Imágenes de páginas
PDF

§. IV,

N todas las Provincias de un Reyno tan vasto , ni puede ser el mismo el clima, clima,) proni igual la fertilidad; pero se puede decir dm'mcs' en general , que el calor que se experimenta en la parte meridional es tan excesivo de dia , como el frió penetrante por la noche. Estas alternativas, de un extremo á otro en la temperatura del ayre , combinadas con la aspereza de la tierra , y su grande sequedad , verisímilmente son las causas de aquella falta de granos que se padece en la mayor parte de las Provincias de España, (á) La desidia del Pueblo es también una de las razones de esta escasez ; pues si consideramos que los granos deben llegar á su verdadera sazón en poco tiempo , como sucede en Egypto, en Africa , y en las Islas del Archipiélago, y si damos asenso á las relaciones de los Historiadores antiguos , que nos pintan la Es

pa~

(a) Desde la providencia que tomó e! Consejo de Nata deS abolir la tasa de los granos : desde que se han abierto TrAductor. una multitud de canales para el riego de los campos: y particularmente , desde que se concedió el año de 17¿? el permiso de hacer libremente el Comercio de granos , ha tomado un gran incremento la cultura de este fruto , del qual se cogerá dentro de pocos años con tanta abundancia , que tendremos (después de llenar nuestras necesidades) para vender grandes porciones á los Estra ngeros.

[graphic]

paña como un Pays abundante en granos, debemos atribuir ,1a adtual falta de éstos al abandono de la Agricultura, é indolencia de sus habitantes '(a), esta escasez de trigo 9 sin embargo , es reparada por las acertadas providencias que toma el Gobierno para traer de los Payses estrangeros este comestible de primera necesidad. En España , ni se coge con abundancia cáñamo y lino (ir), ni en general bastantes frutos, cuya cultura exige una penosa industria , y un gran trabajo , lo que confirma la opinión precedente $ pero en recompensa produce la España abundantemente todos aquellos frutos que no necesitan sino de un Sol ardiente para llegar á su perfecta ma~ "duréz.:, como las aceytunas , higos 9 almendras 9 ubas 9 limones , naranjas, grana

Notas del \ (a) Las causas de esta escasez de trigo no penden en Traductor* *a desidia de sus naturales , sino en la sequedad del Pays (como lo dexa anteriormente advertido el Autor) , en la tasa que se ponía en los granos , y en la prohibición de traficar libremente con este género ; pero estos tres obstáculos están removidos, según lo dexo insinuado en la an terior nota.

(b) Vive muy equivocado el juicioso Bielfél en asegurar, que no abundan en España los cáñamos, y linos; pues aunque es cierto que se puede aumentar muchísimo la cultura de estos dos preciosos ramos, es indubitable que se coge abundantemente de tales frutos , con especialidad de aquel en Aragón , y de éste en Castilla; los quales aunque no son tan largos como los que se 'crian en las Naciones Septentrionales , tienen una hebra mucho mas fina.

nadas (a), los quales venden los Españoles á los Estrangeros , después de haberlos reducido á almívares , á vinos, y aceytes. Se asegura,que de las pasas solo de las inmediaciones de Málaga se extrahe anualmente el valor de un millón y medio. También se coge en algunas partes del Reyno, aunque en pequeña cantidad, arroz,y azúcar: la España abunda de sedas, y provee á toda la Europa de aquellas lanas (b) , sin las que no se pueden fabricar los paños finos : las Provincias de Andalucía , de Cataluña , y Valencia , y asimismo las Islas Baleares proveen mucha sal marina , que los rayos del Sol cristalizan, por cuya razón puede venderse á un precio moderado. En las Provincias de Murcia, y Granada se coge , sobre la ribera del mar , una planta nombrada Cali (c), de la qual se saca una

I es

(*) Abunda también España de todo el género de frutas que puede desear el paladar mas melindroso. Notas

(¿>) La porción de lana fina que anualmente sale de Traductor España, está reputada en seiscientas mil arrobas. El número de cabezas del ganado trasuntante que cria este precioso género, asciende á tres millones y medio , é igual número se cuenta del ganado churro, cuya lana está prohibida extraher del Reyno.

