Imágenes de páginas
PDF
EPUB

en donde este rio deja de ser navegable para las piraguas.

« El importante puerto de Guasacualcos, que presenta las mas fáciles comunicaciones (1) con una parte de la provincia de Chiapa, con la de Oajaca, y la parte que cae al este de la provincia de Veracruz, no está casi habitado. Está situado en un desierto espantoso, á donde se han refugiado los animales salvages de Méjico; porque el hombre perturba raTa vez su tranquilidad en estos sitios. La posicion de Guasacualcos es tanto mas ventajosa, especialmente con respecto á la marina, cuanto que reune á un excelente puerto la facilidad de procurarse las mejores maderas de construccion. El gobierno ha fijado ya su atencion en él, tomando en consideracion los informes dados por don Tadeo Ortiz; este ciudadano se ha dedicado generosamente desde dos años hace, á sondear el rio y reconocer el territorio por donde pasa, con el intento de determinar al gobierno á formar allí una colonia. La cabana de Don Tadeo está situada cerca del Paso de la Fábrica, en un terreno elevado y formado de muchos montecillos, que son los únicos terrenos altos que se encuentran desde la barra, y que parece presentar, respecto á su situacion , todos los elementos necesarios para formar una pequeña ciudad. Mas fácil será auyentar los jaguares ú onzas y otras bestias feroces, que los mosquitos que infestan este pais.»

« Lo que comunmente se llama la Fábrica no es mas que unos malos paredones cubiertos con palmas, que sirven de lazareto á los pasageros y de depósito de las mercaderias. Media legua mas arriba está el rancho de Tlacosulpan, en donde se hallan piraguas que sirven para la navegacion de los rios inmediatos. Este es el único sitio habitado, que se encuentra hasta ahora á orillas del rio Guasacualcos, fuera de la casería de Don Tadeo Ortiz. Un fuerte situado en la barra defiende le entrada del rio.

« El rio Uspanapa desagua en el Guasacualcos media legua mas abajo del Paso de la Fábrica. Este rio, y el de Guasacualcos tienen por lo menos la mitad ó los dos tercios de la anchura delMisisipi; y se asegura que se puede subir por el Uspanapa cosa de quince leguas, para ir hacia Tabasco.''

« Los parages habitados mas inmediatos de GuasacuaIcos hacia el ueste, en el camino de Acayucan, que está á unas quince leguas, son los lugares de Chinameca, Cosoleacaque, Jaltipa y Soconusco, y estan poblados de indios muy industriosos que fabrican toda clase de tejidos de algodon, de lienzos y de cuerdas de pita (agave) como las de Campeche, de que hacen un gran comercio.

« Villa Hermosa de Tabasco. Esta ciudad, que se ha llamado impropiamente Villa Hermosa, está edificada á la orilla izquierda del rio de Tabasco ó de Guiehula, veinticuatro leguas mas arriba de su embocadero , y es la residencia del gobierno del estado de Tabasco, cuya poblacion entera no es mas quede 75,000 habitantes , y cuya principal ocupacion es el cultivo del cacao, produccion indigena de esta provincia y que es de una excelente calidad.

'i Villa Hermosa contiene cerca de 5ooo habitantes: hay muchas casas de piedra; pero la mayor parte son de cañas-mam bries, y estan cubiertas de hojas de palma. Su posicion la hace dominar el comercio de las provincias de Chiapa y de Goatemala'( reunidas á la federacion mejicana), y tiene relaciones, á pesar de su distancia, con la provincia de Oajaca para el comercio del cacao y para una parte de la exportacion de sus demas productos. Estas' diversas comunicaciones se hacen, á veces por el rio de Tabasco que se puede navegar con piraguas hasta Guiehula, á setenta y cinco ú ochenta leguas mas arriba de Villa Hermosa ; pero al mismo tiempo ofrece peligros muy grandes, en razon de que en la mayor parte de su curso está abarrancado entre las montañas, y mas bien se parece á un torrente que á un rio pacifico y sosegado. Ji! primer viagero frances que subió por este rio pereció á su regreso; y las montañas vecinas estan tan escarpadas que no sirven los mulos para trasportar las mercancias á pesar de su destreza, y asi es preciso que los indios las lleven á lomo.

