Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

5 dracmas de sosa y una pinta (medio azumbre) de agua. Se vierte en la decoccion de la cochinilla, y despues de media hora de ebullicion se quita la bacía del fuego y se coloca inclinada sobre una tabla. Se vierten entónces en ella 6 dracmas de alumbre, se remueve y se deja despues reposar 25 minutos. Se decanta el licor, que es de un hermoso color de escarlata, en otra bacia se añaden dos claras de huevo, y se remueve todo con un pincel; se vuelve á poner la bacía al fuego, y se hace hervir; la clara de huevo se coagula y se precipita con la substancia colorante que debe formar el carmin. Se quita el vaso del fuego, y se deja reposar de veinte y cinco á treinta minutos á fin de que se deposite enteramente el carmin; se decanta el licor y se pone el depósito sobre un lienzo fino para que se escurra el carmin; se quita luego este con una cucha ra de plata ó de marfil, y se hace secar colocándolo en platos, que se tapan con papel blanco. Por este procedimiento una libra de cochinilla dá media onza de carmin. Es esencial el emplear agua de rio, y no agua de pozo. Por estas dos recetas, se vé que el alumbre no es, como lo habian supuesto muchos autores, una materia indispensable para la preparacion del carmin. En una de ellas está reemplazado por el oxalato, ácido de potasa, y en la otra por el hidroclorato de estaño, resultando de los experimentos de MM. Palletier y Caventou, que estas sales sirven lo mismo que el alumbre, para dar mayor viveza al color, y para precipitarle, á consecuencia de la accion de su exceso de ácido sobre la materia animal contenida en la cochinilla. En cuanto á la corteza de azor y á la semilla de chuangon in

dicadas en la receta de la enciclopedia, no tie en mas TOMO VII o 19

efecto que el procurar mayor brillo al color del carmin, dándole un tinte amarillento. El carmin se emplea mucho en la miniatura; tambin se hace mucho consumo de él en la fabricacion de las flores artificiales, y en fin los confiteros y farmacéuticos se sirven de él para dar color á diferentes preparaciones. Basta el mezclarlo con las substancias á que se quiere dar color; pero cuando se quiere teñir con él, se disuelve primero en álcali volátil y se deja des— pues disipar el exceso de álcali por la evaporacion es— pontánea, y cuando la disolucion ha quedado sin olor alguno, se halla entónces en estado de servirse de ella. R. CARMINA. Nombre dado por MM. Pelletier y Caventou á la materia colorante pura de la cochinilla, base del carmin. Estos químicos han conseguido separarla, haciendo primero macerar la cochinilla en el éter, para quitarle una substancia crasa que contiene, y despues elaborando repetidas veces la cochinilla por medio del alcohol. A cada decoccion se deposita por enfriamiento una materia granosa de un color rojo muy hermoso, y abandonando las soluciones á una evaporacion expontánea, sigue formando el depósito y toma entónces un color cristalino. En este estado está casi en su estado de pureza la materia colorante de la cochinilla; retiene sin embargo todavía un poco de substancia crasa, y para quitarla del todo MM. Pelletier y Caventou aconsejan el volver á disolver en el alcohol á 40o, y el añadir en seguida una igual cantidad de éter: esta mezcla se enturbia al principio, se pone clara despues, y al cabo de algunos dias se encuentran las paredes del vaso cubiertas de una incrustacion de un rojo color de púrpura magnífico, y es la carmina pura que ha sido

caracterizada por las propiedades siguientes: su color es de púrpura brillante, su aspecto cristalino es perfectamente inalterable en el aire, el calor la descompone con facilidad y sin dar lugar á producido alguno azoado; es muy soluble en el agua, no se cristaliza por evaporacion ni enfriamiento, es insoluble en el éter, soluble en el alcohol hirviendo, etc. (V. diario de Farmacia o T. Iv.) R. CARNE ( Tecnológia ). Los operarios que se ocupan de curtir las pieles, entienden por la palabra carne, el costado de la piel que tocaba á la carne del animal cuando estaba vivo. El otro costado en que estaba el pelo, se llama flor. Las pieles se trabajan por los dos costados, y en vez de decir trabajar la piel por el costado de la carne, los operarios dicen dar una labor de carne, y dar una labor de flor para dar á entender que la trabajan por el costado del pelo. La carne forma el revés de la piel y jamas se alisa tanbien como la flor. Algunas veces se pone en la parte exterior la carne, y otras la flor, segun el uso que se quiera hacer de la piel. (V. GAMUzeno, cURTIDon, TENERIA, zURRADon, etc.) Los cURTIDonEs se sirven de la expresion vacas, becerros de carne gorda para designar las pieles á que han dado sebo tanto en la carne como en la flor, y de vacas y becerros de carne suave para indicar las pieles á que han dado sebo á la flor y aceite á la carne. Los GAMUzenos dicen tener por el costado de la carne, para designar la operacion por la que quitan con el cuchillo, encima del caballete, y por el costado de la carne, todo lo pue puede despegarse de ella á fin de hacer las pieles mas suaves, mas delgadas y mas fáciles de trabajar. L. CARNERO. Nombre del macho de la oveja. (V. GANADos.)

