Imágenes de páginas
PDF

de ella Alfonto V., Rey de Aragón ^ pero no pudo conservarla. En la actualidad está baxo la dominación de los Genoveses, y sin embargo, cuenta siempre el Rey de España el título de estos dos Reynos. La Ciudad de Barcelona , Capital de la Cataluña , tuvo antiguamente sus Condes particulares 5 que dependieron dé la Corona de Francia desde el tiempo de Cario Magno, hasta San Luis;, quién renunció la Soberanía á este Condado , y á la Cerdeña , &c. Uno de estos Condes , llamado Raymundo Berenguér y casó con Petronila, hija, y1 heredera de Ramiro! el Monge , Rey* de "Aragón^ de suerte, que desde aquel tiempo la Cataluña fue unida á la Corona de Aragón, El Rey Luis XIIL quiso aprovecharse- de la coyuntura que le ofrecía la conjuración que se suscitó en Barcelona contra su Rey , el año de 1640, para hacer revivir los antiguos derechos de los Reyes de Francia sobre este Condado , pero el Rey de España ,¡ habiendo sujetado á .Barcelona, le devolvió el Mo-* Barca Francés el resto de la Cataluña,.

§. . X X LX.

Títulos de ^^Ostítúos- dependientes de ía Cororia de pcnlnta 7c Portugal, á saber Rey de Portugal, y de U corma de Algarve, Rey de las Indias Orientales, DoPortugal. minador de la Asia, y de la Africa.,; Cqto

no

no tienen ninguna realidad, y solo los conservan los Reyes de España por la omisión que padecieron los Ministros que dirigieron el tratado de Lisboa del año de 1668 , no hablo de ellos, por haber explicado ya su origen en el §. XIX, y siguiente del capitulo precedente. Habiendo reynado en España desde el Emperador Carlos V, la ra-, ma mayor de la Casa de Austria, los Reyes que descendían de este trono podían valerse de todos los títulos que tienen los Príncipes de esta casa; pero sin embargo se contentaron con los de Archiduque cíe Austria , Conde de Asbourg , de Tirol, y ■Principe de Suabia \ porque aquellos que dependen de los Reynos de Ungria, y de Bohemia, no podían pertenecerles por haberse incorporado mas tarde á la casa de •Austria $or¡ el casamiento de Fernando I, con la heredera de estos dos^ Reynos, ni tampoco el de Duque de Witemberg,porque Carlos V, cedió este Ducado á su hermano. Después de la muerte de Carlos II, ultimo Rey de España, de la familia Austríaca , habiendo sido elevado al trono un Príncipe de la casa de Borbon , ha unido los títulos insinuados á la corona de España$ y Felipe V , asi como su hijo Fernando VI, ,han hecho uso de ellos: Las circunstancias han sido las mismas en lo que concierne á los títulos de los Estados que dependen de la casa de Borgoña \ pues en virtud de des

R cen

Magestad.
Rey Católico,

cender de María, hija, y heredera de Carlos el Guerrero, ultimo Duque de Borgoña, contaban los últimos Reyes de España, los títulos de Duque de Borgoña, de Loitierts, de Brabante , de Limbourg , de Luxembourg, y de Gueldres , de Condes de Flandes , de Artois , de Borgoña, de Ainaut, y de Naniur; de Marqueses del Sacro Imperio , y Señores de Salins , y de Malins. Sin embargo de que los Monarcas Españoles no poseen una pulgada de tierra en todos estos payses, han conservado los títulos, ya porque en otros tiempos estuvieron unidos á la Corona de España, y ya también porque el Duque de Anjou pretendía la posesión de esta Corona , y ser heredero de los títulos insinuados, no en virtud del testamento de Carlos II, sino por el derecho de succesion que le correspondía por su abuela María Teresa, hija de Felipe IV, hermana de Carlos II, Rey de España, y muger de Luis XIV.

*/"3lntes que fuese instalado al imperio Carlos V, no se les daba otro tratamiento á los Reyes de Castilla, y de Aragón, ni á los demás Reyes de España que el dé Alté* za 5 pero desde aquella época , nadie les ha disputado el de Magestad. El título de Rey Católico fue antiguamente concedido al Rey

[ocr errors]
[graphic]
[ocr errors]

Recaredo en un Concilio de Toledo , en virtud de haber abjurado el Arrianismo para abrazar la fe Católica. Alfonso I, lo uso también cerca de ciento y cinqüenta años después, y en lo suecesivo fue confirmado, y concedido exclusivamente á Fernando, y á Isabel, por el Papa Alexandro VI. En fin ,el título de Rey de las Españas, se funda sobre que habia antiguamente dos Españas , á saber } la España Tarraconense, ó Citerior, y la España ulterior: La primera comprehendia la Tarraconense propiamente dicha , la Cartaginense , y la Galicia: La segunda incluía la Lusitania, y la Betica. Habiendo heredado los Reyes Christianos de Castilla todos los derechos de los Reyes Godos , y finalmente habiendo reunido todos los demás Rey nos, y Provincias Españolas á su Corona,, ;áe íitólah con mucha razón Reyes de las Españas. Los Reyes de Portugal les disputaron algún tiempo este título 9 y la Francia el de Duque de Borgo* ña 5 pero desde el siglo XVIII5 ya no se oyen semejantes disputas.

§. XXXL

Joiesde el año de 1388 , se da al Princi- rkuUs pe Real, el título de Principe de Asturias^ Vmaí los demás Principes , y Princesas se llaman Infantes. Antiguamente era electivo el reyno de España,y por consiguiente no entráis 2 ban

barí á ocupar el trono, los hijos de los mismos Reyes sin que precediese el consentimiento unánime de los Estados: (a) En el día es hereditaria la corona, sin que estén excluidas de esta distinguidísima prerrogativa las Princesas , (b) en deleito de los herederos varones, según las leyes fundamentales del Estado , y el orden general de succesion.

§. XXXII.

jxento, Según Monsieur Busquin, el estado en que de lis BsquA- se hallaban los Exercitos? y Esquadras Esdras. pañolas en el año de i f 5 5 , es el siguiente;

Qua

NOtAs (leí (a) Algunos Autores creen que h corona fue he redi-' Traduftor. taria desde el reyhado de Don Pelayo v ocios que fuá ele&iva hasta Don Ramiro el I, quien hizo coronar en vida á su hijo Don Ordoiio y ocros que hasta el Rey Don Ramiro, unas veces fue hereditaria , y ocrás¡ electiva \ cuya variedad de opiniones me contento cotí exponer á la consideración de los íeítores , sin atreverme á aventurar mi parecer por contemplar este asunto muy superior á mis limitadas luces,

(b) En tiempo de Felipe V , se arregló la succesion de la Monarquía , de suerte , que solo entran las hembras en defecto absoluto de Varón a no solo por linea reda,, sino también por transversal,, de modo , que si el Rey tiene hermanos , ó primos varones, no heredan las hijas, sino1 que vuelve al tronco hasta no hallar varon , como consta del decreto de 10 de Mayo de 1713» que es la ley fundamental del Reyno , hecha con parecer de los Consejos de Estado, y Castilla , aprobada en Cortes.

« AnteriorContinuar »