Tumultos Y Rebeliones Acaecidos en México

Portada
Vda. de C. Bouret, 1907 - 261 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 171 - Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, islas y tierra firme del Mar Océano, archiduque de Austria, duque de Borgoña, de Brabante y de Milán, conde de Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona, señor de Vizcaya y de Molina, etc.
Página 171 - Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalem, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega...
Página 29 - Virrey, Gobernador y Capitán general de la Nueva España, y Presidente de la Real Audiencia que en ella reside, etc., cuya mujer estaba destinada a una grande y purísima amistad con nuestra monja.
Página 2 - IX. — El Clero de México y la Guerra de Independencia. Documentos del Arzobispado de México. X.— Tumultos y Rebeliones acaecidos en México. XI.'— Don Santos Degollado.
Página 168 - ... sin incurrir en pena alguna, usen todos de su derecho en conformidad de lo aquí contenido y declarado; y lo cumplan, so las penas que les están impuestas por dichas leyes y cédulas, y de privación de sus oficios y de quinientos pesos aplicados para la Cámara de Su Majestad y estrados de la dicha Real Audiencia, de por mitad, en que desde luego les doy por incursos y condenados, lo contrario haciendo. Y a los Nahuatlatos y otras personas de quienes se suelen valer dichas justicias en dichos...
Página 124 - Majestad, porque no se entienda somos rebeldes y negamos la obediencia a nuestro Rey y Señor, sino que estamos prontos a sus mandatos, como fieles vasallos; como se ha visto en que no ha sido rebelión ni alzamiento, pues se ha visto por experiencia que ningún vecino se le ha hecho vejación ni agravio, de los españoles, ni de los demás que viven entre nosotros, ni menos a nuestros ministros los religiosos de Santo Domingo...
Página 176 - Francisco de Montemayor de Cuenca la tomó en sus manos, besó y puso sobre su cabeza y obedeció con el acatamiento y reverencia debida. Y usando de la facultad que Su Majestad le concede, dijo: que declara por reservados del dicho indulto...
Página 182 - ... menos cálida la tierra. Fué Dios servido que el año pasado de 91 fuesen tantas y tan continuas las aguas en este país, que, además de temerse una inundación de la ciudad de México desde los primeros de mayo, bañada por todas partes de lagunas que la circundan, en que se recogen las aguas vertientes de las montañas que la rodean y ríos que de varias partes continuamente desaguan en su seno; además, digo, de esta aplicación en que nos hallábamos, nadan'do los maíces [llámanse en...
Página 87 - Y prosiguiendo á la ejecución de los medios que 98 le parecieron necesarios y eficaces para el sosiego de los indios, les despachó luego al Licenciado don Francisco de Jáuregui, presbítero de su Obispado, para que los suavizara y morigerara mientras llegaba, y con él les remitió una carta muy pacífica y amorosa...
Página 123 - ... todos, sin exceptuar los caciques, señores y principales de los pueblos; y fuera de esto más, era una vejación tan grande de repartimiento de mantas, que instituyó nuevamente, de mil quinientas cada mes, de una vara de ancho y cinco y media de largo, no habiendo tratado ningún Alcalde Mayor de hacerlo desde el día de hoy, por muchas provisiones reales que tenemos en nuestros archivos para ello, las cuales están obedecidas por las demás justicias para amparo nuestro, las cuales no quería...

Información bibliográfica