Imágenes de páginas
PDF

tud, y 67° y 68° de latitud. Los mapas excelentes de Tanner se resienten todavía del antiguo error de 6o ó 7° en la boca del rio Mackensie. Me parece que este geógrafo coloca las montañas de roca demasiado al ueste en la lat. 60o á 65° con 2° á 3o de exceso,

lat. 55° 0° 3o'

mientras que «en los paralelos de 45° y 48°, teme haber puesto las montabas 3 grados mas el este que lo que se las pone generalmente. »

Confesemos, por otra parte, que todas estas longitudes de la cadena central, al norte de 5o°, son bien inciertas. No habiéndose hecho en estas regiones ninguna observación de distancias lunares, no hay otro apoyo sino las posiciones de Council Bluff y de los manantiales del Arkansas que están 10° á 12° mas al sur.. . ,

En cuanto á los países limítrofes de la NuevaEspaña, se ha echado mano para la Luisiana del excelente mapa del ingeniero Lafond; para los EstadosUnidos, del mapa de Arrowsmith, rectificado por las observaciones de Rittenhouse, Ferrer y Ellicot. Las posiciones de Nueva York y de Lancaster las ha discutido Oltmanns en una memoria científica que se ha insertado en el segundo tomo de mi Recueil d'observations astronomiques. En la misma obra se encuentran los materiales que han servido para describir la isla de Cuba. Seria superíluo entrar en mayores detalles sobre una parte que no es mas que un objeto accesorio de esté mapa. Muchos puntos situados en el interior de la isla de Cuba y en las costas australes, entre los puertos de Batabano y de la Trinidad, se han fijado por las observaciones astronómicas que he hecho en 18o i , entre los jardines del rey, antes de mi partida á Cartagena de Indias.

En el mapa de Méjico y de los países limítrofes, los puntos siguientes se fundan en las observaciones astronómicas que he hecho en la navegacion de Cumaná á la Habana, atravesando el banco de la Víbora , y ch la de Batabano al golfo del Darien.

[table]

Estas posiciones se han controvertido en el Recueil d'observations astronomiques que he publicado juntamente con el señor dé Oltmanns , volumen n. El cabo Morante, que segun Puységur se encuentra á los i70 57'45" de latitud, y á los 78°35'a3" de longitud, ha sido colocado por Poirson 5' de arco mas al E. Muchos mapas españoles justifican esta posición mas oriental.

En cuanto á la posición de la ciudad de Washington no nos ha parecido que debíamos adoptar la longitud que le asigna el Conocimiento de los tiempos para el año 1812 , y es de 78°57'3o" ó medio grado demasiado oriental. Si esta posición fuera exacta, los geógrafos de los Estados-Unidos tendrían que trabajar mucho para colocar á Baltimore y el cabo Hatteras. La ocultación de Aldebarán, del 21 de enero de , i 7g3, observada en Washington había sido calculada por Lalande, quien dedujo de ella, en efecto, la longitud de 5h 15' 5i "; pero M. Wurm * ha vuelto á hacer el cálculo y ha encontrado 5b 17' 16", ó 79o 19'o". Este último resultado está muy conforme con la observación de un eclipse de sol hecha por Ellicot, en 1791, en George-Town, cerca de Washington, al ueste , y que da 5b i7'4°"5 ó 79° 2 5' 9". Aunque generalmente hablando se haya echado mano del mapa de Arrowsmith para la parte oriental de los EstadosUnidos, se han hecho, con todo, algunas ligeras mudanzas con arreglo á las investigaciones de Ebeling y las noticias que Volney ha recogido en su viage al ueste de los Alleghanys.

* Zach, Mon. Corresp., i8b3 , nov., pág. 38a. WiHiam Lambert se fija, en*'los 79°i5'45" longitud acaso demasiado oriental, en atención á que Ferrer encuentra George-Town á 70o 25'j¡,"t

La costa del norueste de la América setentrional, desde el cabo de San Lucas hasta el de San Sebastian, se ha trazado conforme á las sabias investigaciones de Oltmanns, publicadas en su obra sobre la geografía del Nuevo Continente *. Se han tenido presentes las alturas tomadas por Vancouver y don Alejandro Malaspina: la longitud de la'isla de Guadalupe parece un poco dudosa. Un ukase de fecha de 1799 % dado en el reinado del emperador Pablo i°, declara que toda la costa situada al norte del paralelo de los 55° pertenece, al gobierno ruso. En este ukase la costa norueste se llama constantemente la costa nordeste de la ¿imé•rica, denominacion extraordinaria que se ha creido poder fundar en la circunstancia de « que desde el Ramtschatka, es menester navegar al este para encontrar la América.» (Storch's Russland, B. I, pág. i45, i63, 265, y 297.) • . •

Aunque los resultados en que se ha fijado Oltmanns en la gran lista de las posiciones, colocada al principio de nuestro Recueil d'observations astronomiques, no se diferencian sensiblemente de los que yo dejo establecidos mas'arriba, páginas 225—231,con todo será útil poner aqui las longitudes rectificadas de ocho puntos de las costas occidentales. * ,

* Oltmanns, Untersuchungen über die Geographie des Neuen Continents, (París, F. Schoell), Th. a, pág. 407. Recueil d'observ. astron.,yo\. II,

[graphic][merged small][merged small][merged small]

MAPA DEL VALLE DE MÉJICO, Ó DEL ANTIGUO
TENOCHTTTLAN.

Pocas regiones inspiran un interes tan vivo y variado como el valle de Tenochtitlan , porque este es el sitio de una antigua sociedad civil de los pueblos americanos. Grandes recuerdos no solo acompañan la existencia de la ciudad de Méjico, sino tambien y muy particularmente á • varios monumentos todavía mas antiguos, cuales son las pirámides de Teotihuacan, que -estaban dedicadas al sol y á la luna, y cuya descripcion queda hecha en el libro tercero de esta obra. Los que han estudiado la historia de la conquista gustarán buscar.en mi mapa las posiciones militares de Cortés y del ejército Tlascalteca. El físico contempla con interes la prodigiosa elevacion del suelo mejicano, aquellos rios que no vuelven' al mar, aquella forma ex

« AnteriorContinuar »