Imágenes de páginas
PDF
EPUB

El GRAMIL exige mas detalles, por consiguiente en St.

lugar alfabético, se hallará como asi mismo REGLA ARMADA.
EscopLo, igualmente que Fon MoN y GUBA.
BAaLETe lo hémos ya descrito T. v, pág. 237.
Los carpinteros se sirven tambien de NiveLEs, Escori-

Nas, LIMAs De cola de RATA, de cARCELes. (V. estas palabras).

De las maderas ordinariamente empleadas por los carpinteros.

Las maderas que los carpinteros mas generalmente usan para sus trabajos, son el RobLe, el NogAL, el ABETo, el ÁLAMo BLANco, el CAstAÑo, el tiLo. (V. la palabra MADERA y cada una de las que le preceden).

Despachar la madera. Esta expresion significa la accion de cortar y serrar la madera relativamente á la obra que se quiere hacer. Esta palabra tiene dos sentidos diferentes: 1o designa la operacion del trabajador que despues de haber comprado un árbol ó tablones gruesos lo hace reducir á planchas ó tablas mas delgadas, á las que él mismo señala el grueso que han de tener segun la clase de obra á que los tiene destinadas; 2o cuando la madera está asi reducida en tablas mas ó ménos gruesas, él las despacha ó las corta en pedazos del grandor conveniente á la obra á que trabaja.

Hay dos modos de despachar la madera en el primer caso: se hace serrar sobre lo largo ó sobre el llano. El tablon despachado sobre lo largo está dividido en tablas de un mismo ancho, por medio de unas líneas hechas con la sierra en lo grueso de ellas. De este modo dividen los tablones, en tablas delgadas para los trabajos que no exijen sino poco grueso, como

por ejemplo para tableros de puerta, ventana, etc., se deben tener maderas partidas de todos los gruesos necesarios.

La madera aparejada sobre el llano es la que se hace serrar en sentido contrario, en pequeñas tablas mas gruesas pero menos anchas que las primeras; sirven para hacer las medias hojas de las puertas, los largueros de ventanas , puertas, armarios, travesanos y otras piezas de carpintería.

Antes de hacer aparejar la madera, se arreglan, es decir que se deben marcar segun la figura de la sierra á fin que los trabajadores no puedan equivocarse.

Cuando se hacen serrar árboles, se prefieren las tablas que están serradas sobre la vena de la madera, es decir aquellas en que la línea de la sierra es paralela á la línea ó radio que va del centro á la circunferencia. En este sentido la madera está menos expuesta á torcerse: se pule sin embargo mas difícilmente, pero presenta mejores vetas y mejor electo en las obras que son para barniz.

Los serradores de piezas grandes son los que están encargados de serrar los maderos en su largo.

Cuando la madera está preparada ó aparejada de esta suerte, y que está bastante seca para trabajarla , el carpintero la apareja sea por medio de modelos, sea con la regla ó cartabon marcando la direccion de la sierra con greta, y la entrega á sus trabajadores, á fin que ellos la corten en pedazos propios para la obra á que están destinados. Este es el segundo caso por el cual el trabajador emplea la palabra aparejar la madera. Se conoce bien cuanto le conduce su propio interés á economizar lo mas que le sea posible la materia para no perjudicar ni dañar la solidez de su trabajo. Tomo Vji 20

Del modo de acepillar la madera.

