Imágenes de páginas
PDF

curio sulfúreo en tres parages diferentes; á saber: en la provincia de Antioquía, en el valle de Santa Rosa al E. del rio Cauca; en la montaña de Quindiu, en el paso de la Cordillera central, entre Ibague y Cartago, al extremo de la quebrada del Vermellon, y últimamente entre el pueblo del Azogue y Cuenca, en la provincia de Quito. El descubrimiento del cinábrio de Quindiu se debe al zelo patriótico del célebre botánico Mutis, el cual en los meses de agosto y setiembre de 1786 hizo examinar á sus expensas por unos mineros del Sapo, la parte de la Cordillera granítica que se prolonga al sur, desde el Nevado de Tolima hácia el rio de Saldaña. La mina de mercurio sulfúreo no se encuentra solo en fragmentos redondeados, mezclados con pepitas de oro en el terreno de trasporte que llena la quebrada de Vermellon al pie de la mesa de Ibague viejo; es tambien conocida la veta de donde parece haber arrancado el golpe de las aguas aquellos fragmentos, la cual cruza la quebradilla de Santa Ana. Cerca del pueblo del Azogue, al NO. de Cuenca, se halla el mercurio, como en el departamento del Mont-Tonnerre,en una formacion de arenisca cuarzosa con basa de arcilla; cuya arenisca tiene cerca de 14oo metros de espesor, y encierra madera petrificada” y asfalto ó betun de Judea”. En las montañas de Guazun y de Upar, situadas al NE. de Azogue, hay una veta de cinábrio que atraviesa mantos de arcilla llenos de espato calizo y contenidos en la arenisca. Allí se descubren los restos de un cañon antiguo de 12o metros de largo, y once tiros muy inmediatos unos de otros. En aquella comarca se cree que esta mina se benefició antes que la de Huancavelica, y que se abandonó por haberse descubierto esta otra. Las sabias indagaciones de don Pedro Garcia, y las obras que el señor Vallejo, intendente de Cuenca, hizo ejecutar el año de 1792, no han probado que pueda beneficiarse con fruto la veta de cinábrio de Guazun. A cinco leguas de distancia de Popayan al NO., cerca de Zeguengue, hay una quebrada llamada del azogue, sin que se sepa el orígen de este nombre. En el Perú se encuentra el cinábrio cerca de Vuldivui, en la provincia de Pataz, entre la orilla oriental del Marañon y las misiones de Guailillas; al pie del gran Nevado de Pelagato, en la provincia de Conchucos, al E. de Santa Ana; en los baños de Jesus, en la provincia de Guamalies, al S.E. de Guacarachuco; cerca de Huancavelica, en la intendencia de este nombre; y cerca de Guaraz, en la provincia de Guailas. Segun los libros de cuentas hallados en la tesorería provincial de la ciudad de Chachapoyas (entre el rio Sonche y el rio Utcubamba), parece que al prin

*En Silcai-Yacu, entre Delec y Cuenca, hallé unos pedazos hermosos de 14 decímetros de largo.

“En Porche y en la falda occidental de la Sierra de Cogitambo. Me llamaron mucho la atencion las relaciones geológicas que presenta la formacion de la arenisca de Cuenca y de Azogue con las areniscas de las minas de Wolfstein y de Münsterappel, que visité en 179o, y que tambien contienen cinábrio.

cipio de la conquista, se beneficiaban minas de mercurio en las montañas poco elevadas que se extienden desde el Pongo de Manseriche hasta hácia Cajamarquillo y el rio Huallaga; pero, segun los informes que yo tomé mientras estuve en la provincia de Jaen, se ignora hoy totalmente donde estuvieron situadas estas minas. Las vetas de cinábrio de Guaraz se beneficiaron con algun fruto, en 18o2, sacándose de ellas hasta 84 libras de mercurio de cada monton de mineral de 15oo libras de peso. La famosa mina de Huancavelica, acerca de la cual se han hecho correr tantos errores, se halla en la montaña de Santa Bárbara, al S. de la ciudad de Huancavelica, á la distancia horizontal de 2316 metros (2772 varas). La altura de la ciudad sobre el nivel del mar es, segun Le Gentil”, de 3752 metros, y añadiendo á esta altura las 8o2 varas que tiene de mas alto el pico de la montaña de Santa Bárbara que las calles de Huancavelica, se encuentra que la montaña tiene 4422 metros *. El descubrimiento de la

