Partido Revolucionario Institucional, 1946-2000: ascenso y caída del partido hegemónico

Portada
Víctor Manuel Muñoz Patraca
Siglo XXI, 2006 M01 1 - 144 páginas
En el año 2000 el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cerró una etapa de su desarrollo histórico. La derrota en la elección presidencial de ese año fue la culminación de un proceso de transformación que paulatinamente había debilitado el enorme poder amasado durante decenios en que en que ningun partido político estuvo en condición de disputárselo. Los trabajos recogidos en este volúmen dan cuenta de distintos momentos en la vida del PRI en el poder; de cómo se da el tránsito de militares a legisladores; de los límites en las acciones reformistas de algunos de sus dirigentes, del poder acumulado por miembros de los sectores afiliados al partidoy, finalmente, de algunos casos esclarecedores de las condiciones en que se produjo la alternancia en el poder.

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Sección 1
7
Sección 2
11
Sección 3
44
Sección 4
67
Sección 5
70
Sección 6
93
Sección 7
111
Sección 8
113
Sección 9
116
Sección 10
119
Sección 11
124
Sección 12
129
Sección 13
142
Sección 14
Derechos de autor

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 19 - Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo.
Página 45 - Todo esto determina la magnitud del problema; pero la misma circunstancia de que quizá por primera vez en su historia se enfrenta México con una situación en la que la nota dominante es la falta de "caudillos," debe permitirnos, va a permitirnos, orientar definitivamente la política del país por rumbos de una verdadera vida institucional, procurando pasar, de una vez por todas, de la condición histórica de "país de un hombre" a la de "nación de instituciones y de leyes.
Página 14 - Todos y cada uno de los miembros de los cuatro Sectores que suscriben este Pacto se obligan, de manera expresa y categórica, a no ejecutar acto alguno de naturaleza político-electoral, si no es por medio del Partido de la Revolución Mexicana y con estricta sujeción a los Estatutos, Reglamentos y acuerdos emanados de los órganos superiores correspondientes.
Página 71 - Vivimos una situación de emergencia. No es tiempo de titubeos ni de querellas; es hora de definiciones y responsabilidades. No nos abandonaremos a la inercia. La situación es intolerable. No permitiré que la Patria se nos deshaga entre las manos. Vamos a actuar con decisión y firmeza.
Página 62 - ... intereses estéticos y morales. Con frecuencia dividida en grupos y facciones que profesan opiniones antagónicas, cada generación combina la guerra exterior con la intestina. Sin embargo, los temas vitales de sus miembros son semejantes; lo que distingue a una generación de otra no son tanto las ideas como la sensibilidad, las actitudes, los gustos y las antipatías; en una palabra: el temple.
Página 45 - Probablemente se podría establecer el "tipo ideal" de caudillos y caciques, considerando como características de los primeros una mentalidad urbana, una obra de alcance nacional, el cambio social, un programa, y el tránsito de la dominación carismática» a la legal. Los caciques, en cambio, representarían una mentalidad rural, una obra de alcance regional, el statu quo, una jacquerie, y el tránsito de la dominación carismática a la tradicional.
Página 76 - Manuel Bartlett Díaz, secretario de Gobernación; Alfredo del Mazo, secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal; Sergio García Ramírez, procurador general de la República; Miguel González Avelar, secretario de Educación Pública, y Carlos Salinas de Gortari, secretario de Programación y Presupuesto.
Página 46 - ... como características de los primeros una mentalidad urbana, una obra de alcance nacional, el cambio social, un programa, y el tránsito de la dominación carismática» a la legal. Los caciques, en cambio, representarían una mentalidad rural, una obra de alcance regional, el statu quo, una jacquerie, y el tránsito de la dominación carismática a la tradicional. Conforme a este criterio, Madero, Carranza y Obregón pueden considerarse caudillos; Villa y Zapata...
Página 74 - ... pueden cometer so pena de incurrir en el despotismo. La concentración de la autoridad revolucionaria, que promovió en su tiempo cambios radicales de estructura, generó después el surgimiento de organizaciones de clase que propician el tránsito a la civilidad y las primeras etapas del desarrollo. Una sociedad abierta exige hoy un partido leal a los intereses mayoritarios que encarna, pero también más ágil y competitivo, despojado de los lastres que incuba el ejercicio patrimonialista del...
Página 74 - Vicente Fuentes Díaz, Armando Labra, Severo López Mestre, Ifigenia Martínez, Janitzio Múgica, Porfirio Muñoz Ledo y Carlos Tello.

Información bibliográfica