Imágenes de páginas
PDF

ban ya en Zacatecas “treinta y cinco haciendas donde se manipulaban los minerales con el azogue, aunque Zacatecas esté tres veces mas distante de Pachuca que mo las antiguas minas de Tasco, Zultepeque y Tlapujahua. No parece que los mineros de Méjico siguen principios bastante fijos en la eleccion de los minerales que deben ir á fundicion ó á amalgamacion; se ve fundir en unos distritos las mismas sustancias minerales que en otros se cree no poderse trabajar sino por amalgamacion. Por ejemplo, los minerales que contienen muriate de plata son unas veces fundidos con el carbonato de sosa (tequesquite), otras van á la amalgamacion ya de patio ya de cazo; y frecuentemente solo la abundancia de mercurio, y la facilidad de proporcionárselo es lo que decide al minero en la eleccion del método que emplea. En general se considera preciso echar á fundicion los minerales secos muy ricos, los que contienen diez ó doce marcos de plata por quintal, el sulfate de plomo argentífero y los minerales compuestos de blenda y de cobre sulfúreo. Por el contrario se amalgaman con utilidad, los pacos ó colorados “ que no tienen el brillo metálico; la plata nativa sulfúrea, el rosicler, la plata ágria y la córnea; el cobre gris (fahlerz) rico de plata y todas las mimas secas que estan diseminadas en la matriz en partículas muy pequeñas. Los minerales que se destinan á la amalgamacion deben estar triturados ó reducidos á polvo muy fino para presentar el mayor contacto posible al mercurio. Esta trituracion en los arrastres ó tahonas de que ya hemos hablado es la operacion que se hace con la mayor perfeccion en casi todas las haciendas de laborío de Méjico. En ninguna parte de Europa he visto harinas minerales ósea lama (schlich) tan fina y de grano tan igual, como en las grandes haciendas de plata de Guanajuato, pertenecientes al conde de la Valenciana, al coronel Rul y al conde Perez Galvez. Cuando los minerales son muy piritosos, se los quema, ó al aire libre apilados sobre camas de leña, como en Sombrerete, ó ya reducidos en lama, poniéndolos en hornos de reverbero que llaman comalillos. Encontré varios de estos en Tehuilotepec, que tienen doce metros de largo, sin chimeneas, pero con dos fogones, cuyas llamas atraviesan el laboratorio. Con todo, esta preparacion química de los minerales se usa poco hablando en general; el gran volúmen de las sustancias que deben amalgamarse, y la falta de combustibles en la mesa de la Nueva-España, hacen la quema no menos difícil que costosa. La trituracion en seco se hace con unos mazos de los cuales trabajan ocho á un tiempo, y estan movidos por ruedas hidraúlicasó por caballerías. El mineral ya machacado, ó sea la granza, se pasa por un gran cuero agujereado, especie de criba; y esa granza se la reduce á harina muy fina en los arrastres ó en las tahonas, distinguiéndose estas en sencillas ó de marco, segun que tienen dos ó cuatro gruesos pedazos de pórfido ó de basalto, á que llaman piedras voladoras, que giran en un círculo de nueve á doce metros de circunferencia. Se colocan por lo comun en fila bajo un mismo soportal ó cobertizo doce ó quince de estas tahonas, y se las da el movimiento ó con agua ó con caballerías que se mudan de ocho en ocho horas. Una de estas máquinas muele en 24 horas 3oo ó 4oo hilógramos de mineral. La lama húmeda que sale de las tahonas se lava algunas veces nuevamente en los estanques de deslamar, cuya construccion se ha perfeccionado modernamente en el distrito de Zacatecas por el señor Garcés. Cuando los minerales son ricos, como en la mina de Rayas de Guanajuato, no se las reduce en las tahonas sino al volúmen de una arena gruesa, que llaman jalsonte y se separan por medio de lavaduras los granos metálicos mas ricos que se destinan á la fundicion, cuya operacion, que es muy económica, se llama apartar polvillos. Me han asegurado que cuando se destinan á la amalgamacion minerales de plata que son muy pobres de oro, se echa azogue en la pila sobre la cual dan vueltas las piedras de las tahonas : entonces se forma la amalgama aurífera al paso que se pulveriza el mine

* Descripcion de la ciudad de Zacatecas, por el Conde de santiago de la Laguna, p. 42.

