Imágenes de páginas
PDF
EPUB

una cantidad suficiente de jugo de limon, 6 de ácido tártrico. Si se quiere dejar la materia colorante, como esto se practica para tener la rosa en taza, la manipulacion es absolutamente la misma, con esta diferencia que el vaso no debe contener ninguna clase de tejido sobre el cual la materia colorante pueda fijarse: se precipita poco á poco en moléculas muy tenues, se decanta el licor, se lava el precipitado, despues se destribuye sobre las salvillas, en donde desecándose toma un color bronceado, que toma un reflejo semejante al de las moscas cantáridas. El matiz rosa se desenvuelve inmediatamente que se añade agua. Esta materia colorante, mezclada con la creta de Brianzon reducida en polvo muy fino, construye el Rojo Vegetal ó Afeyte. (V. esta palabra ). R.

CARTELA ( Comercio ). Se dá este nombre á un pedazo de carton, madera ú otra cosa, en forma de tarjeta destinado á representar cosas que se quieren tener presentes á la memoria. Asi es que los comerciantes se forman una especie de idioma del que únicamente tiene la llave cada uno de ellos, y que se recuerda ciertas condiciones que quieren que no sepan los demas. Los paños, tejidos y mercaderías, tienen regularmente una señal inscrita sobre una tarjeta , que indica al mercader el precio que debe pedir por los géneros. Escoge á su arbitrio una palabra, cuyas letras, es número de diez, y diferentes una de otra, designan cada una su número; sí tomo, por ejemplo, la palabra preámbulos, p, equivale á 1 , r-á 2, e á 3, a á 4, etc.; y para indicar el número 27 escribirán ru, 30 es, 54 ma , etc. En este caso, hasta llegar á ser inútil la ortografía de la palabra que Se escoja; pues se pueden mudar , suprimir ó añadir letras sin que la palabra que se forme deje de ser propia para el objeto que se desea. La costumbre hace fácil esta clase de recuerdo, y el mercader vé con una sola mirada la señal que le trae á la memoria el precio á que el comprador debe pagar el género. En otras ocasiones adopta el comerciante los símbolos que le parecen mejor, y cuyo sentido es un secreto para los demas, es, digámosle asi, una especie de á/gebra para su uso, que le sirve de guia en sus operaciones. Como la infinidad de estas anotaciones no nos permite enumerar en este artículo, y como ademas de esto cada comerciante las crea y muda como y cuando le parece , no nos dctendrémos mas en este punto. Hemos creído sin embargo, no deber omitir el hablar de una costumbre tan útil y tan generalmente seguida en toda clase de comercios. Fn.

CARTON. Es una especie de adorno hecho por lo regular en una comiza, en un frisco ó en cualquiera otra parte de un edificio, para colocar en é) una inscripcion, trofeos, armas, etc. Esta palabra se aplica tambien al espacio que se deja en un mapa para colocar en él el título, y á otras partes de un dibujo que tengan un objeto semejante. Fr.

CARTON (Tecnología). El carton de pasta se rompe casi siempre cuando se quiere formar con él un cilindro, y por esta razon el cohetero se sirve pocas veces de él. (V. Artificiales , Fabricante de fuegos.) Emplea carton formado de muchos pliegos de papel pegados uno á otro; (V. los dos artículos siguientes) y designa su fuerza y grueso dándoles el nombre de carton de dos, de tres, de cuatro, etc. sin expresar la palabra pliego que se debe mirar siempre como sobreentendida, tanto en los talleres de los coheteros, como en las tiendas donde se vende el carton de que se trata. L.

CARTON (arte De Trabajar El). No es un arte nuevo el arte de trabajar el carton; desde la invencion del papel y del carton siempre ha habido quien se ha ocupado de él; pero con ménos perfeccion que en el dia, y este arte no ha sido descrito jamas.

No hablarémos aqui de las obras toscas de carton para las que se emplean cartones de calidad inferior, formados de pasta de papel viejo, y cubiertos por ambos lados de una hoja de papel blanco ó de color (V, Carton, Fabricante de) que sirven para preservar del polvo ó de la influencia de la luz, objetos de adornos de mujeres, sombreros de hombre, etc. Es sabido que las piezas de que se compocen estos cartones están toscamente unidas por medio de costuras ó con cola, y cubiertas de papel blanco ó de color.

