Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ALVAR-LÓPEZ.

Llamábase antes de la Lechera. Lleva ahora dicho nombre porque en el año de 1589 vivía en la misma (collación de San Dionisio), Alvar López Ortiz de Gatica, visitador del Hospital de San Cristóbal, según del expediente de este Asilo benéfico consta.

Púsosele por acuerdo del Excmo. Ayuntamiento, fecha 22 de Abril de 1852; confirmando así el primitivo rótulo con que fué conocida, en memoria de aquel ilustre caballero; padre del célebre Obispo de Marruecos D. Sancho de Trujillo.-(Véase calle Algarve.)

Polanco en sus Registros refiere de Alvar López esta importante noticia: «D. Sancho de Trujillo y Gatica, hijo de Alvar-López Ortiz de Gatica, Alcalde de la Santa Hermandad por el Estado Noble, y de D.a Sancha Ponce de León su primera mujer, lo emancipa su padre (folios 307 y 12 vuelto) y le entrega su legítima materna (folio 319).»

Por ella vemos su ilustre descendencia, que unida a su cargo heráldico y de Visitador de San Cristóbal, lo hacían tan popular por su nobleza como por sus virtudes.

ANIMAS DE SAN LUCAS.

Antes se llamó sólo de Animas. Lleva dicho nombre por corresponder á la línea derecha de ella, la fachada de San Lucas, en que se halla la Capilla de las Animas de dicha Parroquia, muy bella por cierto, por el arco gótico que le da ingreso; y en que se conserva el sepulcro de las ilustres familias xerezanas de Gatica y Martinez de Cuenca.-(Véase calle de Animas en el Distrito de San Pedro.)

ARCO DEL CORREGIDOR.

Era el construido en un trozo de la antigua muralla, entre la casa del Corregidor (luego Audiencia), y el Cuartel de Milicias, poniendo en comunicación la plaza del Arenal con la de Pozuelo, hoy Monti.

Dicho arco se derribó en 1890. En él se veneró hasta 1868 la Virgen de la Salud, bellamente pintada en un cuadro al óleo, que hoy se conserva en la Parroquia de San Miguel en la Capilla de la Virgen del Pilar.

Los gastos de derribo importaron 2.533 pesetas con 25 céntimos.

Esta reforma fué aplaudida de todo el vecindario, por la amplitud que ha ganado la antigua calleja del Arco, verdadero depósito de inmundicias, por su especial situación. Al derribarse el arco por la parte del cuartel, descubriéronse restos de pintura al fresco, que acaso, serían ornato del precioso cuadro de la Salud en lo antiguo.

ARMAS.

Dice Portillo en sus Noches Xerezanas (notas del tomo 1.o), que data este nombre de la Casa de Armas construida en ella por la Ciudad y existente en el año de 1602 en el terreno de Propios contiguo al Alcázar, en que se hallan instalados hoy los Juzgados municipales y de primera instancia.

Igual origen le asigna Parada en el Resumen histórico que precede á sus Jerezanos Ilustres (pág. LXV). La ciudad en

1596, con motivo del saqueo de Cádiz por los ingleses, solicitó de Felipe II dos mil arcabuces, dos mil mosquetes é igual número de lanzas y coseletes; pidiendo al par autorización para labrar la Casa-Armeria, donde estuviesen depositadas, para distribuirlas en las ocasiones oportunas; dato que concuerda con aquellos, pero en que hay evidente error de fecha, pues de la relación de censos del Hospital de la Misericordia (autos referidos, diligencia del 6 de Septiembre de 1589), aparece pagar Ana Durante 800 maravedises por casa sita en la calle de las Armas; lo cual prueba haberse construido la Armería de la Ciudad mucho tiempo antes de esta fecha.

La obra de 1596 seria reforma de la Casa de Armas, construida, sin duda, en el primer tercio del siglo XVI, á virtud de Real Cédula de Carlos I, Madrid 27, 1516, que dispuso la construcción de dichas Casas de Armas para guardar las picas, espingardas y petos ó coseletes. (Véase Testimonios para la Historia, por el autor de este trabajo, parte 1.", página 111: folletines de El Guadalete, Septiembre de 1888.)

En escritura otorgada ante el Escribano público y del Ilustre Ayuntamiento en 17 de Julio de 1830, dicha Ilustrisima Corporación dió á censo reservativo redimible á don Francisco Pérez Cepero, de este vecindario, ciento dos varas superficiales de terreno, sitas en la calle de las Armas, formando esquina con las casas del susodicho y rinconada de la Noria de la Alameda por el capital de 1428 reales y por ellos 42 reales 28 maravedises de réditos anuales, que se obligó á pagar al caudal de Propios, en el dia de San Juan de cada año.