« El rio de Tabasco tiene con corta diferencia los dos tercios de la anchura del Misisipi. Su embocadero presenta dos brazos: uno hacia el NO., y otro hácia el NE. El primero es el mas hondo y tiene doce á catorce palmos, que corresponden á diez d once pies franceses ;y el segundo no tiene mas que siete pies de fondo, y solo sirve de entrada á los buques pequeños. Las embarcaciones que llegan pueden entrar cuando los nortes soplan con la mayor violencia por la boca del norueste. Si el viento está al este ó al norueste, deben evitar los buques de caer á sotavento y acercarse á la costa de Campeche. Cuando el buque no cala mas que siete pies puede entrar con estos mismos vientos por el Pasillo; pero si cala mas todavia, deberá costear todo el largo de la isla que forma los dos brazos, y despues de haber doblado la punta, fondeará dentro de la misma barra sin el menor peligro. Si quiere ir mas lejos, hará llevar una amarra para hacerse remolcar hasta el fuerte en donde fondeará de nuevo. Hasta la mitad de la distancia en donde se halla Villa Hermosa se puede subir el rio con cualquiera viento que sea de la parte del norte; porque su curso norueste está bastante recto hasta alli; pero mas adelante el rio hace varios rodeos, y entonces se va contra una corriente muy fuerte, ya a remolque tirando amarras á tierra, y ya amarrando á un árbol como se hace en el Misisipi, en los sitios en que los vientos son contrarios. Ocho leguas antes de llegar á la ciudad se encuentra el fuerte de Escobas: el rio tiene por todas partes «n fondo de légamo: y segun las crecidas de las aguas, tiene cinco á seis brazas en frente de Villa Hermosa , y mas abajo hasta diez ó quince. El fuerte construido en la barra se llama de San Fernando; y á una legua mas arriba se encuentra el lugar del mismo nombre que presenta un excelente fondeadero.

«La sonda se extiende en la costa de Tabasco, casi tan lejos como en la de Campeche. Los buques destinados á uno ú otro de estos dos puntos, encuentran un fondeadero abrigado de los vientos, ya al sur, ó ya á sotavento de los islotes situados á veinte ó treinta leguas de las costas, por ejemplo , cerca de las Arcas. El fondo es de arena, y si los buques no pueden quedar con sus anclas, podran estar á poca vela al abrigo de las mismas islas.

« Alvarado. Doce leguas al SE. de Veracruz; es un sitio parecido con corta diferencia á Pueblo Viejo de Tampico: tiene un gran número de casas con tejados, construidas en su mayor parte desde que el comercio de Veracruz se ha establecido en este lugar. Antes de esta época, Alvarado no era mas que un triste lugarcillo, y aun en el dia de hoy hacen un singular contraste con la importancia del comercio que se ha adquirido este punto, su desaseo, sus rústicas chozas, y los rebaños de borricos que atraviesan las calles. En un espacio muy estrecho habitan mas de tres mil personas, entre las cua les se cuentan un gran número de extrangeros. Las habitaciones son excesivamente caras , porque las casas algo espaciosas sirven de almacenes para las mercaderias. Se han construido muchos edificios, no obstante que los negociantes esperan volver muy pronto á sus casas de Veracruz.

« La ciudad de Alvarado está edificada á la orilla izquierda del rio de este nombre, y casia milla y media de su barra, rodeada de colinas de arena que muchas veces han cambiado de sitio y de forma, como se acuerdan todavia de haberlo visto los habitantes mas ancianos de aquel territorio. En 1824, no empezaron á manifestarse alli las enfermedades hasta el mes de agosto. Antes de esta época no habia siquiera un enfermo de los extrangeros; pero aunque el vómito negro hizo despues sus estragos, todavia se puede creer que el aire no es tan malsano en Alvarado como en la Habana y en Veracruz; ni hay tampoco tercianas como en Tampico.

« El rio Alvarado desde su embocadero ó su barra basta la ciudad, tiene poco menos de media milla de ancho; mas arriba se ensancha á causa de la confluencia de muchos rios, y forma una bahia espaciosa que tiene cinco ó seis millas de largo y dos de ancho. Las tierras de la orilla izquierda, en donde está construida la ciudad, estan cubiertas, como se ha dicho mas arriba, de meganos; pero en el fondo de la bahia hay buenas tierras por debajo de las capas de arena. Grandes árboles y excelentes legumbres prueban, que si los habitantes no fueran tan perezosos podrían hermosear las cercanías de Alvarado.

«La orilla derecha es un llano bajo y pantanoso cubierto de bosques encharcados durante la estacion de las lluvias. Esta llanura inmensa se extiende hasta las montañas de Oajaca, á distancia de treinta leguas que atraviesan en diferente sentido los hermosos rios que nacen en la sierra, y que vienen á reunirse cerca de Alvarado. Sus orillas, que son siempre mas elevadas que las tierras vecinas, son los únicos sitios habitables. Estas tierras contienen inmensas lagunas cubiertas constantemente de aves acuáticas.

« Los rios que se juntan cerca de la bahia de Alvarado son navegables para goletas hasta una distancia de quince ó veinte leguas, en donde ya empiezan á atravesar los Llanos, que son terrenos mas elevados. Son estos unas especies de sábanas que se extienden hasta las montañas, y á ellos van á refugiarse los ganados huyendo de las inundaciones que duran todo el verano. En tiempo de lluvias, adquiere una gran fuerza la corriente; pero en los tiempos de sequia las aguas bajan hasta el extremo de no ser navegables los rios sino con piraguas, que suben hasta de treinta y cinco á cuarenta y cinco leguas de Alvarado. De esta manera es como resulta navegable el rio de San Juan hasta el Paso á ocho leguas de Acayucan, en el camino de Guasacualcos; el de Tesechoacain hasta Playa-Vicenti, al pie de las monta

« AnteriorContinuar »