CARNERO (Agricultura ). El morueco que le privan de la facultad de reproducirse, castrándolo, le llaman carnero. El pastor es el que regularmente hace la castracion, y algunas veces suelen ser unos lio.ubres que van de cortijo en cortijo , ejerciendo esta profesion. Se tiende el cordero en el suelo como corresponde, se le abren las bolsas, y se le atan los vasos espermáticos con un hilo encerado bastante fuerte; despues de esta operacion le quitan los testículos cortandoselos por debajo la ligadura. Luego se extiende sobre la cortadura un ungüento caliente hecho de sebo y trementina, y se le lavan las bolsas con aceite y vino. Las hembras tambien se castran, quitándolas los ovarios.

Algunas veces, y particularmente cuando el carnero tiene i años los capan de otro modo, cuya capadura consiste en torcerle fuertemente los testículos hasta que lleguen á ser incapaces de que pueda hacer secreciones el licor seminal, y entonces naturalmente se le secan.

La castracion tiene por objeto de disponer el animal á engordar, y procurar la delicadeza de su carne, y últimamente el de aprovecharse del vellon y del estiércol. Se tiene observado que la facultad generativa, y sobre todo el acto de la cópula dá á la carne de carnero un olor y un sabor repugnante y salvage. En el Norte de Francia es donde engordan la mayor parte de los carneros que se consumen en Paris; la Noi mandie , la Brie y la Sologne, abundan tambien mucho. Los carneros de Ardenas, y los de Pressalés son los preferidos por lo delicado de su carne. Los envian tambien de Bourgogne, deBerri, de Champagne, y aun de Alemania y del reino de Holanda. En los mercados de Sccaux y de Poissy van los carniceros á comprar los carneros, pues no les es

permitido tener á los alrededores ganados propios (*). Los carneros los llevan de muy léjos haciendo de 4 á 6 leguas diarias.

Los buenos carneros pesan generalmente de 35 á 50 libras, algunos 60 y 70, y mas todavia: el peso ordinario es de 30 á36; los carneros pequeños ya engordados no pesan mas que de 20 á26 libras. La calidad de la carne exige, para ser buena, que el animal no tenga mas que 3 ó 4 años que se haya capado cortándole los testículos; y en fin que su comida haya sido buena. La carne de oveja es desabrida é insulsa y de muy poca es. tima. Sin embargo se come mucha de ella en los pueblos de la Campaña, y los carneros los reservan para las ciudades grandes, en donde son mejor pagados, y sobre todo para Paris, donde el derecho de entrada estando arreglado por cabezas, se tiene una ventaja en que los animales sean pesados y gordos. Arthur Young cita un carnero cebado ingles, que pesaba 212 libras de aquel pais.

Los carneros se engordan entre buenos herbages ó pastos, es decir forrages secos en abundancia. Dos ó tres meses bastan algunas veces para esto. Se debe evitar el que se cansen, y es preciso que se les abreva abundantemente; la mielga, los nabos, la cebada, los guisantes, las habas, etc., son muy buenos alimentos para engordarlos, Los vellones y las pieles son artículos de un comercio importantísimo. Lo primero abastece las lanas de diversas finuras, y lo segundo sirve para forrar los zapatos de muger, para hacer mantillas de caballo, folgos y guantes de pergamino. Todos estos ob

(*) Ent an á Paris comunmente por año 35o mil carneros poco mas ó ménos término medio entre las consumaciones de 5 años

« AnteriorContinuar »