Imágenes de páginas
PDF
EPUB

arenas unas piezas enormes de madera herradas, que llamaron su atencion por el -valor que tiene el hierro en este pais. Estos despojos provenian sin duda del naufragio de alguna embarcacion en una época muy remota'.

«La costa O. del Morro está guarnecida de montañas; entre las que se distinguen cinco inclusa la del Morro; y estan apartadas unas de otras á distancia de tres hasta seis millas. En unas quebradas ó bahias abiertas á modo de medias lunas, se encuentran varias lagunas separadas del mar por unas playas muy estrechas. La que está situada entre la segunda y la tercera de estas puntas riscosas contiene mucha sal que la mar deja en ella; se recogen cuarenta mil cargas de 4o° libras cada una, cantidad que basta para el consumo de la provincia de Oajaca en cuatro ó cinco años, y es uno de los ramos estancados á beneficio del gobierno.

«La costa E. del Morro presenta una serie numerosa de lagunas que se avistan desde lo alto del cerro de San Francisco, el cual está cerca de treinta y cinco leguas al E. de Tehuantepeque, en el camino de Ciudad-Real. La laguna que se acerca mas al Morro es la de San Mateo, que dista como legua y media, y tiene á lo menos siete leguas de largo y tres de profundidad. Una lengua de tierra muy estrecha, á cuya extremidad se halla el lugar de San Mateo, divide esta laguna en dos partes; y en su orilla, á distancia de ocho leguas mas allá del del Morro, se encuentra el lugar de San Francisco, cuya barra no da paso mas que á pequeñas barcas de pescar.

« Por lo que toca al rio de Tehuantepeque, se pierde en el llano que rodea al Morro; y aunque es verdad que sus aguas llegan hasta la playa de la pequeña bahia del Morro, pero allí quedan estancadas, y parecen una laguna sembrada de islotes. Los troncos de árboles que se encuentran en los parages á donde viene á parar el rio, dan motivo á presumir que en las crecientes de aguas, se abren estas camino por en medio de la playa, y forman una barra que no es navegable en ninguna estacion. Esta playa, que solo tiene cincuenta pasos dé am1cho, separa el rio de Tehuantepeque del mar del Sur, cuyas aguas asi como las del rio se hallan con corta diferencia á un mismo nivel. El rio es tan poco profundo en esteparage, que le atraviesan á pie para ir á cazar á los islotes, que estan llenos de volateria. Muchas veces hay que meterse en el agua hasta ios sobacos; y se corre peligro de hundirse en el légamo, y de ser devorado por los caimanes. En el mismo Tehuantepeque, el rio corre con bastante rapidez; y forma, en tiempo de lluvias , un torrente que detiene muchas v.eces á los viageros; no pudiéndose navegar con seguridad en piraguas desde la orilla del mar hasta la ciudad, sino en tiempos secos. Hemos entrado en estos pormenores acerca de la bahia de Tehuantepeque para indicar los obstáculos que habrá que vencer, cuando, si llega á hacerse algun dia el canal deGuasacualcos, se quiera abrir un puerto en las costas del Océano pacífico.»

