado, no cruzado, de color de rosa seca, que se fabrica como la tela en un telar de dos carcolas (V. TEJEDoR). Se fabrican de diversas materias, de varios anchos, y cada uno de estos tejidos ligeros que se llevaban en verano, tenia un nombre particular. En el dia ya no se ISAIl, L. CAMILLA ó CATRE ( Tecnológia ). Es una pequeña cama sin culo ni cortinas. Este nombre le es impropio, y no se usa mas que entre el vulgo. (V. CAMA). CAMINOS. Espacio largo pero poco ancho por el que se va de un lugar á otro ápié, á caballo ó en carruage. La superficie de la tierra, en su estado natural se re

Wamlcce y hasta se deslie por la presencia demasiado prolongada de la humedad; por la razon contraria se endurece, se abre y se hace polvo por la sequedad , y en ambos casos solo se viaja con mucho trabajo por semejantes tierras aun cuando sea ápié. Desde que hubo necesidad de ir de una parte á otra, de establecer relaciones de pueblo á pueblo, entre naciones, ciudades, reinos , fué preciso , para hacer fáciles , prontas y poco costosas estas relaciones, el construir caminos artificiales que pudieran, no tan solo resistir á la intemperie de las estaciones y á la fatiga del piso de los animales y carruages, sino que siguiesen tambien las lineas mas cortas que fuese posible, al mismo tiempo que se hacia menos pesada la rapidez de las subidas.

La construccion y conservacion de los caminos es un objeto de tanta importancia, que en todas las naciones civilizadas se han creado corporaciones que se ocupan únicamente de este particular. En Francia se la dá el nombre de Ingenieros de puentes y caminos.

Entre lo s pueblos antiguos que han dejado trabajos de pública utilidad de una solidez digna de atencion, se debe colocar en el primer lugar á los Romanos. En todos los paises donde llevó aquel pueblo su denominacion , existen todavia caminos romanos que el tiempo consolida mas y mas en vez de destruirlos; solo tenian 32 pies romanos ó 10 metros de ancho; pero en cambio se empleaban para hacerlos sólidos y cómodos , todos los medios que podia sugerir el arte de construir.

Los caminos de los Romanos estaban, como lo están todavia los nuestros, divididos en su ancharia en tres partes distintas; el centro destinado para los carruages, se llamaba agger, que se ha traducido por la palabra calzada; esta parte, cuya ancharia era por lo regular de

la mitad de la de todo el camino, estaba construida con una extremada solidez y cuidado, y muchas veces tenia su superficie empedrada; las otras dos partes formaban los lados, margínes, que nosotros llamamos márgenes ú orillas. La calzada estaba algunas veces separada de los lados por medio de realces de piedra de 0,6 decímetros de ancho con una parte saliente de 0,5 decímetros que servian para los viajadores ápié en los tiempos de lluvia, y en algunos paises, en particular en Inglaterra, se hace todavia, pero en un solo lado del camino, una acera de esta especie para los que van ápié. Vámos á explicar el modo de que se servian los Romanos para dar una gran solidez á sus caminos. Despues de haber trazado su direccion, igualaban y nivelaban el terreno segun la localidad, en seguida escavaban á como un metro de profundidad el sitio donde querian hacer la calzada, golpeando el fondo con mucha fuerza á fin de darle una firmeza uniforme. Sobre el terreno preparado de esta manera, se ponian las diversas capas de materiales que debian formar la parte sólida del camino, y estas capas se designaban por las palabras statumen, rudus, nucleus y summa crusta ó summum dorsum, es decir, primera capa ó fundamento, casquijo, morrillos ó guijarros y superficie superior. En los grandes caminos militares (carreteras) la primera capa, statumen, estaba formada de una ó de dos sillares lisas puestas de plano con un baño de mortero; la capa siguiente, rudus, estaba formada de una albañilería bien golpeada hecha con casquijo ó con piedras hechas pedazos; la tercera capa, nucleus, era una especie de argamasa compuesta de arena gruesa molida con cal acabada de apagar (*). El summum dorsum ó úl

(*) S. gun parece el cimiento de los Romanos estaba hecho con piedra

tima capa se compone de losas ó baldosas que se co— locaban sobre ella, en la que se hacia entrar golpeándolas. El empedrado de las vias Appia, Valeria, etc., está formado de grandes baldosas azuladas, cortadas en polígonos irregulares, algunas de las cuales tienen un metro y mas de superficie sobre 3 decímetros de grueso, y están unidas de tal modo que en muchas partes no se podria introducir entre ellas la hoja de un cuchillo. Los caminos romanos de segundo órden no tenian la capa llamada nucleus y las grandes piedras que formaban el empedrado, estaban colocadas en inmediato contacto con la capa llamada rudus. La superficie de algunos caminos antiguos consistia en una capa de argamasa, compuesta como lo hémos dicho ya, de arena gruesa molida con cal, en la que se introducian los guijarros para formar la capa ó costra superior, llamada summa Crusta. Los Romanos construian tambien caminos en los que no empleaban, ni cal, ni mortero, ni cimiento; la arcilla, la marga ó la greda les servian para ligar entre sí las diferentes capas á las que conservaban el mismo órden que para el mortero. En ambos casos tenian el mayor cuidado en dar formas que impidieran el que la humedad pudiera penetrar en el sólido que formaba la calzada, y para conseguirlo la hacian un poco cimbra

caliza no acabada de cocer, que se molia por medio de majaderos ó de muelas, y de la que se formaba despues un mortero, mezclando con ella arena gruesa bien lavada. M. Clement en su curso de Química aplicada á las Artes, ha contado, que en Chalons-sur-Saone, ha visto paredes embairadas con un mortero hecho de piedras que no estaban enterainente calcinadas, molidas en seco y desleidas á la consistencia de pasta, que se hace en seguida tan dura como la misma piedra á consecuencia de la desecacion. TOMO VII . 3

« AnteriorContinuar »