* Esta altura está calculada segun la fórmula de M. Laplace, suponiendo una temperatura de 1oo centígrados. Segun Le Gentil (Voyage aux Indes, t. 1, p, 76), la altura media del barómetro en Huancavelica, es de 18 p. 1, l. 5. En el manuscrito de M. Mothes, esta altura está estimada en 18 p. 7 l., lo que no daria mas que 1814 toesas ó 3535 metros de elevacion absoluta. La plaza mayor de Micuipampa, en donde hallé el barómetro de 18 p. 4 l., 7, estaria segun eso 84 metros mas alta que el nivel de las calles de Huancavelica (Recueil d'Observations astronomiques , vol. 1.

“Esta medida, contra la que Kirwan ha opuesto algunas dudas (Trans actions of the Irish Acad., t. vIII, p. 32), concuerda perfectamente con el aserto de Ulloa, que refiere haber visto mantenerse el barómetro en el fondo de la mina de Hoyo Negro, á 17 p. 2 l., 2; de lo que se puede concluir que el fondo de la mina estaba entonces, á 2 195 toesas ó 42 o8 metros de altura sobre el nivel del Océano. (Ulloa, Noticias americanas, pág. 279.) He aqui un tiro en el cual trabajaban los mineros en un punto 5oo metros mas alto que el pico de Tenerife. En el Cerro de Hualgayoc, he visto cañones cuya altura absoluta pasaba de 4o5o metros, y cuya temperatura (Mina de Guadalupe y Mina del Purgatorio) era de 14"3 y 19o6 centígrados, cuando el ambiente tiene una temperatura media de 7°8, y cuando

grande mina de mercurio se atribuye generalmente al indio Gonzalo Abincopa, ó Navincopa; pero es cierto que viene de época muy anterior al año de 1567, puesto que los Incas se servian ya del cinábrio (llimpi) para sus afeites, sacándolo de las montañas de Palcas. El laborío de la mina del cerro de Santa Bárbara, por cuenta de la corona, no comenzó sino en el mes de setiembre de 157o, poco mas ó menos, el año en que Fernandez de Velasco introdujo en el Perú la amalgamacion mejicana. El azogue, en las inmediaciones de Huancavelica, se encuentra de dos modos muy diferentes, en mantos y en vetas. En la gran mina de Santa Bárbara está encerrado el cinábrio en un manto de arenisca cuarzosa, que tiene cerca de 4oo metros de grueso, y su direccion h. 1o- 1 1 de la brújula alemana, con una inclinacion de 64° hácia el occidente. Esta arenisca, análoga á la de los contornos de Paris y de las montañas de Aroma y Cascas en el Perú, se parece al cuarzo puro. La mayor parte de las muestras que yo he podido examinar en el gabinete geológico del baron de Nordenflycht, casi no presentan basa arcillosa. La roca cuarzosa que contiene los minerales de mercurio forma un manto en una brecha caliza, de la cual no está separada en su respaldo alto y bajo sino por una capa muy delgada de arcilla apizarrada (schieferthon) que se ha confundido muchas veces con la pizarra ó esquita primitiva. La brecha está cubierta con una formacion de piedra caliza secundaria, y los fragmentos de calizo compacto engastados en la brecha parecen indicar que toda la masa de la montaña de Santa Bárbara descansa sobre la roca caliza alpina. En efecto se descubre esta última roca (alpenkalkstein) á la falda oriental de la montaña, cerca de Acobamba y de Sillacasa; se la encuentra tambien á grandes alturas; es azul agrisada, y cortada por gran número de vetitas de espato calizo. Ulloa observó en ella, el año de 1761, conchas petrificadas “ á la altura de mas de 43oo metros. M. de Nordenlycht ha descubierto tambien pectinitas y cardios en un banco de conchas, entre los pueblos de Acoria y de Acobamba, cerca de Huancavelica, á una elevacion 8oo metros mayor que la del banco de nummulitas que encontró M. Ramond en la cima del Monte Perdido.

las aguas de las minas tienen en estos mismos sitios 11°2. 8

* Tambien las hemos hallado en la loma de los Andes, cerca de Montan y Micuipampa. (Géographie des plantes, p. 127.) Véase sobre conchas pelágicas, ó sean marinas, observadas á grandes

III. 14

« AnteriorContinuar »