Imágenes de páginas
PDF

tervenido por nadie, tiene bajo sus órdenes un minero, tres sotomineros y nueve mandónes. Estos gefes visitan diariamente las obras subterráneas, conducidos por hombres " que tienen una especie de silla á la espalda y á los cuales dan el nombre de caballitos.

Daremos fin á esta noticia de la mina de Valenciana, presentando en un estado comparativo la situacion de este laborío mejicano y el de la célebre mina de Himmelsfürst **, sita en el distrito de Freiberg. Creo poder lisongearme de que esto llamará la atencion de los que consideran el estudio de la administracion de las minas como objeto importante de la economía política.

* Acerca del modo extraordinario de viajar á lomo de hombre, véanse mis Vues des Cordilleres, lámina v.

** Todo cuanto en el estado siguiente dice relacion con esta mina, que yo visité varias veces, en 1791, está sacado de la obra de M. Daubuisson, t. III, p. 6 á 45.

ESTADO

coMPARATIVO DE LAS MINAS DE AMÉRICA CON LAs DE EURoPA.

[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]

En 18o3 se contaban en todo el distrito de las mimas de Guanajuato cinco mil entre mineros y operarios destinados al apartado, á la fundicion y á la amalgamacion; 1896 arrastres ó máquinas para reducir á polvo los minerales, y 14,618 caballerías destinadas á mover los malacates y á triturar en los sitios de amalgamacion la lama. Los arrastres de la ciudad de Guanajuato muelen, cuando hay abundancia de azogue, 1 1,37o quintales de mineral por dia. Teniendo presente que el producto en plata es anualmente de quinientos á seiscientos mil marcos, se ve nuevamente con este dato cuan corto es el contenido medio de estos minerales.

Al concluir la descripcion del Real de minas de Guanajuato, voy á anotar aqui algunas consideraciones mas generales acerca de la naturaleza y la edad de las formaciones. No habiendo permanecido mas que un mes en este sitio notable bajo dos aspectos, á saber, por la riqueza de su criadero de minerales, y por la constitucion geognóstica de sus montañas, será menester que muchos de mis primeros tanteos sean rectificados por los hábiles mineros que se hallan reunidos en el dia de hoy en la Valenciana, en Rayas y en Villalpando. La famosa veta de Guanajuato que ha producido, un año con otro, desde 1786 hasta 18o3, la cantidad de 556,ooo marcos de plata, atraviesa la pizarra ó thonschiefer de transicion. Esta roca pasa en sus capas inferiores, en la mina de la Valenciana (que está 932 toesas mas alta que el mar) á la pizarra talcosa, y yo la he descripto en la primera edicion de esta obra como situada en el límite de los terrenos primitivos y intermediarios. Un examen mas profundo de las relaciones de posicion que yo habia notado estando allí mismo, y la comparacion de los bancos de sienita y de serpentina que se han descubierto al cruzar el tiro general de la Valenciana, con los bancos que estan intercalados en los terrenos de transicion de Sajonia, la Bochetta de Génova y del Cotentin, me hacen tener hoy por cierto que el thonschiefer de Guanajuato pertenece á las formaciones intermediarias mas antiguas. Yo no sé si la posicion de sus capas es paralela y concordante con la de los granitesgneis de Zacatecas y del Peñon blanco, sobre las cuales probablemente descansan; porque no se ha observado todavía el contacto de estas formaciones: pero en el llano central de Méjico casi todas las rocas porfiricas siguen la direccion general de la cadena de las mons tañas (N. 4oo—5 o"O). Esta concordancia perfecta (Gleichförmigkeit der Lagerung) se observa entre el gneis primitivo y los thonschiefer de transicion de la Sajonia (Friedrichswalde, valles de Müglitz, Seidewitz, y Lockwitz); y prueba que la formacion del terreno intermediario ha sucedido inmediatamente á la de las últimas capas del terreno primitivo. En los Pirineos, como lo observa Charpentier, se halla el primero de estos dos terrenos en posicion diferente (no paralela) y algunas veces en posicion transgresiva con el segundo (übergrefende Lagerung). Con este motivo recordaré que el paralelismo ó no paralelismo entre la estratificacion de dos formaciones consecutivas no basta por sí solo para decidir la cuestion de saber, si las dos formaciones deben estar ó no reunidas en un mismo terreno primitivo, intermediario, secundario, ó de tercer órden: el conjunto de todas las relaciones geognósticas es el que puede decidir el problema. Fl thonschiefer de transicion (UebergangsThonschiefer) de Guanajuato, está ordenado en stratos muy regularmente (direccion N. 46°O.; inclinacion 45" al S.O.), y la forma de los valles no tiene ninguna influencia en la direccion y la inclinacion de las capas. Distinguense en él tres variedades que podrian indicar como tres épocas de formacion: un thonschiefer plateado y esteatitoso, que pasa á la pizarra talCOSA (tal/schiefer); lln thonschiefer verdoso, de un brillo de seda, que se parece á la pizarra cloritada; y en fin un thonschiefer negro, de hojuelas muy delgadas, sobrecargado de carbon, que empuerca los dedos como la ampelita y la pizarra marnosa del zechstein, pero que no hace efervescencia con los ácidos. El órden con que he nombrado estas variedades es en el que las he observado, de bajo en alto, en la mina de la Valenciana hasta la profundidad perpendicular de 263 toesas; pero en las minas de Mellado, de las Animas y de Rayas el tonschiefer supercarburado (hoja de libro) se halla cubierto por la variedad verde y esteatitosa; y es muy probable que las posiciones que pasan á la pizarra talcosa, á la cloritada y á la armpelita, alternen muchas veces entre sí. Yo he encontrado esta formacion de thonschiefer de transicion con mas de 3ooo pies de espesor, en la montaña de Santa Rosa cerca de los Joares, en donde recogen los indios el hielo en unas pequeñas excavaciones hechas á mano. Contiene en capas puestas unas sobre otras no solo la sienita, sino tambien (y esto es muy notable) la serpentina y una pizarra anfibólica que no es la diorita (griinstein). Cavando en medio de la roca en el techo de la veta, se ha encontrado el tiro general Valenciana de alto abajo, á 94 toesas de profundidad, las capas siguientes: conglomerado antiguo, que representa en la serie de las rocas la arenisca roja (totes liegende); thonschiefer de transicion negro, carburado fuertemente, y de hojuelas muy delgadas; thonschiefer pardo-azulado, magnesífero, y talcoso; pizarra anfibólica, negra-verdosa, un poco mezclada de cuarzo y de piritas, que no tiene feldespato, ni pasa al grünstein, y semejante en un todo á la pizarra anfibólica (hornblendschiefer) que forma capas con el gneis y el micapizarra primitivos; la serpentina verde de prasa que pasa al verde aceitunado, de textura desigual, y de grano fino, en lo interior mate, resplandeciente en sus hendiduras, llena de piritas, y que carece de granates y de diallage metaloide

« AnteriorContinuar »