Imágenes de páginas
PDF

que sus operaciones no abrazan absolutamente mas que las costas setentrionales, y que hasta ahora no se han enlazado estas con las meridionales por una cadena de triángulos ó por el trasporte del tiempo. Por estos medios, ó por un gran número de observaciones correspondientes de satélites y de ocultaciones de estrellas, es como podrá resolverse el importante problema de la diferencia de longitud entre Panamá y Portobello. Llamo este problema importante, porque la longitud de Panamá es la que influye sobre la de el embocadero del rio Chepo, y por consiguiente sobre la posición de esta parte del golfo de Panamá que corresponde al meridiano de la punta de San Blas y del fuerte de San Rafael de Mandinga. No hay mas que mirar la configuración de las costas setentrionales y meridionales para convencerse fácilmente, que aunque la dirección media es al poco mas ó menos de este á ueste, sin embargo no son las latitudes solamente las que determinan la anchura del istmo. Según el mapa del depósito hidrográfico de 1817 . (Cuarta Hoja déla Prov. de Cartagena) el mínimum de la anchura del istmo de Panamá es lo mismo de i5' ó de 23,775 toesas, cerca de ocho leguas marítimas. El fondo de la bahía de Mandinga está indicado á los 90 28' de latitud, y no á los 90 9'.

¿ Cual es la altura de las montañas en el punto en que el istmo es mas estrecho ? ¿ Cual es la anchura del istmo en el punto en que la cadena de la montaña está menos elevada ? He aqui las dos grandes cuestiones que un gobierno ilustrado debe procurar se resuelvan, empleando para ello observadores experi^ mentados, que bastará se hallen provistos de un sextante , de dos cronómetros y de un barómetro. Nunca se ha hecho en el istmo de Panamá ninguna medida de altura, ni ninguna nivelación del terreno : ni en los archivos de Simancas, ni en los del Consejo de Indias, se encuentra ningún documento importante, capaz de ilustrar sobre la posibilidad de hacer canales de comunicación entre los dos mares. Asi es que no habría razón para acusar al ministerio de Madrid de haber ocultado cosas que jamas ha conocido mejor que los geógrafos de Londres y de París.

En el pequeño mapa del Choco * que presenta el canal abierto por el cura de Novita , atravesando un terreno llamado Boca chica, he notado como incierta la dirección de la costa que se extiende desde la punta de San Francisco Solano hasta el golfo de San Miguel. Seria de desear que se conociese mas exactamente la posición de Cupica ó Cupique, en donde el piloto español Goyeneche hizo su establecimiento.

■* . *'

V.

MAPA REDUCIDO DEL CAMINO DE ACAPÜLCO A MÉJICO.

Yo he levantado y dibujado este mapa itinerario al viajar por las costas del mar del Sur hasta la ciudad de Méjico,, desde el 28 de marzo hasta el 11 de abril.

* Atlas mexicain, pl. iv, n° vm , chap. II.

Mas arriba hemos dado ( pág. 19 ) el compendio de las observaciones astronómicas que han servido de base para hacerlo: este mapa presenta también los resultados de una nivelación barométrica,* las desigualdades del suelo de Anahuac; y las lineas de tierra cultivada cuya dirección está modificada por la elevación del terreno.

VI.

MAPA DEL CAMINO DE MÉJICO A DÜRANGO.

Como la llanura de la Nueva-España, que corre por la loma de las Cordilleras , es la parte mas poblada del reino, me ha parecido seria importante presentar en tres mapas itinerarios el pormenor del camino que va de la ciudad de Méjico por Zacatecas, Durango y Chihuahua á Santa Fe del Nuevo Méjico. Este camino de ruedas, llega hasta Durango y acaso mas allá de esta ciudad hasta una elevación de 2000 metros sobre la superficie del océano. Como me he valido para los mapas de rutas de otros materiales distintos de los que me han servido para hacer el mapa general del territorio de Méjico , debo dar aqui razón de la causa de las diferencias que se notarán en las diversas partes del atlas mejicano. En el mapa general he presentado, á imitación de d'Anville, Rennell y otros célebres geógrafos, los resultados que me han parecido mas probables después de hacer gran

* Véase mi Recnell d'observations astronomiques, tom. i.

número de combinaciones. Cuando no hay observaciones directas , es preciso suplirlas por medio de combinaciones , y con los artificios de una crítica ilustrada. Unos términos medios sacados de observaciones cuyos extremos se apartan considerablemente unos de otros pueden producir aproximaciones útiles. En tiempo de d'Anville, apenas existian en el Indostan algunos parages cuya posición estuviese astronómicamente determinada. Sin embargo, este célebre geógrafo , que no tenia para lo interior de la India sino unos itinerarios vagos, ha llegado, según el testimonio del mismo Rennell, á hacer unos mapas que deben sorprender á cuantos los \ean por su exactitud.

Al trazar los mapas del llano mejicano , con arreglo á simples diarios de ruta, hubiera sido peligroso alterar los puntos intermedios. El objeto principal de estos mapas es presentar un pormenor topográfico que no ha podido notarse en el mapa grande; y asi hemos tenido por conveniente no cambiar nada á los rumbos ni á las distancias indicadas por los ingenieros. Siendo conocidas las latitudes de los puntos extremos, el cálculo de los senos y cosenos de los rumbos observados, ha dado la diferencia de longitud y el valor de las leguas del pais. Estos resultados merecen bastante confianza, cuando muchas latitudes han sido rectificadas por medios astronómicos sobre la misma ruta, como sucede en el camino de Méjico á Durango. En este caso se ha usado del método de los navegantes, esto es, se ha corregido la estima por la latitud observada. M. Friesen, que reúne al talento de un dibujante distinguido una sólida instrucción en las matemáticas, ha tenido á bien encargarse de estos cálculos; y él ha sido también quien ha hecho, con arreglo á la proyección de Mercator, los tres mapas de caminos que contiene el atlas mejicano. No se encontrará en ellos diferencia notable del gran mapa, sino en la longitud de Santa-Fe, que según Rivera es de 107o 58', en lugar de 107° i3'; y en la latitud del presidio del Paso, que mi gran mapa coloca 8' mas al sur: este mapa presenta las posiciones que, según el estado actual de nuestros conocimientos geográficos , me parecen las menos erróneas, ya que no pueda decir las mas exactas. La escala de los tres mapas itinerarios es á la del mapa general = 3:2.

El mapa que presenta el camino de Méjico á Durango, por Zacatecas , está fundado en mis propias observaciones astronómicas y en los diarios de viage del señor de Oteiza. Entre Méjico y Guanajuato se ha añadido, á los nombres de los lugares, el número de toesas que el suelo de la llanura tiene de elevación sobre el océano según mi nivelación barométrica.

El cálculo pone la capital de Méjico al este de Zacatecas, según las rutas del señor Mascaró, 3° 45', y según las de Rivera Io 58'. Esta enorme diferencia prueba la incertidumbre de los rumbos en territorio de montañas y por caminos tortuosos. Hemos adop-: tado con el señor de Oteiza a° 35', que casi es el medio entre los resultados de los dos ingenieros. Durango

« AnteriorContinuar »