En la descripcion que acabo de dar delos puertos de Méjico, he suprimido todo lo que tiene referencia con la rada de la Veracruz, por haberla ámpliamente descrito en los capítulos vn1 (tom. n, pag. 6o, 66), y xn. Esta descripcion puede servir para rectificar lo que queda dicho mas arriba, acerca de la comunicacion de los dos mares por medio de un canal oceánico, (tom. 1, pag. 19, 48). Acabamos de ver que en el istmo del rio Huasacualco, no bastaria abrir el canal y canalizar los ríos: seria preciso crear ademas un puerto en la bahia de Tehuantepeque; por ser esta bahia tan poco accesible para las embarcaciones grandes como el golfo de Panamá. Por otra parte, resulta de nuevos informes que he tomado en Méjico ( en el verano de 1825), que desde mi regreso á Europa no se ha tomado ninguna medida para verificar la altura que tienen sobre el nivel del océano las fuentes de los rios de Huasacualco y de Chimalapa; pero una nota que ha tenido á bien comunicarme la benevolencia del célebre geógrafo y navegante don Felipe Bauzá, ha confirmado las sospechas enunciadas mas arriba (tom. 1,p. 66.), sobre la grande elevacion del lago de Nicaragua. Por una orden de la corte de Madrid, dirigida al capitan general de Goatemala, don Matias de Calvez,, se hizo una nivelacion desde el golfo de Papagayo, en las costas del mar del Sur, hasta la laguna de Nicaragua. El ingeniero don Manuel Galisteo encontró por medio de 336 paradas de subida, y 33g de bajada (ascensos, 604 pies, 8 pulgadas, 8 líneas, medida de Castilla; descensos, 47 b pies, 1 pulgada, 7 líneas) que la superficie del lago está 134 pies, 7 pulgadas y 1 línea mas alta que el nivel del mar del Sur; y como este lago tiene 88 pies y 6 pulgadas de profundidad, resulta que su fondo está todavia 46 pies castellanos mas alto que el nivel del océano. El rio Panaloya, por el cual comunica el lago de Leon con el de Nicaragua, presenta un salto de 25 á 3o varas ( segun el señor Ciscar una vara castellana tiene tres pies de Burgos —0429 ).. Esta operacion no señala la direccion ni los extremos de la línea de nivelacion; y habiendo sido su único objeto el determinar la altura del lago de Nicaragua , no me parece se haya probado hasta ahora que el punto de caida de aguas entre el lago y el Océano pacífico tenga por todas partes la grande elevacion de 85 toesas, y que no exista entre Realejo y Leon, entre el golfo del Papagayo ó el de Nicoya y el lago de Nicaragua algun rebajo del terreno ,1 ó algun valle trasvérsal que pudiese recibir las aguas, de un canal de grande navegacion (Relationhistorique). En el reconocimiento que- hicieron el comandante del castillo de Omoa, don Ignacio Maestre, y los ingenieros don Joaquín Isasy y don José Maria Alejandro , se comprobó que el lago de Nicaragua no tiene ninguna comunicacion natural con el mar del Sur; y al mismo tiempo se observó «que el terreno áspero y montuoso que hay entre la villa de Granada y el puerto de la Culebra, hace muy difícil, por no decir imposible, toda comunicacion en este punto por medio de canales. Como estos objetos ocupan vivamente la atencion del os gobiernos libres de la América y de muchas casas fuertes de comercio en Ingleterra y en los Estados-Unidos, nos podemos lisongear que dentro de poco tendremos nivelaciones ejecutadas con el fin de trazar canales de pequeña ó grande navegacion. Hay que reunir un gran número de elementos (tales como la altura absoluta del punto de division de aguas, la naturaleza del terreno mismo, la canalizacion de los nos, la cantidad de agua necesaria para mantener una navegacion interior no interrumpida, la salubridad del clima y el estado de los puertos en ambas extremidades de la línea navegable) para resolver semejante problema que tiene grande conexion con los mayores intereses de la civilizacion de la especie humana.

Habiéndose abierto un nuevo camino de comercio entre la capital de Méjico y Pueblo Viejo de Tampico, daré aqui algunas nociones exactas sobre la direccion de este camino y las distancias parciales:

CAMINO DE PUEBLO VIEJO A MÉJICO.

Pueblo Viejo de Tampico.
Sancho de Arroyo del Monte.

de la Tortuga.

de la Ese. ,

de Vickin * 15 leguas de arrieros.

de Buena Vista.
', del Rio de Chicallan.'

de los Alacranes.

de San Rafael.

del Pabellon.

de los Paredones * 16 leguas,
de los Huevos.

Pueblo de Tantoyuca. Hasta allí todo el terreno es sábanas guarnecidas de pequeñas colinas y cubiertas de palmeras. Al sur del pueblo de Tantoyuca se separa el camino de la Cañada. Este camino sigue al este por la hacienda de Florez y el rancho de Tecohllo: se pasa el riachuelo de la Cañada setenta y seis veces, segun dicen los arrieros [Notes on Mexico, pag. 288). El camino de la Cañada y el de la Sierra se juntan de nuevo cerca del lugar de Tlacolula, de manera que en este último camino no se atraviesa sino la parte mas austral de la Cañada hasta el cerro de Pinolco. Rio de Tecolulo.

Rancho de Uatipan * 12 leguas. Aqui es donde se entra en las altas montañas llamadas vulgarmente, Sierra-Madre, ó Serranía-Grande.

Pueblo de Atlapezco.

de Yagualica. Posicion militar muy fuerte en una montaña al este del camino.

Pueblo de Soquitipan. En un valle á la orilla de un rio; y á una legua de distancia se encuentran las aguas termales de Atempa.

Yatipan * 1 1 leguas. Este pueblo está situado en un llano muy elevado. Los indios tienen allí unos temascales 6 baños de vapor.

Cerro de Guayatlapa.

Pueblo de Tlacolula. Aqui sé entra ya en el camino de la Cañada.

Cerro de Pinolco.

Pueblo de Bemuchco, en lo alto del cerro de Pinolco.
Pueblo de Matlatengo * 10 leguas,
de Teniztengo.

de Zaquatlipan. Este lugarcillo está rodeado de albaricoqueros, de perales y otros árboles frutales. Pueblo de San Bernardo. Rio Oquilcalco.

Hacienda de Rio Grande* 12 leguas.
Villa de Atotonilco el Grande.
Pueblo de Umitlan.
Villa Real del Monte.
Rancho de Azoliatla.

« AnteriorContinuar »