Imágenes de páginas
PDF
EPUB

usos, tres ó cuatro veces mayor cantidad de azúcar que la isla de Cuba, cuya poblacion libre no pasa de 45o,ooo habitantes.

Hubiera querido reunir en un solo estado la exportacion de azúcar de la Nueva-España y la de las Antillas; pero me ha sido imposible reducir todos los datos á la misma época de 18o3. No he podido adquirir noticias ciertas acerca del producto de los ingenios en las islas,inglesas , que se ha aumentado prodigiosamente. La isla de Cuba ha exportado, en 18o3, por el puerto de la Habana, 158,ooo cajas; por el de la Trinidad y por Santiago de Cuba, incluyendo el contrabando , 3o,ooo cajas.

[Desde esta época se ha aumentado de tal suerte la exportacion que ha sido en la Habana, desde 1815 á 1819, un año con otro, de 2o6,36o cajas; en 1820, de 215,593 cajas; en 1821, de 236,669 cajas; en r823, de3oo,211 cajas; en 1824 (año poco fértil), de 245,329 cajas. Si se añaden * á estas exportaciones de la Habana, el consumo interior, las cantidades de azúcar que salen por Matanzas^ Trinidad, Santiago de Cuba y Baracoa, y los efectos del contrabando, no se puede dudar que en el dia de hoy, la produccion de la isla de Cuba, es, en años mediana

* El término medio de la exportacion de la Habana en los últimos ocho años ha sido de 337,000 cajas; en los otros puertos: 70,o00; fraude ~ á lo menos, ó 77,00o; consumo interior 60,oo0; producto total, 444,Ooo cajas; exportacion total, lícita é ilícita : 384,ooo cajas de azúcar.

mente fértiles, de4oo,ooo á 45o,ooo'cajas,es decir, de 73,5oo,ooo á 82,700,000 kilogramos *. El producto de azúcar en la parte francesa de Santo-Domingo era, en el año 1788 , de 8o,36o,ooo kilogramos (^en 1799 apenas era de 20 -f millones). La exportacion de Santo-Domingo para Francia, ascendia,en 1788, á 70,315,147 kilogramos **, la de todas las colonias francesas en las Antillasy en el mismo año, es decir, cuando estaban en la mayor prosperidad estos establecimientos, á 92,286,943 kilogramos. En estos últimos tiempos, ha recibido la Francia de sus colonias, desde 1817 á 1821, un año con otro, 35,545,4oo kilogramos de azúcar; en los últimos años ha pasado de 4o millones de kilogramos. La exportacion de todas las colonias inglesas de las Antillas, que no ascendia, en 1802, sino á 128,569,728 kilogramos de azúcar, ha sido, en 1823 (inclusa la Guayana inglesa) de 3,583,66o cwt,ó 182,0145091 kilogramos***,sin contar 4,833,844 ¡falten»de ron. La Jamaica por sí sola daba á la metrópoli 1,417,758 cwt, ó 72,007,928 kilogramos de azúcar, y 2,951,110 gallons de ron.

* Para inteligencia de la reduccion de las medidas: 10o libras españolas ó un quintal 45k1L,97; 1 arroba = 25 l1bras españolas = 1 1k1l-,49; por consiguiente una caja de azúcar ó 16 arrobas — 4oo libras españolas = 183k1l-,904. Por otra parte, 1 cwt = 112 libras inglesas = 5o1'1,796, suponiendo una libra francesa = o1'1, ,

"A saber, 822,628 quintales de azucar en bruto, 566,285 quintales de azúcar terciado, 49,090 quintales de azúcar purificado. Peuchet, Slatist. de la Frunce, p. 407.