(c) Además de esta planta , y de todas aquellas que necesita la humanidad para curar sus dolencias, de las quales abundan todos los prados , y montañas de la Península, hay otras várías que sirven de un grande auxilio á las Artes , 6 al Comercio , como son ; el zumaque , esparto , azafrán , algodón , anís, cominos , terebintos, pitas, rubia , grana , quermes, &c. &c. &c,

especie de sá!, que los Franceses la dan los nombres de Sosa , y de Barrilla , cuyos simples son necesarios para las Fábricas de Jabón , y de Vidrio. Sale todos los años de sola la Ciudad de Alicante una quantidad prodigiosa de dos especies de esta Sosa. Finalmente, los Caballos de Andalucía son muy estimados , y ponderados por todo el mundo.

[ocr errors][merged small]

J&iendo cierto que hay en España muchas montañas, no pueden menos de encerrar en su seno grande copia de metales preciosos, (a) Los Autores antiguos confirman esta opinión, pero desde que posee España

las

(a) Se puede formar concepto de las riquezas de las Minas Españolas , por la extracción que hicieron loe Cartagineses de estos metales preciosos , la primera vez que se avistaron en España, cuyo suelo les proveía con tanta abundancia la¡ plata 3 que después de llenar sus Navios hacían áncoras de este metal estimabilísimo. Después de los Cattagineses , entraron los Romanos á disfrutar de sus riquezas : los Gobernadores de la España volvían á Roma cargados de inmensos tesoros: Catón entregó en las arcas de la República veinte y cinco mil libras de plata en barras, ciento y veinte mil libras en moneda, y quatrocientas libras de oro : Helvio » Gobernador de solo Andalucía^ entregó treinta y siete mil libras de plata acuñada , y quatro mil en barras : Mínucio , en su Triunfo de España , llevó ochenta mil libras de plata «n barras 3 y trescientas mil acuñadas: Fulvio Flaco ilustró el suyo con ciento y veinte y q.uatro Coronas de oro , y

treíhhs Minas de Potosí, y de Chile, infinitamente mas abundantes, se ha prohibido trabajar las del Reyno , cuya inhibición es justísima por muchas razones políticas. Las Minas de fierro producen grandes utilidades , pero el Pays no provee bastantes (a) para llenar todas sus necesidades. Aunque se hallan también de plomo, estaño, bermellón , mercurio , alúm, cristal de roca, y piedras preciosas (b), éstas no son en grande quantidad. Los mares que rodean la España 3 y los ríos que la riegan, abundan de pescados$ pero la indolencia Española

12 tie

treinta y una libras de oro en barras , y ciento y setenta mil monedas del Pays: solo Galicia , Asturias, y Lusitania pagaban cada año de tributo al Imperio Romano sesenta mil libras de oro.

(a) Son muy abundantes en España las Minas de fierro ■■> pero aun quando no hubiera mas que la de Somorostro , era ésta capaz de proveer de metal de la ca- Traduñor, lidad roas exquisita á todas las Ferrerías del Universo, sin que jamás llegue á extinguirse , como lo decia Plinio , quien llamaba inagotable á esta Mina; aserción que ha justificado la experiencia , continuando aquella montaña después de 1700 años que vertió esta proposición dicho Autor , proveyendo vena con la misma copia que sino se hubiera extrahído de ella un quintal.

(£) Hay también zafiros, cornalinas, ágatas, granatas 3 calamina , cobre, azufre, cobalto finísimo , azabache , antimonio , carbón de piedra , vitriolo , amianto, variedad de gomas, é ingredientes para colores , canteras de mármoles, jaspes,-alabastros , pórfidos •, y en una palabra, dice Boules, que cree que hay en la Península piedras, y tierras de todas las especies que se hallan esparcidas por el resto del mundo.

« AnteriorContinuar »