Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Se emplean las ensambladuras de inglete, cuando la carpintería está ornada de moldura. Entónces se prolonga la rasadura de la espiga del lado y del ancho de la moldura, ó de lo que esté en su lugar, que es lo que en términos de carpinteria llaman alargar una barba. La distancia que hay desde la rasadura hasta la extremidad de la barba alargada se corta de inglete, es decir por un ángulo de 45 grados. (V. fig. 20, 21 y 22). La fig. 23 presenta un ensamblage en inglete rebajado á media madera. La fig. 24 presenta una ensambladura de inglete y Ilde. SCa. La fig. 25 presenta una ensambladura de corte falso. Cuando se deben ensamblar dos piezas de diferente anchura y que el grueso de las dos primeras reunidas, iguala la pieza á la cual se ensambla, entónces se emplea el ensamblage á espiga flotada, es decir que se hace la muesca de un largo capaz de contener las espigas de dos piezas ensambladas juntas. Es muy fácil juntar dos tablas una con otra, cuando tienen un grueso capaz de recibir cada una las muescas necesarias una frente de otra. Se pone una espiga que sea comun á las dos muescas, y se enclavija esta espiga (que se llama llave ) por los dos lados , despues de haber puesto la cola en las junturas. Estas llaves impiden que las tablas se desencuelen. La fig. 26 presenta este ensamblage: A, A, las muescas; B, B, las espigas. Se practica tambien en el mismo caso el ensamblage de lengüeta (fig. 27). En medio del grueso de la tabla y en todo su largo, por medio del guillame de muesca se practica un encage mas ó ménos ancha, para dar toda la solidez á la juntura; con otro guillame de lengüeta

se hace en la otra tabla, una lengüeta, cuyo ancho debe ser proporcionado al del encage. Los guillames de muesca. y lengüeta están siempre dispuestos á pares: el uno lleva un hierro mas ó menos ancho, y sirve para hacer la muesca; el otro lleva un hierro de dos cortes dispuestos el uno al lado del otro, á una distancia igual al largo del otro guillame, para hacer la lengüeta. Saca la madera de los dos lados de la tabla, dejando existir en medio de su grueso la lengüeta que debe llenar exactamente el encage. El uno y el otro de estos guillames por lo regular están armados de un juego de hierro que, apoyándose durante el trabajo contra el borde de la tabla, no le permita al hierro de morder mas que al parage que se quiere, á fin de que la lengüeta de una tabla concuerda con el encage de la otra, con la cual debe ensamblar, de manera que las dos superficies de las tablas formen el mismo llano. Por lo que se vé, que se deben tener diferentes pares de guillames de esta especie, para ensamblar planchas de varios gruesos. Para evitar la multiplicacion del número de esta especie de guillames, se sirven de un guíllame de dos piezas cuya caja está formada de dos guillames que el uno sirve de apoyo y el otro lleva el hierro. Estos dos guillames están unidos el uno al otro por dos llaves cuadradas, fijadas en el que lleva el hierro y que entran en cuadro en el otro. Los separan muy fácilmente y se ponen á la distancia conveniente, á la cual los fijan por medio de unos tornillos ó roscas de presion. La fig. 28 dá la forma de la ensambladura y embutido. Se vé en A el travesaño de madera que forma el embutido en la cual se practica la muesca ó encage B; C, la lengüeta que llena el encage; D, las muescas de las llaves; E, las llaves; F, las tablas ensambladas á lengüeta. Este ensamblage se practica ordinariamente en las dos extremidades del sobre de una mesa, de una puerta rasada etc. etc. El ensamblage de cola de milano se hace de diferentes maneras que es bastante el indicarlo. La primera y la mas sencilla, es la que demuestra la fig. 29 que llaman de espígon. Una de las piezas lleva una cola de milano salediza, la otra una cola de milano ahondada en la misma forma; se ajustan la una dentro de la otra bien exactamente, y se encuelan. Este es un modo muy sólido de ajustar dos piezas de madera.

La fig. 31 presenta el modo de ensamblar con diferentes espigones que los trabajadores designan bajo el nombre de colas de milano horadadas, en razon que no están cubiertas como en el ensamblage siguiente.

En la fig. 30 hace ver el ensamblage á colas perdidas ó colas rasadas ; se emplea para las obras de gusto, y de mucho cuidado. Se toman los dos tercios ó los cuartos del grueso de la madera para hacer las colas; lo restante es cortado de inglete.

Despues de los detalles en los cuales acabámos de entrar sobre el modo de ejecutar los elementos de los ensamblages, creemos será suficiente dar por medio de figuras los ejemplos de todos estos ensamblages sobre el grueso de las maderas: terminarémos esta parte, la mas importante de la práctica de la carpintería, por ensamblages sobre lo largo de la madera.

Ensamblages derechos, las maderas de un
mismo grueso.

La fig. 32 presenta siete disposiciones diferentes de estos ensamblages.

A, ensamblage áranura, que se vé en a. B, — de encage y lengüeta; a, el encage; b, la lengüeta. C, - de encage, à lengüeta con ranura: a, el encage; b, la lengüeta; c., la ranura. D, —de doble encage y lengüeta: a, a, las lengüetas; b, b, los encages. E, - de una otra disposicion de la misma naturaleza. F, — de encage y lengüeta con dobles ranuras: a, el encage; b, la lengüeta; c., c, las ranuras. G, — de nuez: a, la nuez vacía; b, la nuez redonda.

Ensamblages derechos, las maderas de un
grueso diferente.

La fig. 32 presenta siete disposiciones de estos ensamblages.

H, ensamblage de ranura simple.

I, — de ranura doble.

J, - de doble encage.

K, — delante de encage y lengüeta.

L,-ensamblage de otra disposicioná delante de encage y lengüeta.

M,— de encage perdido, de encage y doble lengüeta.

N, - de encage y lengüeta: a, el encage perdido.

Ensamblages angulares.

La fig. 34 indica seis disposiciones de estos ensamblages.

O, - ensamblage de ranura, de madera entera.

P, - de ranura de media madera.

Q, — de ranura y lengüeta à media madera. R, — de encage y lengüeta de un lado. S, — de encage por detràs. T, —de encage y lengueta por delante. No se conocen mas que 5 modos de alargar las piezas de madera que son demasiado cortas para ensamblages sólidos. La fig. 35 demuestra el ensamblage á espiga y à muesca de cabo à cabo: a, lleva la espiga; b, la muesca. La fig. 37 hace ver la ensambladura llamada de gorja ó gañote con pies y à media madera. La fig. 36 indica el ensamblage ápié y á cola de milano: a, lleva la cola macho; b, la cola hembra. Estos tres ensamblages están encolados y enclavijados La fig. 38 demuestra el modo como deben ser escopleadas las dos piezas para ser unidas por una doble punta C, y formar asi el ensamblage que se llama de gorja ó gañote con pies. Se vé en D las dos piezas A, B, reunidas y consolidadas por la doble punta C. La fig. 39 indica la disposicion de las piezas que forman el ensamblage de rayo de Júpiter. Las dos piezas A, B, separadas, son vistas en D, reunidas y consolidadas por la doble punta C. Se describirá el modo de hacer esta doble punta en la palabra cIIAvETA con las figuras. Cuando se trata de enclavijar estos ensamblages ú otras obras, el carpintero emplea la herramienta conocida bajo el nombre de BeabrQUI (V. esta palabra). Los ensamblages como ya hémos dicho son la parte mas esencial y mas importante del arte del carpintero. Debe poner la mayor atencion para que las tablas junten con la mas grande exactitud. Las espigas deben es

« AnteriorContinuar »