Alvaro Alonso Barba, el arte de beneficiar metales, 1639, lib. 11, cap. iv. Felipe de la Torre Barrio y Lima, minero de San Juan de Lucanas, Tratado de azoguería (Lima 1738). Juan Ordoñez, Cartilla sobre el beneficio del azogue (Méjico 1758). Francisco Javier de Soria, Ensayo de metalurgía (Méjico 1784).

III. - IO

[ocr errors]

ral, y el movimiento giratorio de las piedras voladoras favorece la convinacion de los metales. No he tenido ocasion de ver esta operacion, que no se practica en Guanajuato *. En algunas haciendas de plata principales de Nueva-España, por ejemplo en Regla, no se conocen aun las tahonas; se contentan todavía con el uso de los mazos, y la lama que sale se pasa por cedazos y tolvas. Esta preparacion es muy imperfecta, porque el polvo de grano desigual y grueso se amalgama muy mal, y padece mucho la salud de los jornaleros con la nube de polvo metálico que está perpetuamente levantada en aquellos parages. La lama humedecida se lleva desde las tahonas al patio ó galera de la amalgamacion, que por lo comun está enlosada con baldosas de piedra. Se colocan las lamas en montones que figuran una torta, y este nombre dan al monton de lama humedecida que se deja expuesto al aire libre, y que muchas veces tiene de veinte á treinta metros de ancho y cinco ó seis decímetros de espesor. Para la amalgamacion en patio que es la mas usada en América, se emplean los materiales siguientes: la sal blanca, el magistral, ó sea sulfato de hierro y cobre, la cal y las cenizas vegetales. La sal que se gasta en Nueva-España es muy desigual en su pureza, segun que viene de las lagunas saladas que rodean el puerto de Colima á la orilla del mnar del sur, ó de la famosa laguna del Peñon blanco entre S. Luis de Potosí y Zacatecas. Esta laguna, que visitó M. Sonneschmidt, está situada al pie de una roca de granito á la falda de la Cordillera, y se seca todos los años por el mes de diciembre. Da anualmente para la Real hacienda cerca de 25o,ooo fanegas de sal tierra, y todas se venden para los patios de amalgamacion; siendo el precio de cada fanega, en el sitio mismo, medio duro. Los distritos de las minas de la intendencia de Méjico reciben sal de las costas de Veracruz y de las fuentes de Chautla; en Tasco cuesta la sal comun de Veracruz cuatro pesos el quintal.

* Aqui padeció equivocacion el autor, puesto que personas de aquel pais, é inteligentes en esta materia, aseguran que en Guanajuato se hace siempre asi la operacion, y todo el oro que aquella mina produce, se extrae asi. — (Nota del traductor ).

El magistral es una mezcla de cobre piritoso ó pirita (kupferkies) y de hierro sulfurado, quemado por algunas horas en un horno de reverbero, y enfriado lentamente; si se quema por mas tiempo, resulta un sulfato ácido de hierro y cobre mezclado con hierro oxidado en su maximum. Algunas veces”, bien que raras, los azogueros, que asi se llaman los operarios de la amalgacion, añaden á las piritas, durante su quema, la sal comun, de suerte que se forma sulfato de sosa y muriato de cobre y hierro. He visto tambien mezclar con el magistral tierras detinta ó de caparrosa, que son unas tierras ocraces que contienen el óxido de hierro en su maximum y sulfatos de hierro. En las minas del Real de Moran se echa mano, para

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »