Imágenes de páginas
PDF

1556. Por consiguiente nos queda por inquirir cual es la cantidad de plata que dieron aquellas minas antes de aquella época. Importa tanto mas el examinar este punto, cuanto se cree con fundamento que los primeros años siguientes al hallazgo de las vetas fueron los que han dado riquezas mayores. Ulloa “ cita un libro publicado en 1634 por don Sebastian Sandoval y Guzman, con el título de Pretensiones del Potosí, en el cual indica el autor cual fue el quinto pagado, desde 1545 hasta 1633. No he podido, por mas diligencias que he hecho, adquirir esta obra mientras estuve en el Perú; y no conociendo los datos parciales que encierra, no puedo valerme sino de los datos que ofrece el astrónomo español. Este trabajo es tanto mas necesario, cuanto lo que dijo Ulloa fue repetido por Raynal “ y por todos los demas escritores que tratan de la porcion de oro y plata traida de América á Europa, en los primeros años de la conquista. Segun Sandoval, el quinto pagado en las cajas Reales de Potosí, fue, un año con otro, en los años de 1545 á 1564, de cuatro millones de pesos de 13+ reales de plata; desde 1564 á 1585, de 1,166,ooo pesos; de 1585 á 1624, de 1,333,ooo pesos; y de 1624 á 1633, de 666,ooo pesos. Estos números, desde el año de 1564 hasta 1633, no van demasiado conformes con las sumas anuales anotadas en los estados precedentes, siendo las diferencias, unas veces en mas y otras en menos; pero especialmente acerca del quinto de cuatro millones de la época anterior al año de 1564, es sobre lo que pueden suscitarse dudas muy fundadas. Si esta suma fuese exacta, el producto de plata extraido de las minas del Potosí y registrado en las cajas reales hubiera sido, en los 19 años, desde 1545 á 1564, de 641,25o,ooo pesos mejicanos, reduciendo los pesos de 13 reales á los de 8 realés. Por otra parte, consta por documentos de oficio que poseo, que el producto fue, en los ocho años, desde 1556 á 1564, de 28,25o,ooo de estos mismos pesos mejicanos. Por consiguiente resultaria, que durante los primeros once años, desde 1545 á 1556, habria dado el cerro del Potosí, en plata de que se pagó el quinto, 6 13 millones de pesos, ó, unos años con otros, 55,726,ooo pesos, que equivalen á6,556,ooo marcos de plata. Este producto, tan extraordinario, no tiene sin embargo nada que se pueda tener por imposible. Podria causar admiracion el ver que una sola montaña del Perú haya podido dar dos ó tres veces mas plata que todas las minas de Méjico juntas; pero las ideas de riqueza no son sino ideas relativas. Seria posible que algun dia se descubriesen en el centró del Africa algunas montañas, que en cuanto á abundancia en metales preciosos, fuesen respecto de las cordilleras, lo que estas, son respecto de las montañas de Europa. La mina de Valenciana da anualmente seis ó siete veces mas plata que la Sajonia entera, y solo la veta de Guanajuato,

- * " Noticias americanas, Entretenimiento, xIv, S. xvn, pág. 256.

* Histoire philosophique (edic, de Ginebra, 178o), tom. 11, pág. 229.

*,

si se travase en todo su hilo, podria dar por año mas de dos millones de marcos de plata. Hemos observado mas arriba que de la veta negra del Sombrerete, en un trozo de 3o metros de largo, se extrajeron en cinco meses mas de 7ooooo marcos. Si traemos á la memoria las masas de plata nativa, rosiclér, y sulfúrea, descubiertas en nuestros dias en Huantajaya, en el Perú, como tambien en Batopilas y Real del Monte, en Méjico, se concibe cuan prodigiosa cantidad de plata puede producir un criadero en las cordilleras de los Andes, cuando la abundancia de productos se encuentra reunida á su riqueza intrínseca. Asi pues, no es la enorme cantidad de plata que se supone haberse sacado en los primeros once años, la que me hace poner en duda el testimonio de Sandoval, sino la contradiccion que se encuentra entre este testimonio y otros hechos históricos bien averiguados. Ulloa, Robertson, Raynal y los redactores de la Enciclopedia metódica no pararon la atencion en un pasage de la crónica del Perú, escrita por Pedro Cieza de Leon. Este autor, que escribe con aquella admirable sencillez que es comun en todos los viageros de los siglos xvo y xvo, se propone dar á sus compatriotas alguna idea de la prodigiosa riqueza de la montaña del Potosí. Hallábase en estado de hacerlo tanto mas cuanto habia estado allí, en 1549, es decir, cuatro años despues del primer descubrimiento de aquellas célebres minas. Refiere lo que él mismo habia visto, cuando Sandoval habla de una época de la cual disIII e 17

taba ya 89 años. Si puede sospecharse algun error en

los números anotados por Cieza, mas debe creerse que

pequen por demasiado grandes, porque un viagero

que trata de llamar la atencion, y espera admirará

sus lectores, es naturalmente inclinado á la pondera

cion. Examinemos ahora lo que refiere el historiador

del Perú “: « La riqueza del Cerro del Potosí es en

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

tal manera superior á todo lo que se ha visto en otros tiempos, que para dar á conocer la grandeza de sus minas, voy á describirlas tales cuales las he visto con mis oios, cuando pasé por Potosí, en 1549, siendo corregidor de la ciudad el licenciado Polo, En la casa de este estaban las cajas reales con tres llaves. S. M. recibia todos los sábados de 25 á3o y algunas veces hasta 4o,ooo pesos. Entonces se quejaban de que las minas iban mal, cuando el quinto no pasaba de 12o,ooo castellanos al mes. Sin embargo, toda esta plata era la de solos los cristianos, pues los indios robaron mucha que no fue registrada: asi es que, en ninguna parte del mundo hay una montaña mas rica, y en ninguna parte príncipe alguno ha sacado tantas rentas de una sola ciudad, pues, desde 1548 hasta 1551, el quinto ha dado al rey mas de tres millones de ducados.»

Para comprender este pasage, que encierra tres dis

tintas valuaciones, es preciso recordar que los pesos

de aquel tiempo, y á lo menos hasta 158o ”, eran una moneda imaginaria de 48o maravedis, al poco mas ó menos de 13 + reales de plata mejicana. Cada marco de plata contenia 5 % de estos pesos; cinco de ellos formaban seis ducados de á 11 reales. Resulta de estos datos que contando el quinto, segun Cieza, de 3o,ooo pesos por semana, y de 12o,ooo castellanos por mes, era el producto total de las minas del Potosí, en plata registrada, el año de 1549, ó de 1,549,ooo ó de 1,44o,ooo marcos. Segun el mismo autor, este producto total no ascendia, un año con otro, desde 1548 á 1551, sino á7,o31,ooo pesos mejicanos de á ocho reales de plata, que representan 827,ooo marcos. Esta suma no conviene con mucho con la relacion de Sandoval y Ulloa; pero concuerda muy bien con el quinto de los años por los que empieza nuestro primer estado. Podria quedar la duda de si Cieza habla efectivamente de la totalidad de los derechos reales percibidos desde 1548 hasta 1551, ó si afirma que durante esta época era el quinto de tres millones de ducados al año. En este último caso, el producto anual hubiera ascendido á 2 1,o93,ooo pesos mejicanos ó 2,481,ooo marcos de plata, suma á la verdad bastante fuerte, pero muy distante todavía del cálculo de Ulloa y de Raynal. Yo me inclino á creer que el historiador del Perú no valua en tres millones de ducados sino la suma total de los quintos de cuatro

* Cieza, Crónica del Perú, cap. cvIII (edic. de 1554), pág. 26r.

“ Garcilaso, Comentarios Reales, tom. 1, en el segundo prefacio, que se intitula, Advertencias acerca de la lengua general del Perú;

y tom. 11, pág. 51.

« AnteriorContinuar »