Historia de las misiones de los llanos de Casanare y los rios Orinoco y Meta

Portada
Silvestre y compañia, 1883 - 443 páginas

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido


Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 109 - ... a pedazos las tablas, que saltar las piedrecillas. En este instrumento rallan la yuca, y como ésta es tan acuosa y jugosa, es menester purificarla de este sumo, por ser tan venenoso como se ha dicho, para lo cual era necesario la prensa; no les faltó industria para esto, como no les faltó para el rallo: de unas cañitas muy sutiles que van sacando, tejen una grande bolsa como de dos varas de longitud y media de circunferencia, que tiene su boca por lo alto y remata en una presilla por la parte...
Página 107 - Los Achaguas son por naturaleza dóciles, agradables y blandos, y más capaces y vivos de ingenio que otras naciones; y se ha experimentado esta verdad con el hecho de que de las naciones que tenemos en nuestras reducciones han sido más en número los adultos que se han bautizado, no obstante tener dos vicios formidables que hacen dificultosísimas sus conversiones y son la embriaguez y la poligamia.
Página 50 - Jesús funden en él; para que, con su buena doctrina ayuden a la conversión y enseñanza de los indios; y la juventud se ocupe en ejercicios virtuosos, y necesarios para su buena crianza, por haber mucha gente moza y clérigos criollos que tienen necesidad de estudio y...
Página xiv - Mi estilo es tosco y sin arte: sírvame de disculpa, sobre mi corta habilidad, el sitio donde se ha escrito, sobremanera incómodo: las riberas del Río Meta han sido el taller en que se forjó esta obra. Aquí las incomodidades de la casa en que vivo; el concurso de los indios con sus importunas demandas ; las visitas de los indios gentiles Chiricoas, sobremanera...
Página 1 - La región de los Llanos propiamente dicha se extiende desde los territorios del Perú hasta el mar del Norte, en una longitud de quinientas leguas castellanas, desde la cordillera hasta el mar del Norte, y una latitud de cuatrocientas leguas, desde la serranía de Morcóte hasta las cordilleras del río Marañón y Amazonas.
Página 136 - No es este Airico del cual hablamos ahora sino aquel celebrado Airico que cae hacia el Orinoco, en donde vivían los Achaguas, cuyas noticias dimos ya: esta palabra Airico significa montaña grande en la lengua de los Achaguas, y de aquí procedió llamarse también Airico la montaña donde vivían los indios de quienes tratamos ahora, llamados por esta razón Airicos; y así para evitar confusiones llamaremos á este monte Airico de Macaguane.
Página 288 - De las demás cosas que se actuaron ante mí como juez que era, y que pondré á los pies de Vuestra Majestad, constará más claramente y se verá la integridad de dichos padres, y el ardor de su celo, con que atesoran cada día las riquezas de innumerables almas en los tesoros de la Iglesia, sin olvidarse, como fieles vasallos, de los haberes reales".
Página 104 - Es muy raro el indio de esta nación á quien le nazcan las barbas; al cabo de la vejez suelen apuntarles algunas, lo cual puede ser que provenga de la guerra continua que traen contra ellas desde mozos, arrancándoselas de raíz. Han inventado varios modos para arrancarlas cuando apuntan, que si se tomaran por penitencia sería una de las más horribles que se podían hacer; buscan para este efecto una resina de árbol muy pegajosa y blanca, con ésta se cubren todo el rostro, sin perdonar...
Página 147 - También son buenos pescadores, y muy diestros; echan en los charcos bien majada la raíz que llaman en español barbasco, y en Achagua cuna; ésta es tan fuerte como se dijo ya, que á breve tiempo que se ha echado en el agua se embriagan los peces, y vacilando sobreaguados, y estando á punto los indios con sus arcos y flechas, y algunos con arpones, van flechando el pescado con facilidad y destreza. Su ordinario sustento son unas raíces del tamaño de un huevo de gallina que sacan de debajo de...
Página 287 - ... peligros. Poco ha que murieron violentamente a manos de los caribes tres religiosos suyos, ya fuerza de calamidades y trabajos, por la inclemencia de los climas, murieron otros, oprimidos con tan duro y dilatado martirio. Yo...

Información bibliográfica