Imágenes de páginas
PDF
EPUB

CONTINUACION

DE LOS

DOCUMENTOS RELATIVOS

al nombramiento de gobernador y capitan general de los Paises Bajos de D. Juan de la Cerda , duque de Medinaceli, desde 1571 á 1573.

Copia de relacion de las naves que van en la armada que

pasa á Flándes el duque de Medinaceli, así al sueldo de S. Maj.", como cargadas de lanas.

AL SUELDO DE SU MAJ.d

La nave capitana de Juan de Montellano, de porte de setecientas y cincuenta toneladas.

La nave almiranta de Ochoa de la Sierra , de quinientas y diez toneladas.

La nave de Ochoa de Capitillo, de seiscientas y treinta toneladas.

La nave de Juan Despila, de cuatrocientas y cincuenta toneladas.

La nave de Domingo de Urdaide, de cuatrocientas y cincuenta toneladas.

La nave de Jacobe de Jáuregui, de trecientas y veinte toneladas.

La nave de Juan de la Sierra, de doscientas y quince toneladas.

La azabra de Martin Ruiz de Villota , de cincuenta toneladas.

La azabra de Sancho de Ugarte, de cuarenta toneladas.

Otra azabrita de Castro, de hasta veinte y cuatro toneladas.

Una pinaza esquipada para servicio de la armada.

Las que van cargadas de lanas.

na

La nave del capitan Juan de Regoitia , de porte de seiscicntas y cincuenta toneladas.

La nave de Martin de Capitillo, de seiscientas y treinta toneladas.

La nave de San Pedro de Arbieto, de quinientas y cincuenta toneladas.

La de Juan de Navejas, de cuatrocientas y cincuenta toneladas.

La de Juan Debora, de doscientas y cincuenta toneladas.

La urca de Martin de Ochoa de Chavani, de ciento y cincuenta toneladas.

La nave de Juan de Jimeno, de ciento y diez toneladas.

La nave Juan de Basori, de ciento y cincuenta tonelacas.

La de Sancho de Vallecilla, de ciento y treinta toneladas.

El galeon de Martin de Jáuregui, de ciento y veinte toneladas.

El navio de Sancho de San Martin , de ciento y veinte toneladas.

La urca de Baon, flamenco, de ciento y treinta toneladas.

La nave de Domingo de Villaviciosa, de ciento y vein. te toneladas.

El galeon de Juan de Goicouria ; de ochenta toneladas.
El navío de Aparicio de Beurco, de ochenta toneladas.
El navío de Martin de Capitillo, de cincuenta toneladas.
El navío de Pedro de Berriz , de sesenta toneladas.
El navío de Domingo de Villota, de noventa toneladas.
El navío de Francisco de Uro, de ochenta toneladas.
El navío de Arnau del Hoyo, de ochenta toneladas.
El navío de Juan de Rivas, de setenta toneladas.
El navío de Hernando de Somado, de sesenta toneladas.
El navío de Juan de Somado , de sesenta toneladas.
El navío de Pedro de Bayona , de sesenta toneladas.

La azabra de Domingo de Villota , de cuarenta toneladas.

La azabra de Anton de Samano, de setenta toneladas.
El navío del capitan Verastegui, de setenta toneladas.

El navío de Bernardino Campuzano, de cincuenta toneladas.

La azabra de Pedro de Uro, de cincuenta toneladas. · El navío de Pedro Collado, de treinta y cinco toneladas.

El navío de Juan de Vallecilla, de cincuenta toneladas.

Despues han venido otras dos ó tres cargadas de grassa de Guipúzcoa.

• Los soldados que se han embarcado son los siguientes. En la compañía del mre. de campo Julian Romero, ciento setenta y nueve. . .'. . .

.
. .
.

1
179

En la compañía de D. Antonio de Muxica, ciento

cuarenta y seis. . . . . . . . . . En la de D. Márcos de Toledo, doscientos treinta y

siete. . . . . . . . . . . . En la de Alonso de Zayas, doscientos y dos. . . En la de D. Fernando de Saavedra, ciento cuaren

ta y nueve. . . . . . . . . . . . En la de Antonio de Guzman, trescientos y cin

cuenta. . . . . . . . . . . . .

237 202

149

350

1,263

Copia de la carta , que está escripta para CARPETA. } el duque Dalba del de Medinaceli , para en

| haciéndose á la vela..

Copia de carta del duque de Medinaceli DENTRO. ende i al de Alba. De á de 1572.

fArchivo general de Simancas. -Estado , legajo núm. 552.)

Por lo que escribí á V. S.* á x del presente por la via de Burgos, de que va aquí el duplicado, habrá visto, ó verá V. S. lo que se ofrescia y el estado en que quedaba mi embarcacion, y como habia ya enviado orden á las compañías que viniesen á embarcarse. Ellas empezaron a entrar aquí á 16 del presente, y á 19 quedaron todas en las naves , y no faltando ya mas que embarcarme yo y partir, pensando hacerlo al dia siguiente 20 del mismo, sobrevi. no el dia 19 un vendaval, que como V. S. sabe es en todo contrario en este puerto, con tantas aguas que duró con

« AnteriorContinuar »