El salto del ángel. Palabras para comprendernos

Portada
Penguin Random House Grupo Editorial España, 2013 M10 23 - 736 páginas

Ángel Gabilondo nos invita a dar el salto a través de la palabra.

«Pensar no es un añadido más o menos exótico especialmente interesante para quienes no tienen otras ocupaciones. Es determinante para vivir en un horizonte de libertad.

El libro no deja de ser la propuesta de una serie de ejercicios de pensamiento que propician la acción. El salto del ángel se ofrece como aliento y compañía, como aliciente y como acicate, pero no para adoctrinar, antes al contrario para que cada quien incida en la elaboración ajustada que hace de su propia trayectoria. Porque todos lo necesitamos, nos necesitamos, para crecer juntos, para no dejar de recrearnos y de nacer».
Ángel Gabilondo

Siguiendo la poética de sus obras anteriores y con especial cuidado en la sensibilidad, la sensualidad y el afecto de los conceptos, Ángel Gabilondo nos invita a dar el salto y a cultivar la cultura -que es educación-, nos llama a la acción de la lectura, del ejercicio, del pensamiento y crea un espacio de comunicación libre. Una obra imprescindible para todos aquellos que creen que necesitamos palabras para comprendernos.

Reseña:
«Blog, pero no periodismo, ni crónica de actualidad ni "mucho menos" con carácter pendenciero, el de Gabilondo, como él mismo dice, quiere ser un libro de pensamiento que entiende la filosofía como una de vivir y de saber, saber acerca de cosas que no son ajenas a la vida de los ciudadanos».
Ángel Vivas, El Mundo

 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Términos y frases comunes

Acerca del autor (2013)

A Ángel Gabilondo Pujol le gusta decir que es de San Sebastián, y no sólo porque allí nació, aunque vive en Madrid, que es ya su ciudad. Es catedrático de Metafísica en la Universidad Autónoma de la que ha sido rector durante siete años. En la actualidad es ministro de Educación. Amigo de la palabra y de las palabras, aunque no sólo, las entiende en su dimensión más íntima y más pública. Ha colaborado en diversas revistas y medios de comunicación (La Vanguardia, Psychologies, La noche menos pensada de RNE#) y ha participado en conferencias, jornadas, seminarios, congresos y encuentros diversos. Ha publicado, ha traducido y ha editado numerosos textos, artículos y libros, pero insiste en que, aunque ama la escritura, no se considera escritor. Entre sus libros se encuentran los titulados Dilthey: vida, expresión e historia (1988), El discurso en acción (Foucault y una ontología del presente) (1990), Trazos del eros. Del leer, hablar y escribir (1997), Menos que palabras (1999), La vuelta del otro. Diferencia, identidad y alteridad (2001), Mortal de necesidad. La filosofía, la salud y la muerte (2003) Alguien con quien hablar (Aguilar, 2007), Contigo (Aguilar, 2009), Palabras a mano (2009) y Sin fin (Aguilar, 2011).

Información bibliográfica