La rinconada de la Noria la ocupa hoy la casa calle San Agustin, esquina á la de Conde de Bayona, que pertenece á los herederos del conocido industrial y propietario señor D. Antonio Atané y Díaz, recientemente fallecido; y el terreno vendido es el jardincito contiguo esquina á la calle de las Armas, en la dicha calle Conde de Bayona, que tiene portada notable para su ingreso.

BASANTES.

Una parte de ella se llamó callejuela de Basantes, y plaza de los Palos.

Este nombre es corrupción de Basanta. En las relaciones de censos del Hospital de San Cristóbal se cita uno impuesto sobre casa calle de Basanta; y en la del Hospital de la Sangre se cita á D. Alonso de Basanta, que pagaba un censo á don Pedro Gaitán Churruchano por casa en la calle de Idolos. (Autos ya citados de 1589-93.)'

Al Archivo Parroquial de San Juan de los Caballeros debemos el origen de esta calle. En un cuaderno de los censos y tributos á favor de su fábrica, hecho en el pasado siglo, se contiene la siguiente nota:

«Ante Fernán López, en 2 de Agosto de 1563, f.° 582, de su protocolo, García Dávila y D.a Juana de Basanta, su mujer, y Alonso de Basanta, hermano de ésta, hijos de Gines de Basanta, se obligaron á pagar á la Iglesia referida 170 maravedises de tributo perpetuo, el dia de Todos Santos cada año, sobre unas casas en la collación de San Dionis, las cuales heredaron de su referido padre, y lindaban con las que habían sido de Jayme Sánchez, Pellejero, y entonces eran de don Fernando de Argumedo, y con otras de D. Francisco López de Palma, hijo de Juan de Palma y de Catalina López.»

Ahora bien, como la calle de Basantes (de los Basantas debiera ser), corresponde á la parroquia de San Dionisio, es innegable que la casa de Ginés de Basanta que en la nota anterior se menciona, es alguna de las sitas en dicha calle, que de ellos tomó su nombre, siendo hoy absoluto, ó sin relación el rótulo ó título, que antes fué de verdadera referencia indicativa.

Es de suponer fuesen de posición desahogada estos Basantas, y que también tuviesen bienes rústicos; pues en nuestro término, por el lado del camino de Lebrija, se conserva una haza que aún lleva el nombre de la Basantilla, nombre que no puede negar su origen.

También debemos consignar que el apellido de Basanta es muy antiguo, y tal vez de procedencia galaica; pues un privilegio de Alfonso XI á favor del Concejo de Vivero, fundado por Alonso el Sabio, el cual se expidió en Madrid á 22 de Septiembre de 1345 (Era de 1383), y del que hay copia autorizada en 1452 en el Archivo del Condado de Fuensaldaña, se cita á «Domingo Pérez Basanta, Procurador del Concejo de la nuestra Villa de Viuero». (Revista de Archivos : Año de 1873. Pág. 91.)

En unos curiosos indices de escrituras de 1512 á 1699, conservados en este Archivo por donación de D. Antonio Romero Morales, en el tomo 1.o del oficio io y año de 1559, letra G, se lee lo siguiente, que estimo debe transcribirse:

«Ginés de Vasanta, marido de Catalina de Virués y Orejón: partición de sus bienes entre Alonso de Vasanta y D.a Juana de Vasanta, sus hijos, f." 973.»

Cuya nota vemos confirma los datos suministrados por el Archivo Parroquial de San Juan de los Caballeros; así tam."

bién los corrobora este extracto de otra escritura antigua: : «Oficio de Escribanos, núm. 17, creado en 1570: Escrituras

de 1573, f.° 401.- Alonso de Basanta, marido de D. Catalina de Paz, hijo de D.a Catalina de Virués, hermano de Juana, y cuñado de García Dávila.-Aprobación sobre bienes indivisos de su madre.»

Por último, el cambio de Vasanta ó Basanta en Vasantes ó Basantes ya aparece hecho por los propios interesados en escrituras de 1595 y 1598, en que D. Ginés de Vasanta se dice ya D. Ginés de Basantes.(Oficio 10, tomo 1.9, folios respectivos 822 vuelto y 345 de los protocolos notariales de dichos años.)

« AnteriorContinuar »