Las obras de carton hechas con cuidado son las de que vámos á ocuparnos particularmente. El carton que se emplea es aquel cuya fabricacion indicaremos en el artículo siguiente, y que está formado de pliegos de , papel blanco pegados uno á otro. Este carton tiene mayor resistencia que cualquiera otro, se puede doblar y arrollar sin temor de que se hienda ó se rasgue, y toma con facilidad la forma cilindrica ó cualquiera otra que se la quiera dar.

Dos cosas se han de tomar en consideracion en esta clase de obras de carton: 1? la armazon ó esqueleto del objeto que se quiera construir; 2? el modo de cubrir estos cartones y los adornos exteriores. El objeto fabricado no será agradable á la vista si no se ha tenido mucho cuidado en formar bien la armazon, siendo de consiguiente preciso que la caja ó el estuche, sea cual fuere su forma , estén construidos con regularidad y unidos con habilidad. Seria nunca acabar, si quisiéramos 1

describir la fabricacion de todos los objetos que se construyen en el arte cuya descripcion hémos emprendido; por lo mismo nos ceñirémos á hacer ver como se procede para fabricar una cajita para poner dulces, y con un poco de habilidad se sacará de esta construccion la consecuencia del trabajo de todas las demas obras de esta clase.

Supondremos que la cajita que se quiere construir debe tener el fondo plano, la tapa un poco cimbrada , y que el interior debe estar cubierto de papel color de rosa, liso ó estampado. (V. Estampador. )

Se toma carton delgado de tres ó cuatro pliegos de grueso; se corta de una anchura conveniente para formar la elevacion de la caja, comprendido el esgucio, y de una longitud igual á la circunferencia del molde sobre el que se debe dar al carton la forma redonda, con nías 3 líneas de exceso para el papel con que se ha de cubrir.

Con un cuchillo bien cortante se adelgaza el contorno en los dos extremos de la longitud, es decir, que se adelgaza en declive sobre las dos caras opuestas , de modo que los dos gruesos reunidos, solo formen el mismo grueso que el carton cuando estará pegado al círculo.

El molde de que hémos hablado, es un pedazo de madera de un pié de largo poco mas ó menos, torneado casi cilindricamente del grueso de que se quiere hacer la caja. Decimos casi cilindricamente por que debe ser un poco cónico desde el centro de su longitud; la otra mitad del molde debe ser tambien un poco cónica; pero el todo de esta segunda parte debe ser un poco mas pequeño que el de la primera que hémos indicado, y esta observacion, que no repetirémos ya mas, es comun á todos los moldes, sea cual fuere su forma.

Se toma el pedazo de carton de que hémos hablado, Se pega á él en el lado que debe formar lo interior de la caja, el papel color de rosa que se ha cortado bastante largo para cubrir el esgucio sobre la otra cara, y que no debe ser mas largo que la circunferencia del molde , de modo que la pequeña ancharia que debe estar cubierta por el carton adelgazado , no recibe papel. Concluida esta primera encoladura, se deja secar poniendo encima un peso mas ó menos grande»

Se vuelve á tomar el mismo carton, se dobla el papel color de rosa para pegarlo al esgucio, despues de haber cortado con las tijeras una pequeña tira de él, que no se acaba de separar y que debe servir para cubrir la juntura cuando estará encolado el círculo; se pega el papel sobre la otra cara y sobre el pedazo de carton, reservando la pequeña tira de que hémos hablado , y se deja secar como antes.

Cuando el alma, que es el nombre que se dá á este carton , está preparada, se coloca sobre el molde ; el papel color de rosa vuelto hácia dentro , y despues de haber puesto engrudo de harina en los dos extremos que se quieren pegar, se les une y se atan con fuerza con üna cinta de hilo de una pulgada de ancbo, apretándola tanto como se pueda; se saca en seguida el molde, á fin de que el engrudo supérfluo que hay en la juntura no se seque , y pegue el carton al molde. Cuando está bien agarrado el engrudo, se pega la pequeña tira que se habia reservado, se deja secar, se coloca en seguida este círculo en el molde por medio de un pulidor, que no es mas que un pedazo de madera muy lisa de 9 pulgadas de largo, y se pasa con fuerza por la juntura para aplanarla y quitar todos los pliegos y arrugas.

Concluida esta operacion se pega porencirm, el vr.sToho vil 23

« AnteriorContinuar »