Se escoje desde luego el lado de la madera que presenta mas hilo; se adelgaza sobre el llano con el cepillo mediano, ó con el cepillo pequeño á toda fuerza, hasta tanto que se hayan quitado todos los defectos de la madera. Se acaba de recorrer y arreglar con garlopa, hasta que mirándola por los lados, lo que los trabaja— dores llaman bornoyer (que es mirar con un ojo una superficie por ver si está recta), se vé si está ó no bien llana. Ademas para asegurarse mejor, se toma una regla, se coloca de canto sobre el llano de la tabla, y de esta suerte se descubre perfectamente si tiene algun hueco ó vacío; ó poniendo encima la regla armada para que indique por que punto está torcida ó ladeada, y cuales son las partes que se deben quitar. Cuando la madera está bien acepillada sobre el llano, se vuelve sobre lo largo al lado del banco, desde luego se endereza bien sobre su grueso, con el cepillo mediano, y se concluye con la garlopa. Cuando éstá bien derecho y á escuadra, se arregla lo ancho pasando un gramil á lo largo del lado enderezado de manera que su punta trace sobre el otro lado una línea paralela á la primeraSi lo que se debe disminuir es demasiado ancho, se le quita un listoncito con la sierra comun, ó bien si el pedazo no merece la pena se fija sobre el banco con el barrilete y se quita con el formon y el mazo; se iguala y se mete á escuadra hasta la figura del gramil con el cepillo mediano y la garlopa. Si la madera es un poco gruesa se pasa el gramil en las dos caras á fin de ponerla mas igual de ancho y grueso. Cuando las tablas que se quieren enderazar sobre el grueso no son bastante largas para poder alcanzar los dos pies donde están los barriletes de píe, se fijan por la punta opuesta al gancho de madera, con un pedazo de madera dura, al cabo del cual se ha hecho una entalladura angular que se llama pié de cabra y se sujeta este pié de cabra por el barrilete sobre la superficie del banco. Las superficies que deben estar cimbradas sobre su llano presentan un poco mas de dificultad; y se acepillan de dos maneras diferentes. 1 o Se enderezan ó allanan sobre el canto, despues se ponen en escuadra por los dos extremos, y en fin se marca ó traza la cimbra de ambos lados con el calibre, y se acepilla con el cepillo cimbrado. 2.o Cuando las curvas son anchas y que se teme el torcerlas para ponerlas en escuadra, se tira sobre el plano de la curva, y á sus dos extremos dos líneas cuadradas sobre las que se dan algunos golpes de guillame en forma de ranura. Se ponen en estas ranuras listoncillos del mismo largo y bien unidos, que suplen á las regletas una línea. Cuando las dos extremidades de la curva están perfectamente recorridas, se marca una línea en ambos lados y se acepilla tambien con un cepillo cimbrado.

De las ensambladuras.

Las ensambladuras son la parte mas importante del arte del carpintero; es su exactitud y su perfecta ejecucion que constituye la solidez de sus obras. Tambien es la parte del arte sobre la cual nos detendrémos mas.

Las espigas, las muescas, los encages y las junturas sirven para hacer los ensamblages que exigen un especial cuidado, para la solidez y la limpieza en la construccion de la carpintería. Se debe entender por rasadura las dos extremidades de la pieza teniendo espiga que viene á llenar la muesca. En las fig. 18, 19 y 20, la letra C marca la rasadura. Los ensamblages toman diferentes nombres segun las diferentes maneras de cortar la madera. Vámos á describirlos separadamente. Ensamblages de almohadon. Estos son aquellos en que la espiga y la muesca ocupan la totalidad de la punta de cada pieza ensamblada, de manera que la una está preparada en horquilla, y la otra tiene una ó diferentes espigas que reemplazan exactamente los vacíos ó huecos de la horquilla sin que tenga espaldon. Se entiende por espaldon una pequeña porcion de madera que separa una muesca de otra ó que hace veces de última cara. De aqui se sigue que no hay muesca sin espaldon; y que cuando no hay espaldon, la muesca pierde su nombre y toma el de almohadon. La madera que queda en B (fig. 19) es el espaldon. La entalladura A por encima de la espiga está cubierta por el espaldon B, cuando la espiga está dentro la muesca. La espiga no estaria cubierta si en lugar de una espiga fuese un almohadon y la parte de ella que subiria al nivel de B se mostraria á descubierto. Se designan bajo el nombre de ensamblages cuadrados aquellos cuyas dos rasaduras de la espiga son iguales. (V. fig. 19). Los ensamblages á media madera son fáciles de hacer, y se emplean muy frecuentemente en las obras comunes y para los marcos y bastidores ligeros; pero son ménos sólidos que si fuesen hechos á espiga y muesca.

Los Peo A, B (fig. 18) se juntan el uno sobre el otro, y se fijan con clavijas.

« AnteriorContinuar »