*** Statist. ¡Uustrations of the British Empire, 18a5, p. 54

La exportacion de la Jamaica, en azúcar, se diferencia hoy dia muy poco de la de Santo Domingo en i788, y es - superior á la de la isla de Cuba en los años de mediana fertilidad. * ]

Segun las noticias curiosas que ha dadoM.Bockford en sus Recreaciones Indianas, impresasen Calcuta, cu Bengala la caña de azúcar se cultiva principalmente en los distritos de Peddapore y de Benares, en el Delta de Godavery, y en las márgenes del rio Elyseram: las haciendas allí se riegan, como tambien es estilo, en varias partes del reino de Méjico y en el valle de los Guiñes, al SE. de la Habana. Para no apurar la fertilidad del suelo, hacen alternar el cultivo de las plantas leguminosas con el de la caña que, en general, tiene tres metros de alto, y tres ó cuatro centímetros de grueso. En Bengala, un acre (de 4o4 4 metros cuadrados) da 23oo kilogramos de azúcar, lo que hace 575o kilogramos por hectara: por consiguiente el producto del suelo es doble mayor que en las islas Antillas; al paso que el precio del jornal del indio libre es casi tres veces menor que el del esclavo negro de la isla de Cuba. En Bengala, seis libras de zumo de caña dan

* Segun los registros de la aduana, los dos puertos de la Habana y de Matanzas han exportado juntos en el año fertilisimo de í823, en producciones del pais, el valor de I5,i39,i88 pesos, de los cuales, 5,s54,68o arrobas de azúcar (327,855 cajas), y 979,864 arrobas de café. Pero no hay exageracion en contar, en i823, por la isla entera (los puertos de la Habana, de Matanzas, de Trinidad, de Santiago de Cuba y de Baracoa), una exportacion de 36o,ooo cujas de azúcar, ó 66,240,000 kilogramos.

una libra de azúcar cristalizado, cuando en la Jamaica se necesitan ocho para dar una de azúcar comun. Considerando el vezu como un líquido cargado de sal, hallamos que este líquido contiene en Bengala 16 y en la Jamaica 1i por ciento de materia azucarada: por eso en las Grandes Indias el azúcar es tan barato, que el cultivador la • vende á 4 7 rupias el quintal, ó un real de vellon el kilogramo, que es poco mas ó menos, el tercio del precio á que se vende en el mercado de la Habana. Aunque en Bengala el cultivo de la caña de azúcar se propaga con una rapidez asombrosa, el producto total todavía es mucho menor que lo que se cree generalmente. M. Bockford supone que la cosecha (no la exportacion) de Bengala, era todo lo mas, en 1802, la cuarta parte de la de la Jamaica.

La determinacion del consumo de los géneros que en el estado actual de la civilizacion europea son los principales objetos de la industria de las colonias, es uno de los problemas mas interesantes de la economía política. Se puede llegar á unos resultados aproximativamente exactos, á unos números límites, por dos caminos diferentes; 1°, investigando la exportacion de los paises que dan las cantidades mas considerables de estos géneros, que son, por lo que toca al azúcar, las Antillas, el Brasil, las Guayanas, la isla de Francia, Borbon y las Grandes ludias; y 2% examinando la importacion' de los géneros coloniales en Europa, y comparando su consumo anual con la poblacion, con la riqueza, y con los hábitos nacionales en cada pais. Cuando solo hay un producto, como por ejemplo, el te, las investigaciones de esta clase son fáciles y bastante ciertas; pero las dificultades se aumentan en las regiones de los trópicos que todas producen unas cantidades mas ó menos considerables de azúcar, de café ó de añil. En este caso, para establecer un número límite del mínimum, del consumo, es necesario empezar fijando la atencion sobre las masas en grande. Poco importa saber si las Antillas holandesas y dinamarquesas producen 18 ó 22 millones de kilogramos de azúcar, si sabemos que segun el registro de sus aduanas, exportan anualmente las Antillas inglesas, españolas, y francesas, 269 millones de kilogramos. Si el Brasil, Demerary, Berbice y Essequebo exportan 155 millones de kilogramos, cualquier duda acerca de lo que producen Surinam y Cayena, que juntos dan menos de doce millones de kilogramos, influye muy poco en la valuacion del consumo general de Europa.

Ya en otro lugar (Relation histor., tom. 11.), he hablado del problema, cuya solucion se discutirá en esta nota; entonces pensaba, con vista de materiales menos numerosos y menos exactos, que el consumo de azúcar de Europa , en el año 1818 , no ascendia sino á 45o millones de libras. Este número, aun en esta época, pareceria quedarse corto, lo menos en una quinta ó cuarta parte; pero es necesario tener presente que, desde 1818 hasta 1823, ha bajado el

« AnteriorContinuar »