Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Venta de Jaguy de Tejes * 1S leguas.
Lugar de San Mateo.

de San Mateo el Chico.

de Santa Anilat

de Tecama. * , •

de Ozumbillo.
de Chuconautla.
v de San Cristobal.

de Tepetlaque. . .

de Campedrito.

de N. Señora de la Guadalupe. Ciudad de Méjico * 17 leguas.

Suma de las leguas segun la cuenta de los arrieros ,111.

Se hace este viage en siete dias y medio sin cambiar de mulos, y gastando parte de la noche en descansar un poco en las paradas que van señaladas con un asterisco. Los guarismos indican en leguas de pais (segun el cálculo de los arrieros j la distancia de cada una de estas ocho paradas á la otra. La distancia de Méjico á Pueblo Viejo de Tampico está en linea recta segun mi mapa general de la NuevaEspaña ( año 1804 ), y el señor Bauzá va á dar dentro de poco otro mapa mucho mas exacto, de sesenta leguas marítimas (de á 2854 toesas) j y añadiendo una cuarta parte mas por los recovecos de los caminos, resulta que cada una de las n1 leguas de arriero es igual á 1928 toesas. Habiamos hallado por la valuacion de las leguas en el camino de Méjico á Acapulco 1725 toesas. Para ir con alguna comodidad con mulos desde Pueblo Viejo á Méjico, es menester gastar diez ó doce dias. El camino de la capital á Veracruz es solo una undécima parte mas corto en línea recta.

[ocr errors][merged small]

En este estado se cuentan tambien los rodeos por una cuarta parte de la distancia directa (véase Arago, Annuaire du Burean des longitudes, 1823, p 126); solo en el camino de Méjico á Veracruz se supone que el viagero se dirige por la Puebla, Perote y Jalapa, y no por Orizaba y Córdoba. En subiendo desde Tampico hasta el llano de Méjico, se camina mucho tiempo costeando la falda oriental de la Cordillera, y se está en la region cálida casi la mitad del camino hasta las montañas deTJatipan y de Yagualica. Al contrario en bajando de Méjico á Veracruz se sigue una línea que es con corta diferencia perpendicular al eje de la grande cordillera de Anahuac, y se está durante las tres quintas partes del camino á la temperatura fria <Jel llano. El camino nuevo de Tampico presenta á los arrieros la facilidad de proveerse fácilmente de forrages para las bestias de carga: y es tan directo, que en distancia itineraria, es decir, comparándola con los rodeos del camino de Veracruz por la Puebla (ciudad situada 12' al sur de Veracruz) es el mas corto de todos los caminos que van bácia las costas orientales , á excepcion del que se lleva desde Méjico á la barra de Tuspan.

• LIBRO IV.

ESTADO DE LA AGRICULTURA DE NUEVA-ESPAÑA. MINAS METÁLICAS.

CAPÍTULO IX.

PRODUCCIONES VEGETALES DEL TERRITORIO MEJICANO.

PROGRESOS DEL CULTIVO DEL TERRENO. INFLUENCIA

DE LAS MINAS EN EL DESMONTE DE LAS TIERRAS.
PLANTAS QUE SIRVEN DE ALIMENTO AL HOMBRE.

Acabamos de examinar la inmensa extensión de terreno que se comprende bajo la denominacion de reino de Nueva-España. Hemos descrito rápidamente los límites de cada provincia , el aspecto físico del pais, su temperatura, su fertilidad natural y los progresos de su poblacion naciente. Ya es tiempo de ocuparnos mas especialmente del estado de la agricultura y de la riqueza territorial de Méjico.

Un imperio que se extiende desde el 16° hasta el 37 o de latitud, ofrece desde luego, por sola su posicion geográfica, todas las modificaciones de clima, que se encontrarian trasportándose desde las orillas del Senera! á España, ó desde las costas del Malabar á los arenales de la grande Bucaria. Auméntase esta variedad de climas todavía mas por la constitucion geologica del pais, por la masa y forma extraordinaria de las montañas mejicanas, cuyo cuadro hemos delineado en el capítulo tercero. En la loma y en la falda de las cordilleras , la temperatura de cada meseta ó llano es diferente, segun que es mayor ó menor su altura. No son unos picos aislados cuyas cimas próximas al límite de las nieves perpetuas se cubren de pinos y de robles. Provincias enteras producen espontáneamente plantas alpinas, y el cultivador habitante de la zona tórrida, muchas veces pierde allí la esperanza de sus cosechas , por efecto de las heladas ó por la abundancia de nieve.

Tal es la admirable distribucion del calor en el globo , que en el océano aéreo se encuentran capas mas frias á proporcion que se sube; al paso que en lo profundo de los mares, cuanto mas lejos se está de la superficie de las aguas, tanto mas disminuye la temperatura. En los dos elementos, la misma latitud reune, por decirlo asi, todos los climas. A desiguales distancias de la superficie del océano, pero en el mismo plano vertical, se encuentran tongadas de aire y de agua de la misma temperatura. De ello resulta, que , bajo los trópicos, en la falda de las cordilleras, y en el abismo del océano, las plantas de la Laponia, y los animales marinos vecinos al polo, encuentran el grado de calor necesario para que se desarrollen sus órganos.

Segun este orden de cosas, establecido por la naturaleza, se concibe que en un pais montañoso y extenso como el reino de Mejico, debe ser inmensa la variedad de producciones indígenas, y que apenas hay en todo el resto del globo una planta que no pueda cultivarse en alguna parte de la Nueva-España. A pesar de las penosas investigaciones de tres botánicos distinguidos, los señores Sesé, Mociño y Cervantes , que la corte encargó de examinar las riquezas vegetales del reino de Méjico, estamos muy distantes de poder lisongearnos de conocer todas las plantas que se hallan ya esparcidas en los varios picos solitarios, ya amontonadas las unas sobre las otras en inmensos bosques al pie de las cordilleras. Si todavía hoy se descubren diariamente nuevas especies herbáceas en el alto llano central, y en las inmediaciones mismas de la ciudad de Méjico ¿ cuantas plantas árboreas no se habran ocultado á los ojos de los botánicos en aquella region húmeda y caliente que corre á lo largo de las costas orientales , desde la provincia de Tabasco y de las orillas fértiles de Guasacualco hasta Tecolula y Papantla, ó á lo largo de las costas occidentales desde el puerto de San Blas y la Sonora hasta los llanos de Tehuantepec en la provincia de Oajaca? Hasta ahora en la parte equinoccial de Nueva-España, no se ha encontrado ninguna especie de quina (chichona), ni aun del pequeño grupo que tiene los estambres mas largos que la corola, y que forma el género exostema. Sin embargo, es probable que algun dia se hará este precioso descubrimiento en la falda de las cordilleras, en donde

« AnteriorContinuar »